9.5 C
Paraná
miércoles, junio 16, 2021
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    Inspección judicial corroboraría alevosía en el crimen de Cabeza

    La medida se realizó en la vivienda ubicada en calle Gianelli, en barrio Santa Rita, donde se presume fue ultimado Silvio Marcelo Cabeza, cuyo cuerpo fue hallado calcinado y sin las manos en el interior de un auto incendiado.

     

    Para la querella, el aporte de un testigo presencial se complementa con la hipótesis del forense sobre la dinámica del hecho y corroboraría que el crimen se cometió con alevosía.

    El miércoles 2 de junio a la mañana se realizó una inspección judicial en una casa ubicada en calle Gianelli, donde se presume que, el martes 2 de febrero, fue ultimado de un disparo en el cráneo, Silvio Marcelo Cabeza, chofer del Ministerio de Salud, que fue hallado sin vida, calcinado y sin ambas manos –se presume que se las cortaron con una amoladora después de su deceso-, en un auto destruido por el fuego que fue abandonado en calles Virrey Vértiz y Los Yaros, en zona del Volcadero de Paraná.

    Para la querella, a cargo de Boris Cohen y Marcos Rodríguez Allende, la medida aportó evidencias que corroborarían la hipótesis de las acusaciones: que el crimen fue cometido con alevosía.

    En este sentido, Cohen expresó a El Diario que “el acto de hoy (por el 02/06/21) era una inspección judicial, pero sirvió un poco como una reconstrucción del hecho porque contamos con la descripción de un testigo presencial y con la presencia del médico forense”.

    “Por la dinámica del hecho que la persona describió y con la presencia del médico forense, estaría prácticamente probado, provisoriamente en esta instancia, que el disparo se habría efectuado mediando alevosía, porque se habría efectuado desde atrás hacia adelante, ingresando por la parte del cuello y hacia el frente del rostro, quedando el proyectil alojado en el tabique nasal”.

    Para Cohen, aquellas circunstancias corroboraron “lo que en su momento el médico forense presentaba como un indicio. Asimismo se pudo conocer el lugar del hecho, que coincide con lo que se describió en un primer momento, el barrio, la cercanía de los comercios y otros detalles que permiten cerrar la acusación con el tipo penal calificado”.

    La medida se realizó para sumar evidencias de las circunstancias en las que se produjo el disparo. Así, la situación procesal de los dos sospechosos de ser los autores del crimen tendría un cambio sustancial.

    Matías Rodríguez y Alan Ávalos son los dos imputados por el crimen. La calificación con la que se inició la investigación fue la de Homicidio.

    A partir de la medida de este miércoles podría cambiar por la Homicidio calificado por alevosía, tal como lo venía sosteniendo la querella desde un inicio de las medidas.

    Lo que también cambiaría sustancialmente es la situación de los imputados, puesto que a las conclusiones que se deducirán de las medidas antes mencionadas, que serán debatidas en el juicio oral y público, se sumará a los distintos testimonios que se recabaron durante la pesquisa y son contrarios a los intereses de Rodríguez y Ávalos.

     

    Realizaron inspección ocular en el marco del caso Cabeza

     

    Lo más leído

    Agroclave