El CAER reclamó ante la Secretaría de Trabajo por el paro de judiciales

65
Autoridades del Colegio de la Abogacía se reunieron con funcionarios de la Secretaría de Trabajo y plantearon la preocupación por el conflicto que existe entre los trabajadores judiciales.

El Colegio de la Abogacía de Entre Ríos (CAER) solicitó al Superior Tribunal de Justicia que los tribunales entrerrianos vuelvan a funcionar con normalidad y que se encuentre una solución real al problema suscitado por el paro de los empleados judiciales. Las seccionales Paraná, Concordia y Gualeguaychú, a su vez, plantearon al CAER “exigir, con posiciones muy claras y contundentes, la restitución del servicio de justicia en forma inmediata y plena”.

Redacción EL DIARIO | [email protected]

 

En la nota, la entidad pidió formalmente “que no se continúe con la forma de prestación del servicio de Justicia conforme el Acuerdo Especial de fecha 21.05.21”. El pedido se fundamenta en la flexibilización de las medidas generales de restricción en cuanto a la circulación y trabajo en el ámbito productivo, económico y de servicio respetando todos los protocolos que la situación sanitaria amerita, habiendo los abogados/as respetado en todas sus formas, contando con protocolos propios aprobado por el COES Provincial y en cada una de las jurisdicciones de los departamentos judiciales.

Desde el CAER remarcaron que “a los fines de garantizar el servicio de justicia amparado por el art. 65 de la Constitución Provincial, es necesario la activación de la presencialidad, préstamos de expedientes, restablecimiento de audiencias, retiro de oficios, firma de poderes, producción de prueba, tener continua y efectiva capacidad de respuesta del servicio de justicia lo que implica un pleno ejercicio profesional de la abogacía y satisfacción de las necesidades de toda la comunidad”.

Insistieron con que “la medida de fuerza tomada por AJER, agrava la prestación del servicio de justicia en la provincia”, lo que llevó al Colegio de la Abogacía a convocar un mesa de diálogo, cursando invitación de todas las partes”. Respecto de ese encuentro, en el que participaron todos los actores vinculados a ese Poder, hubo un compromiso de “brindar el servicio de justicia con celeridad, pero resultando necesario para ello que el Poder Judicial como autoridad del Gobierno, dé una pronta solución a los reclamos de los empleados judiciales y magistrados de la Provincia”.

“El Colegio entiende que el ejercicio del derecho de huelga es el ejercicio de una libertad pública fundamental, como lo es el de brindar la tutela judicial efectiva de los derechos a los ciudadanos, también garantizada no solo en la Constitución Nacional, sino también en la Provincial. Por tanto y frente a esta situación que compromete y afecta diversos derechos, se hace necesario profundizar e intensificar todas las instancias de diálogo y negociación que fueren necesarias para arribar a una solución” finaliza el escrito.

AL COLEGIO. Mientras el Colegio de la Abogacía elevó una nota al Superior Tribunal de Justicia, las comisiones directivas de las seccionales Paraná, Concordia y Gualeguaychú dirigieron una nota al presidente del CAER, Alejandro Canavesio, en la que le solicitan “exigir, con posiciones muy claras y contundentes, la restitución del servicio de justicia en forma inmediata y plena”.

Las seccionales aluden a las medidas de fuerza decretadas por la AJER y llevada adelante por los trabajadores judiciales, consistente en un paro total de actividades durante siete días del mes de junio, con quite de colaboración y desconexión digital, y la amenaza de incrementarlas por tiempo indefinido; medidas que se suman a “un estado del servicio de justicia que viene muy retrasado y visiblemente resentido”.

En la nota hay referencias a las “gravísimas” consecuencias en la en la economía y la sociedad” que, interpretan, “imponen mayor responsabilidad y solidaridad de parte de quienes aún, y en condiciones muy dificultosas, podemos trabajar”.

Aluden también al “beneficio de los justiciables” y al “respeto al trabajo y esfuerzo de abogadas y abogados que hemos adaptado toda nuestra actividad y nuestros estudios con el único objeto de continuar brindando el mejor servicio posible en estas especiales circunstancias”.

En el escrito consideran que “las medidas adoptadas por la AJER, adolecen de una severa falta de solidaridad y oportunidad, circunstancia que irrita a una sociedad que ha padecido y padece los efectos de esta pandemia, y de la cual, los empleados judiciales parecen no pertenecer”. Teniendo en cuenta la disputa por la prórroga o no de la Ley de Emergencia provincial, cuestionan que “los abogados y abogadas de la provincia observamos con asombro y absoluta pasividad las diatribas y posturas de uno y otro sector, esperando y rogando que se pongan de acuerdo, es decir como meros espectadores y sin ningún tipo de injerencia en uno u otro sentido, porque en rigor de verdad y para ser francos, a ninguno de ellos parece importarles nuestra labor profesional”.

Si bien aclaran que la institución “ha tenido siempre una postura respetuosa de los reclamos sectoriales”, en esta oportunidad consideran que “el quite de colaboración absoluta evidencia una desmesura y total falta de racionalidad frente a la situación que toda la sociedad enfrenta, en donde justamente deben asumirse conductas de cierta comprensión y paciencia por el problema ajeno”.

Y haciendo eje en las medidas de acción de AJER, visualizan a la conciliación obligatoria como una medida “oportuna, legítima y necesaria, ya que evidentemente los esfuerzos de carácter conciliatorio hasta el momento no han tenido respuesta alguna”.

Al margen

AJER está llevando a cabo un paro de 48 horas en cada semana de junio. Este jueves 10 de junio fue la primera jornada que se completa este viernes.

En la Secretaría de Trabajo

Este jueves, el presidente del Colegio de la Abogacía de Entre Ríos, Alejandro Canavesio, y el secretario de la institución, Carlos Pacher, se reunieron con el secretario provincial del Trabajo Ángel Zacarías y con el director del organismo, Pablo Pagnone. En ese ámbito, plantearon la preocupación por el conflicto que existe entre los trabajadores judiciales.

“El gremio AJER ha decretado medidas de fuerza que, sumadas a la afectación parcial de la actividad judicial como consecuencia de las medidas sanitarias, afectan la tutela judicial continua y efectiva de los derechos de todos los ciudadanos, que garantiza el art. 65 de la Constitución”, expresaron en ese ámbito administrativo.

El Colegio entiende que el ejercicio del derecho de huelga es el ejercicio de una libertad pública fundamental, también garantizada en la Constitución que es el modo que la representación trabajadora de reclamar legítimos derechos. Por tanto y frente a esta situación que compromete y afecta diversos derechos, las autoridades manifestaron que ante el pedido de quienes están legitimados, STJER y/o AJER, ofrece una instancia de diálogo y conciliación en el ámbito de la cartera a su cargo, a todas las partes a quiénes afectan las medidas de fuerza en aras de profundizar e intensificar todas las instancias de diálogo y negociación que fueren necesarias para arribar a una solución.

El deber del Estado, promover la conciliación y el arbitraje como medios para la solución pacífica de los conflictos colectivos de trabajo, de acuerdo al art. 37 de la Carta Interamericana de Garantías Sociales, y la Secretaría de trabajo un ámbito insoslayable.

Desde el CAER les garantizamos a todos los matriculados y matriculadas que no cesaremos en la búsqueda de una solución adecuada que garantice los derechos de las partes y el pleno ejercicio de la actividad profesional. Por esto, durante la mañana de hoy se realizará además una presentación formal ante el Superior Tribunal de Justicia.