7.6 C
Paraná
viernes, julio 30, 2021
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    Retoman acciones de campaña sobre recolección diferenciada de residuos

    Cuatro promotores ambientales comenzaron a visitar a los vecinos para recordar la importancia de separar los residuos domiciliarios. Lo harán durante cuatro meses, casa por casa. De ese contacto con la comunidad van surgiendo nuevas inquietudes y necesidades medioambientales que se tramitan y ponen en marcha, como la instalación de puntos limpios móviles para otro tipo de residuos.

     

    En Oro Verde, localidad ubicada a unos 8 kilómetros de la capital entrerriana, donde comienza el paisaje de lomadas, desde hace 10 años la generación de basura no es problema: hoy los vecinos ya prácticamente adquirieron el hábito de separar sus residuos domiciliarios.

    Pero como esta pequeña localidad viene mostrando una alta tasa de crecimiento poblacional, hay cada vez nuevos habitantes y vecinos y además, muchos de ellos son estudiantes que vienen de otras ciudades y no tienen la costumbre de separar los residuos, el municipio vio la necesidad de insistir y concientizar sobre el asunto.

    Según informó Javier Fernández, responsable del área Ambiente del Municipio de Oro Verde, hacía unos dos años que habían dejado de hacer estas acciones de promoción, por eso decidieron volver a la carga para que la cadena de reciclado y reutilización no se corte.

    “Periódicamente hacemos difusión, pero hacía dos años que no y un pueblo de estas características requería retomar la campaña. A veces los recolectores nos avisan que ven que los vecinos separan la basura pero la sacan en distintos días”, o bien, desde la planta de tratamiento informaban que los residuos biodegradables llegaban mezclados con los inorgánicos o recuperables, señaló Fernández.

    Asimismo, en los complejos estudiantiles venían observando que la basura se dejaba en cestos colectivos y toda mezclada, por lo tanto constituía una dificultad adicional poder informar específicamente porque no se sabía quién depositó tal o cual bolsa, comentó Fernández.

    La ecuación fue sencilla: informar a todos por igual, viejos y nuevos habitantes del pueblo. Pues las mejoras y bondades que de hacer las cosas bien y separar los residuos resulta, son varias y también para todos.

     

    Especiales

    De ese contacto puerta a puerta con los vecinos fueron surgiendo otras demandas e inquietudes. Una de ellas, la necesidad de instalar puntos limpios móviles o contenedores para residuos especiales como los electrónicos, las pilas o el aceite vegetal usado.

    Cada uno de esos residuos tiene por destino, a partir de convenios con distintas empresas, su venta y /o reutilización. Por ejemplo, el aceite vegetal usado, a través de un convenio firmado con una empresa que produce biodiesel (Buenos Aires), se lo recolecta en conjunto con otros municipios cercanos y luego se lo transporta.

    Para el caso de las pilas, la idea es que vayan a parar a un relleno sanitario controlado, es decir, que el efluente de la fosa no entre en contacto con las napas, explicó el responsable de Ambiente.

    Mientras que los recuperables como metal, vidrio, plásticos, papel y cartón y tetrabrik, son separados en la planta ubicada en Los Jacarandáes al final, y una vez clasificados y compactados se los pueden comercializar.

    Los fondos obtenidos se reinvierten en el Programa Basura Cero. Consultado al respecto, el encargado comentó que con tales fondos, hacia 2015 se compró una camioneta, en 2016 se logró ampliar la planta de tratamiento y además, se compraron contenedores para comercios locales.

    Capítulo aparte merece la recolección de los residuos biodegradables, es decir los que pueden ser descompuestos por acción natural como cáscaras de frutas o verduras, restos de yerba, etc.

    En esta localidad se los procesa en un biodigestor, ubicado en el predio de la Escuela Alberdi, que los transforma en biogás. Ese biogás está siendo usado para la calefacción de pollos que se crían en esta pionera escuela de formación agrotécnica. Más adelante, tienen proyectado proveer de este gas a la cocina de dicho establecimiento educativo.

     

    Crecimiento

    Cabe recordar que entre 2010-2011 arrancó la separación diferenciada de residuos en Oro Verde y dos años más tarde, en 2013, se inauguró la planta de tratamiento de residuos en la que hoy trabajan seis empleados municipales.

    “Cuando comenzó a hacerse esta recolección, se acumulaba un promedio de 80.000 kilos de residuos por año. Entre 2016 y 2020 subió a 180.000 kilos por año en promedio”, indicó el entrevistado.

     

    Horarios

    Los residuos según recuerdan los volantes que reparten los jóvenes promotores, se recolectan por la mañana, de 7 a 14 y cada día debe sacarse a la calle un tipo de residuo: lunes, miércoles y viernes, los residuos biodegradables. Martes, jueves y sábado, los recuperables y sanitarios (es importante recordar que deben estar en bolsas diferentes). Los viernes se retiran podas y pasto, si es en grandes cantidades.

    Lo más leído

    Agroclave