8.9 C
Paraná
martes, julio 27, 2021
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Redes: “La foto de lo vierne”

    Fotos de la cotidianeidad, de lo sencillo, de lo insólito y hasta lo bizarro colman las redes sociales bajo este hashtag todos los viernes. La premisa de este proyecto colectivo es la participación de los usuarios con y sin experiencia en fotografía. MUY te cuenta el surgimiento de esta ola fotográfica que invade las redes de la mano de Mateo Oviedo y Jeremías Romero.

     

    Aldana Badano | Revista Muy Entre Ríos 

     

    Mateo Oviedo y Jeremías Romero son dos fotógrafos autodidactas que actualmente se desempeñan en la ciudad de Paraná.

    Mateo, nacido en Córdoba, vino hace ya varios años a vivir a nuestra ciudad y, bajo la tutela fotográfica de Pablo Merlo, comenzó a trabajar en el Diario Uno de nuestra ciudad.

    Jeremías, por su parte, nacido en Paraná, descubrió la fotografía y le cambió la vida. Actualmente trabaja en la Secretaría de Prensa de la Municipalidad de Paraná, donde día a día tiene la posibilidad de hacer fotos y explorar. Ambos coinciden en que la fotografía se aprende haciendo: “A prueba y error”.

    Estos dos artistas de las luces crearon el proyecto colectivo y participativo “La foto de lo vierne” bajo la premisa de publicar en las redes esas fotos que no entraban en los diarios o en las páginas oficiales por retratar la cotidianeidad, por salirse de tema, porque las personas retratadas no son políticos o funcionarios, sino que son lo que se ve cuando uno sale a andar las calles.

    Fue así que en septiembre de 2019 comenzaron a difundir el hashtag que aglutina estas publicaciones de la vida diaria.

    Actualmente la propuesta cuenta con más de mil fotos subidas por usuarios de diversas ciudades que buscan compartir su punto de vista de las calles, sus casas, sus mascotas, sus proyectos y hasta sus familias.

    La propuesta es simple: publicar una foto los viernes bajo el hashtag y etiquetar a la cuenta de Instagram, y listo.

    De esta manera los usuarios pueden ver en las historias de la página todas las fotos que responden a la consigna y de esta forma, no solo las redes se convierten en una especie de galería de arte virtual, sino que también se tejen redes entre fotógrafos y fotógrafas.

    “La premisa es contagiar la mirada fotográfica, el transitar la cotidianeidad más atentos a lo que sucede a nuestro alrededor y lograr una imagen que cuente algo, que tenga contenido”, comentan los fotógrafos.

    Frente al por qué de no titular las fotos, los precursores de la propuesta comentan que “poner un título a las fotos es como encaminar y hasta encasillar la interpretación”.

    Con el paso del tiempo fueron sumando publicaciones y la gente quiso saber de qué se trataba esta propuesta y quiénes están detrás, por eso es que desde hace tres martes consecutivos vienen proponiendo entrevistas en vivo por las redes sociales donde le preguntan a los fotógrafos de la ciudad sobre sus historias, pensamientos y, en síntesis, su forma de ver la vida.

    El espíritu de estos encuentros virtuales es pedagógico y con la intención de que en Paraná se cree una red de colegas que laburan la fotografía y aquellos amantes de este arte de dibujar con luz.

    En este contexto, agradecen la participación de los usuarios y, en especial, al emprendimiento gastronómico local “Cayó Amarillo” que brinda la comida para cada uno de estos encuentros.

    Ping pong fotográfico

     

    -¿Analógica o digital?

    -Digital

    -¿Color o blanco y negro?

    -Mateo no puede decidir por una, mientras que Jere elige las fotos a color.

    -¿Sol o día lluvioso?

    -Jere elije los días de sol pleno, sin nubes. Mientras que a Mateo le es indistinto.

    -¿Qué horario prefieren para hacer fotos?

    -Mateo elije la siesta. Para Jere, es indistinto.

    -¿Nikon o Cannon?

    -Mateo elije Nikon, mientras que Jere se inclina por, fuera de las opciones, Sony.

    -¿Raw o JPG?

    -Ambos contestan al unísono: Raw, como si se tratara de una obviedad.

    Lo más leído

    Agroclave