Economía, Galería, Política, Sociedad

Descartan impacto fiscal inmediato por el fallo de la Corte sobre jubilaciones

Los jueces avalaron un índice de haberes distinto del que plantea Anses. Se pagará con un mecanismo más beneficioso hasta que se legisle sobre el tema.

Especialistas en temas previsionales coincidieron este martes en que el fallo de la Corte Suprema sobre el cobro retroactivo de haberes jubilatorios no tendrá impacto fiscal en lo inmediato, sino que se trasladará al año fiscal 2020 y destacaron que la determinación es beneficiosa y justa para los jubilados.

“Nada nuevo para el Estado en términos de costo fiscal porque el Presupuestro 2019 está ya hecho con la pauta de pago de sentencia como si se liquidara con el Indice de Salarios Básicos de la Industria y la Construcción”, aseguró el defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino.

En ese sentido, agregó que “si tiene algún impacto fiscal, recién se produciría en el año fiscal 2020 y seria una discusión del nuevo presupuesto y de las condiciones y la situación política de ese momento”.

En sintonía con Semino, el analista previsional Enrique Feuillassier hizo la misma consideración y enfatizó que “el día después del fallo no cambia en términos fiscales porque asumiendo que hay la cantidad de expedientes que se supone, hay que hacer cola”.

“Cuando el gobierno se queja sobre esto, es relativo porque depende más bien de la velocidad de la Justicia pero la Corte está entrampada en su propia jurisprudencia, los jueces no tienen más remedio que hacer lo que se hizo previamente”, indicó Feuillassier a Télam.

Por otra parte, indicó que “lo que la Justicia tiene que hacer es resguardar derechos, no puede preocuparse por el costo fiscal y las maneras que tiene el Estado de sobrellevarlo son muchas, tiene instrumentos, puede emitir un bono”.

“El universo al cual favorece el fallo, en términos de seguir liquidando las sentencias como lo vino haciendo la Anses, es 150.000 jubilados que hoy están en juicios, de los cuales hay 11.000 expedientes que ya están en la Corte”, precisó Semino.

El ombudsman de la Tercera Edad sostuvo sobre ese punto que “hay que ver cómo la Corte hace extensivo los efectos, porque hubo antecedentes como el caso Badaro, que en el primer fallo la Corte falló a su favor pero no generalizó el efecto sino que lo envió al Congreso”.

Por su parte, el abogado especialista en asuntos previsionales, Adrián Troccoli, manifestó que “el fallo define a favor de los jubilados, pero no de todos los jubilados”.

Explicó que el fallo beneficia a quienes habiéndose jubilado antes de agosto del año 2016 no aceptaron la reparación histórica y “van a insistir” con sus juicios, a fin de obtener “más de lo que el Gobierno pretendía dar”.

El letrado destacó la importancia de que la Corte resuelva la aplicación del ISBIC porque “es una manera de pedirle a los jueces que no demoren las sentencias” y consideró que la cifra de $100.000 millones que se estima como el impacto fiscal del fallo es un número “razonable, para cuantificar todos los juicios en curso”.

“Pero esto no es un gasto extra, es una falta de ahorro, que además tendrá impacto en el presupuesto nacional para el año 2020”, agregó.

El especialista aclaró que los jubilados que ya firmaron la reparación histórica no pueden dar marcha atrás e iniciar un juicio porque ya “renunciaron a los derechos litigiosos”.

Por último, destacó que el fallo también deja en claro que cualquier modificación a aplicar “tiene que definirse por ley y no por una resolución”.

Según datos oficiales, entre julio de 2016 y octubre de 2017, el monto por retroactivos e incremento de haberes dentro del programa de Reparación Histórica llegó a 36.500 millones pesos.

 

A quiénes beneficia

Con el fallo de la Corte Suprema favorable al jubilado Blanco –caso testigo– pasarán a tener sentencia firme en forma directa e inmediata 11.766 juicios similares que también ingresaron apelados por ANSeS en el Alto Tribunal.

A su vez, como se comprometió el Gobierno, la ANSeS deberá abstenerse de presentar en otros 150.000 casos recursos extraordinarios ante la Corte en relación al índice de actualización de las remuneraciones que determinan el haber inicial y continuar pagando estas sentencias que también quedarán firmes.

El fallo de la Corte no abarca a los jubilados que aceptaron la Reparación Histórica porque decidieron no iniciar un juicio por este mismo reclamo o desistieron con homologación judicial de los juicios iniciados, con o sin sentencia firme.

El fallo de la Corte no abarca a los jubilados que aceptaron la Reparación Histórica.