Cultura, Entre Ríos, La Provincia, Paraná, Sociedad

Un balance del año para informar, agradecer e invitar

“Sobre la base de las premisas cultura y solidaridad, la organización cumplió un año más de actividades destinadas a un público que disfruta del conocer y compartir el arte, la literatura, la música y a la vez, de colaborar con quienes necesitan de su generosidad para aportar lo que se requiere para vivir mejor”.

 

El párrafo forma parte de un escrito en el que, a modo de balance, Amigas Solidarias expresó su agradecimiento a las personas, instituciones, empresas, personas de la cultura que apoyan la obra que realiza, a la que define “modesta pero con mucho compromiso y continuidad”. El reconocimiento también está dirigido a los medios de comunicación que colaboran con la difusión de las actividades organizadas y metas propuestas.

A la tarea previa de proyectar, planificar, siguieron las acciones, que en el balance fueron enumeradas.


En abril se produjo la presentación del nuevo trabajo del escritor, músico y artista Roberto Romani “Fibra montielera, con el sol en la entrerrianía”, en el auditorio de la Bolsa de Cereales. Palabras, poesía y música en la síntesis de un documental en el que se destaca la identidad entrerriana. Entonces, el fin solidario perseguido fue reunir útiles escolares que se entregaron a niños y niñas de cinco escuelas isleñas y de la zona ribereña. “Espléndida cantidad y calidad de donaciones para que nuestros gurises trabajen y se eduquen con dignidad”.

Fue en julio, cuando la entidad organizó la presentación, a cargo de Roberto Romani, del libro “La inmigración eslovena en Entre Ríos”, segunda edición, de Carlos Bizai, ex Cónsul honorario de Eslovenia en Entre Ríos. En esa oportunidad, los asistentes donaron elementos de higiene personal que se destinaron al Hogar Lázaro, residencia de jóvenes en recuperación. “Excelentes donaciones y muy buen público”, se recordó.

En septiembre, se presentó el libro “Fotogramas, historia de los cines de Paraná”, del escritor y periodista Claudio Cañete. En un ameno intercambio con los asistentes se hizo un recorrido por recuerdos compartidos, mostrando lugares desde que el cine llegó a la ciudad. Con la actividad desarrollada en el salón de la Bolsa de Cereales se había propuesto reunir leche en polvo y pañales para el hogar El sol, donde se recibe y brinda contención a jóvenes adolescentes embarazadas y sus bebés.

Amigas Solidarias destacó que en los meses que llevó la organización de cada actividad, se recibieron y recondujeron donaciones de alimentos, libros, colchones, enseres domésticos, en síntesis, elementos útiles para distintas entidades que lo necesitaban. “En algunos casos esos aportes provinieron de otras personas particulares e instituciones como la Liga arquidiocesana de madres, la parroquia La Piedad, Amigas del Fondant, Abuelos de calle Laprida y tantos otros que como el Círculo de Amigas Solidarias piensan y actúan para ofrecer con mucho amor y generosidad lo que otros necesitan para vivir mejor”.

Finalmente, el repaso de lo realizado en el año, deja la puerta abierta para que “quienes sientan ese compromiso para colaborar e integrarse” se sumen el año próximo.

Amigas Solidarias