El frío complica la situación de quienes padecen necesidades

81
La Municipalidad entregará 6.000 frazadas entre las personas con más necesidades.

Las frazadas se entregarán en el marco del programa Paraná se Abriga que implementa el Municipio conjuntamente con el Gobierno Provincial. En el CIC II hay alojadas 50 personas que están en situación de calle.

 

Redacción EL DIARIO | [email protected]

 

Junio comenzó con mucho frío y el pronóstico del tiempo anuncia que continuará igual en los próximos días. Las bajas temperaturas afectan a todos pero, sin duda, más aún a quienes atraviesan situaciones económicas difíciles. Por eso es necesaria la intervención del Estado para asistirlos.

En diálogo con EL DIARIO, Nicolás Mathieu, secretario de Desarrollo Social se refirió a los programas que en conjunto con el Gobierno Provincial, el Municipio implementa como asistencia con abrigo o alimentos.

FRAZADAS. En el marco del programa Paraná se Abriga, el Municipio comenzó con la entrega de 6.000 frazadas confeccionadas en el Taller Textil del Municipio en el CIC La Floresta.

“Ese programa comenzó el año pasado. Desde el Municipio se trabaja también con el Gobierno Provincial y el viernes comenzamos con la entrega de frazadas junto a la ministra Marisa Paira. Entregamos 400 frazadas a comisiones vecinales”, remarcó Mathieu.

“El convenio con la Provincia es que ellos aportan la mitad y el otro 50% lo produce la Municipalidad. Nosotros compramos la tela de polar y tenemos un taller en el CIC de La Floresta y por otro lado, las titulares del programa Potenciar Trabajo están confeccionando las frazadas a través del taller textil. Nosotros en Paraná tenemos una unidad ejecutora del Potenciar Trabajo, en las distintas unidades productivas hay taller textil y otras de producción de alimentos. Las titulares se inscriben y eligen dónde participar. Así se producen las frazadas en el taller de La Floresta y también la producción a través del Programa”, remarcó.

—¿Cómo se distribuyen las frazadas?

—El año pasado diseñamos un sistema de reparto de las frazadas a partir de las comisiones vecinales porque nos parece que es el canal más legítimo en cada uno de los barrios. Son quienes conocen las necesidades del barrio. Cada presidente de vecinal sabe a quién ya se les ha dado, quién la necesita, qué familia está necesitando. Es un trabajo articulado con las vecinales y también con los movimientos sociales. Estos días seguimos con las entregas y estamos trabajando con un total de 6.000 frazadas, entre las que se producen en el Municipio y las que aporta la provincia.

 

SITUACIÓN DE CALLE. Otra problemática que se profundiza en los meses de frío es la de personas en situación de calle. En los últimos meses se ha visto incrementado el número de quienes pasan sus horas en la vía pública. El año pasado, la Comuna habilitó la sede del CIC II Este para alojar a quienes no tienen un lugar para transcurrir durante las etapas de aislamiento.

“A los 16 días que asumimos, empezamos a acondicionar un espacio para alojar a la gente en situación de calle. Era uno de los temas que el Intendente nos marcó para que le demos atención. Ese espacio se formó en Defensa Civil. Allí se pensó un espacio para que 25 personas pudieran bañarse, comer y dormir. A partir del 20 de marzo cuando se dictó el aislamiento por la pandemia hubo que pensar en un refugio donde no sólo sea un lugar donde pudieran comer, dormir y bañarse sino también cumplir el aislamiento las 24 horas. Así nació ese dispositivo en el CIC II que sigue funcionando”, relató Mathieu.

—¿Cuántas personas hay alojadas en el CIC II?

—Han pasado más de 180 personas. Muchos de están de paso en Paraná, una o dos semanas. Están en el CIC y siguen su camino. Otros, están en el refugio pero no cumplen las normas. Les hacemos firmar ciertas normas de convivencia y cuando no las cumplen no se les permite la permanencia. A grandes rasgos es que no pueden tomar alcohol, no pueden consumir drogas o no pueden tener peleas. Son tres grandes puntos en los que hemos sido exigentes porque no podemos permitir que en una repartición municipal estén consumiendo alcohol o drogas. Hay personas que tienen la adición al alcohol de muchos años y deciden no estar en un refugio donde se les exige estas normas. Hoy tenemos alojadas 50 personas en el CIC II.

El funcionario se refirió también a las actividades que allí se realizan.

“Además de garantizarles las comidas, un lugar donde dormir, estamos en un trabajo articulado con las organizaciones que venían trabajando la temática (Puentes, Pastoral Social, Suma de Voluntades, la DAIA, la Facultad de Trabajo Social) pudimos ofrecer cursos como para generar un proyecto de vida. En algunos casos hemos tenido historias de vida muy lindas en la que hoy están trabajando, pagándose un alquiler. Sin dudas el trabajo que nos queda por hacer es mucho. Sobre todo con aquellas personas que no están contenidas en un dispositivo. Pero como Estado tenemos que ver la manera de llegar a ellos porque en definitiva porque tienen una gran problemática de salud mental y hay que acompañarlos”, remarcó Mathieu.

—¿Se incrementó el número de personas en esa situación?

—La situación económica complicada favorece la aparición de nuevas personas en situación de calle. En el CIC hemos tenido alojados a empleados en relación de dependencia, que más allá de tener un sueldo todos los meses terminan en el CIC porque se han ido endeudando o porque malgastan los ingresos. Uno piensa en una persona en situación de calle en alguien y se imagina que no tiene ingresos y sin embargo nos hemos encontrado con casos de personas que teniendo un trabajo fijo todos los meses están en situación calle, ya sea porque tienen una situación de deudas o embargo, cuotas familiares o una mala administración a causa de adicciones. No siempre es a causa de la falta de trabajo.

—¿Qué tipo de contención se brinda en esos casos?

—Hacemos un trabajo articulado y el Hospital Escuela nos acompaña, la Red Puente tiene equipos técnicos. Desde el 20 de marzo del año pasado cuando de golpe estuvieron encerrados las 24 horas era una olla de presión. Es muy problemático encerrar 40 personas que no se conocen, no se les permite consumir, están aislados. No es falta de voluntad sino que no tienen los recursos económicos y herramientas personales como para salir de esta situación.

Seguirán las bajas temperaturas

Como se había pronosticado, se produjo una baja fuerte en las marcas térmicas: el domingo arrancó con una fría madrugada, en la que la temperatura rondó los cinco grados y avanzó apenas tres grados hacia las 8.30. Para la jornada de hoy se pronostica con cielo parcialmente nublado y una temperatura que subirá algunos grados, hasta ubicarse en 12 grados de mínima y 18 grados de máxima.

En tanto, el miércoles se espera mayormente nublado por la mañana y la llegada de lloviznas por la tarde. Se espera una temperatura que será de 14 de mínima y los 18 de máxima.

El mes de junio presentaría condiciones de temperatura muy cambiante a lo largo de las semanas y con lluvias importantes en la Patagonia y erráticas en el resto del país.