19.8 C
Paraná
domingo, septiembre 26, 2021
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    Notoria bajante del río en el puerto de Paraná

    Según el registro diario de la Prefectura Naval Argentina, el río este martes 8 de junio durante la mañana estuvo rondando los 70 centímetros y se espera que siga en bajante.

     

    REDACCIÓN EL DIARIO / [email protected]

     

    El río Paraná sigue bajando y la preocupación crece a lo largo de toda su cuenca. En Paraná la incertidumbre es muy grande, ya que todo parece indicar que se podría volver a repetir la bajante récord del año pasado.

    La semana pasada, el río se mantuvo en 1,11 metros, pero desde el domingo comenzó a bajar, llegando a estar ayer cerca de los 70 centímetros en la escala hidrométrica del puerto de Paraná. Según el registro diario de la Prefectura Naval Argentina, el río ayer durante la mañana estuvo rondando los 70 centímetros y se espera que continúe en bajante.

    Cabe recordar que hace una semana el río había mostrado un leve repunte luego de llegar a estar por debajo de los 50 centímetros los últimos días del mes de Mayo.

    El repunte que marcó la diferencia se hizo notar durante los días jueves y viernes  superando el metro en la escala hidrométrica de Paraná.

    La semana pasada, el río se mantuvo en 1,11 metros, pero desde el domingo comenzó a bajar y hasta ayer que se registro más de 40 centímetros menos.

    Según los últimos pronósticos del Instituto Nacional del Agua (INA), el curso de agua, hacia mediados de junio, podría rondar nuevamente los 50 centímetros.

    La bajante es producida fundamentalmente por las sequías del sur de Brasil.

    ANTECEDENTE. El año pasado se registró una bajante histórica que llego a ser la mayor de los últimos 50 años y es extraordinaria no solo por la baja del caudal y la altura, sino también por la persistencia teniendo en cuenta que el descenso general comenzó en julio de 2019, aproximadamente.

    Actualmente en Paraná la altura del río sobre el puerto local hace algunos días se mantiene cerca del metro, aunque según indicaron algunos conocedores esta variación en la escala hidrométrica es normal dependiendo de las lluvias que se puedan ir produciendo.

    EL DIARIO consultó a meteorólogos de la región sobre la situación que se sigue dando de bajante y sin miradas positivas con respecto a una posible recuperación del nivel del río.

    Si bien las bajas en los ríos de la provincia son menores a las habituales para esta época del año, son niveles históricos.

    PRONÓSTICO. Según indica el Servicio Meteorológico Nacional, el Pronóstico Climático para el invierno presentará las siguientes condiciones.

    Este tipo de pronóstico revela las condiciones medias que tienen mayor probabilidad de ocurrir en los próximos 90 días. Para este producto se considera que el comportamiento de las variables (lluvia y temperatura) pueden tener 3 categorías posibles: inferior a lo normal, normal y superior a lo normal.

    Sin factores que modifiquen la circulación atmosférica, cada una de estas categorías tiene la misma probabilidad de ocurrencia, pero cuando actúan forzantes atmosféricos, la ocurrencia de alguna de esas categorías se hace más o menos probable.

    Según indica el Servicio Meteorológico en base a esos estudios, el mes de Junio podría traer algo de lluvias en la segunda quincena, aunque julio será nuevamente un mes muy seco atravesado por el invierno y los intensos fríos que se pronostican.

    El escenario registrado a la fecha es similar al registrado en 2020, con una tendencia climática desfavorable que podría agravar la situación durante el otoño y el invierno, adelantaron al respecto desde el Instituto Nacional del Agua (INA).

    En tal sentido, desde el organismo ampliaron que continúa el escenario de déficit de precipitaciones sobre la cuenca de aporte directo contribuyendo al descenso de niveles y la disminución de caudales. La actual bajante se asemeja a la observada en junio de 2020.

    De acuerdo a la información meteorológica se esperan eventos de lluvia inferiores a lo normal, por lo tanto, permanecerían valores por debajo de lo normal, agravándose la situación en el próximo mes de julio.

    Pérdidas

    Los perjuicios económicos de la sequía se viven con intensidad desde el año pasado en rubros como la industria pesquera y el transporte de granos, al punto que este sector calculó sobrecostos de 240 millones de dólares durante la cosecha gruesa. A esto hay que sumar los costos en términos ambientales.

    Hace algunos días EL DIARIO entrevistó a algunos pescadores de la zona de Bajada Grande, quienes describieron la situación que está atravesando el río actualmente y si bien ellos no tienen demasiadas complicaciones para salir a trabajar, notan la bajante por los bancos de arena que empiezan a asomar nuevamente sobre el agua.

     

     

    Lo más leído

    Agroclave