8.9 C
Paraná
martes, julio 27, 2021
  • Política
  • Nosotros
Más

    La presencialidad: «Es jugar con fuego, y va a quemar a la gente»

    El presidente cuestionó las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires y otras jurisdicciones que decidieron retomar la presencialidad.

    uego de una semana en la que se había logrado el consenso necesario para avanzar con un confinamiento que permitiera reducir la circulación y, así, bajar la cantidad de contagios de coronavirus, la tensión entre Nación y Ciudad vuelve a escalar. ¿El motivo? Las clases presenciales en la Capital Federal.

    Este lunes, el Gobierno porteño retomó la presencialidad para los chicos de jardín, primaria y primer y segundo año de secundaria (éstos últimos bajo un sistema bimodal), y desde Nación salieron a apuntar contra la administración de Horacio Rodríguez Larreta.

    Primero fue Nicolás Trotta, ministro de Educación, quien acusó al jefe de Gobierno de poner «en riesgo la salud de toda la comunidad educativa».

    Minutos más tarde, fue el propio Alberto Fernández quien cuestionó la decisión del Ejecutivo porteño. Sin mencionarlo, el presidente dijo que la presencialidad en los distritos de alerta epidemiológica implica «jugar con fuego, y lamento que va a quemar a los argentinos y argentinas de esos lugares”.

    La vuelta a las aulas reavivó una tensión que estalló en abril, cuando el Gobierno de la Ciudad recurrió a la Corte Suprema por el decreto presidencial que lo obligaba a suspender las clase presenciales, y que en los últimos días había pasado a un segundo plano.

    Es que la semana pasada, luego de que el Gobierno nacional decretara nueve días de confinamiento estricto, la Ciudad había decidido acompañar las medidas de Nación y suspender las clases presenciales, pero aclarando que el lunes 31 volvería al esquema que regía hasta el 22 de mayo pasado. A la Capital Federal se sumaron otros distritos, como Mendoza y Córdoba, quienes este lunes reabrieron las escuelas.

    Otras definiciones del presidente

    • El resultado de las restricciones:«Cuando tomamos medidas de esta naturaleza tenemos que esperar 15 días para saber exactamente el éxito de la medida. Los casos, desde esta semana, deberían bajar»
    • El acuerdo con Pfizer:«Planteaban cosas con las que un Presidente no puede comprometerse. Siguieron pidiendo garantías y se hizo imposible vacunar con ellos. Hasta el día de hoy se sigue negociando»
    • Acerca de las declaraciones de Mauricio Macri: «Me dijo, tras las elecciones, que cada 2 semanas me tomara un descanso, que después de las 19 no trabajara. Yo lo miraba con cara de estar en problemas, que no debería ser la prioridad. Así es Macri, es genuino. Me recomendaba cómo tenía que negociar con el Fondo. Yo pensaba, ¿este hombre será consciente del daño que le causó a la Argentina con la irresponsabilidad de pedir ese crédito?»
    • Sobre la suspensión de la Copa América: «Lo que más me preocupó y nos llevó a tomar la decisión es que las sedes elegidas por la Conmebol eran Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y están todas en alerta epidemiológica. En muchos de esos lugares, estando en alerta, los gobernadores no lo respetan. Con el riesgo interno que tengo, no voy a sumar uno externo»

     

    Fuentefilo news

    Lo más leído

    Agroclave