17.7 C
Paraná
sábado, junio 12, 2021
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Cerrito: un pueblo comprometido en vivir de manera más saludable

    A unos 54 km de la capital entrerriana, yendo por la Ruta Nacional Nº 12, se encuentra la localidad de Cerrito, un poblado de no más de 8.000 habitantes. Desde hace unos años se destaca en la geografía provincial por su impulso al desarrollo de acciones por un entorno más verde y saludable. En esta semana, comenzaron la campaña de recolección de aceite vegetal usado para evitar la contaminación del agua y del suelo.

    Mónica Borgogno | [email protected]

     

    A propósito del Día Mundial del Ambiente que se celebra cada 5 de junio, el Municipio de Cerrito ha lanzado en esta semana la campaña de recolección de aceites vegetales usados que consiste en la colocación de contenedores para una decena de comedores y rotiserías que hay en esta pequeña localidad. En los próximos días, tienen pensado hacer lo propio pero con “puntos limpios móviles” para que los aprovechen los vecinos de distintas zonas.

    Pero lo cierto es que esta es apenas una de las acciones que impulsa esta comuna que en el portal gubernamental invita con su lema: “Un lugar para vivir”.

    Asegurar la salud y la calidad de vida de los pobladores, es uno de los objetivos de las sucesivas gestiones municipales. Para ello, la Comuna viene poniendo en marcha una agenda ambiental local como política pública a largo plazo que incluye atender a la educación ambiental, promover la participación de la ciudadanía en la gestión de los residuos, en el cuidado y la preservación del arbolado urbano y gestionar las energías alternativas.

    En diálogo con EL DIARIO, Sebastián Azaad, asesor técnico del municipio y referente del área Ambiente hizo un repaso de lo que están desarrollando. “En 2007 se empieza a trabajar en materia ambiental junto al intendente Orlando Lovera, para trabajar con los residuos orgánicos y no solo con su aprovechamiento a través del compostaje sino con el apoyo de la Fundación Proteger, producir biogás. En el predio del ferrocarril en 2008 se hizo el primer biogestor que alimenta una caldera para agua caliente en esas instalaciones y para la cocina. Eso llamó la atención de otros municipios del país y de Latinoamérica, y se avanzó en una segunda experiencia en una escuela semirural en Pueblo Moreno. Con el gas de ese biodigestor se alimentaba un grupo electrógeno que da energía eléctrica para la pequeña sala de computación de los estudiantes”, puntualizó.

    Hacia 2012, Cerrito construye un tercer biodigestor ya con recursos municipales, de mayores dimensiones y capacidad para aprovechar los residuos orgánicos que se generan en toda la localidad y en 2014 se pone en funcionamiento. Con el biogás producido se nutre un equipo electrógeno y se ilumina el predio ambiental en el que está ubicado el biodigestor.

    Esta movida e inversión en energías alternativas, convirtió a la ciudad en la capital provincial del Biogás y en 2017 se hizo una Feria Nacional de Biogás con el aliento y trabajo conjunto con la Fundación Ecourbano, que muchos aún recuerdan.

    Ahora, qué podían hacer con los inorgánicos, se preguntaron. Así fue que en 2015 el municipio adquirió una planta clasificadora y todos los vecinos separan sus residuos de manera sistemática. “Esa recolección diferenciada se hace en toda la localidad. Una cooperativa de trabajo, llamada ‘28 de abril’, en su mayoría integrada por mujeres, trabaja en la planta clasificadora”, indicó Azaad.

    Consultado acerca del hábito o no de los vecinos por separar sus residuos, el responsable del área comentó que “cada tanto hay que reforzar la información y recordarles que los beneficios son para todos y en particular, para quienes trabajan y manipulan los residuos a diarios porque no es lo mismo trabajar con residuos secos que contaminados o con mal olor”.

    Crear conciencia

    Las visitas de los alumnos y docentes a la Planta recicladora y al Biodigestor ubicados en el Parque ambiental así como la creación de espacios verdes con plantas de Asclepias, para que se pueda visualizar y valorizar el desarrollo del ciclo completo de la mariposa Monarca y así contribuir a la recuperación de su hábitat o la plantación de árboles en distintos puntos de la ciudad, son otras iniciativas en sintonía con una ciudad “para vivir”.

    Si bien trabajan todo el año en pos del cuidado ambiental, en esta semana alusiva, el Intendente José Palacios, junto a Sebastián Azaad, entregaron los primeros contenedores de aceite usado a los locales gastronómicos de la ciudad, dando inicio al Programa de Recolección de Aceite Vegetales Usados (AVU). La propuesta consiste en que comedores y rotiserías coloquen dentro de los contenedores el aceite en desuso que queda como residuo y luego la Empresa RBA Ambiental lo retira para su procesamiento y transformación en biodiesel.

    Este trabajo se lleva adelante en forma conjunta con la Fundación Eco Urbano y la Empresa RBA Ambiental con el objetivo de realizar la correcta disposición de estos residuos para proteger la salud de los vecinos y el cuidado del ambiente.

    En los próximos días continuarán con la entrega de estos envases en los distintos comedores y rotiserías que completaron las planillas para incorporarse al programa.

    Los interesados en sumarse pueden consultar en el municipio de lunes a viernes de 7 a 13, o comunicarse al teléfono: 4890199. Además, próximamente se colocarán “Puntos Limpios” en diversos sectores de la ciudad para la recolección de aceites vegetales usados de parte de los vecinos.

    Para saber

    Cabe recordar que el AVU es el Aceite Vegetal Usado, es decir, todos los aceites utilizados en la cocina y que ya no son aptos para consumo. Esto incluye a los aceites de cocina usados, generados por restaurantes, industrias o por generadores domiciliarios, y también los aceites residuales de procesos industriales.

    Estos residuos si no tienen una correcta disposición final, traen graves problemas al ambiente: Contaminan las fuentes de agua, destruyen ecosistemas, obstruyen desagües cloacales y pluviales, generan inundaciones y colapsos del sistema.

     

    Un día especial

    El Día Mundial del Medioambiente es una fecha que ha ido cobrando cada vez más relevancia año tras año desde que se celebró por primera vez en 1974. Desde entonces, esta celebración se ha convertido en una plataforma global de difusión pública de información que ha recibido amplia resonancia en todo el mundo.

    Como es habitual, la celebración va acompañada de un eslogan, y este año el tema central elegido por la ONU es “Generación Restauración: Reimagina, Recrea, Restaura”, una invitación para que las personas reflexionen sobre la explotación y la destrucción de los ecosistemas de nuestro planeta. La organización destacó que el 50 % de los arrecifes de coral ya se han perdido y para 2050 podrían desaparecer hasta el 90 %, incluso si el calentamiento global se limita a un aumento de 1,5 °C.

     

     

     

     

     

     

    Lo más leído

    Agroclave