Entre Ríos, La Provincia, Paraná, Policiales, Sociedad

Condenado por transportar más de 12 kilos de droga

El hecho ocurrió en La Picada.

 

Un joven cuyas iniciales son M.A.M.O., de 19 años, de nacionalidad paraguaya, aceptó transportar 12,384 kilogramos de marihuana desde Formosa hasta Santa Fe porque fue la manera que entendió era la mejor para poder mantener, al menos por un tiempo, a su pequeña hija.

Así lo entendió el Tribunal Oral Federal de Paraná, que en su integración unipersonal en la vocal Lilia Carnero, resolvió hacer luar al acuerdo de juicio abreviado en el que el joven reconoció los hechos que se le endilgaron, aceptando cumplir cuatro años de prisión en la Unidad Penal Nº1 de Paraná.

Carnero entendió que “el programa que ejecutó M.A.M.O.” lo hizo “interviniendo como agente del empresario que le encargó la faena ilícita, según lo hizo saber en la audiencia de visu”, cuando reconoció que percibiría por el trabajo mil dólares.

La jueza señaló que el joven “se mostró arrepentido manifestando en todo momento que el transporte lo hizo por necesidad; pues el bazar familiar donde él trabajaba estaba pasando un momento económico desfavorable, además dijo que cumple con todos los reglamentos carcelarios, que desea estudiar para encarar la vida libre siendo útil a su familia, y desea tener una buena vida junto a su niña”.

En la sentencia, se dejó constancia de la “compleja cadena del narcotráfico, donde se van sucediendo acciones que van desde la siembra hasta llegar al producto que va a insertarse en el comercio ilegal, se implican numerosos sujetos que van ejecutando diferentes acciones”, pero señalando que “no obstante, esta pluralidad subjetiva, corresponde al Tribunal juzgar un fragmento de ese universo delictivo. En este esquema surge que el imputado debe ser colocado en el estatus de transportista, conforme el curso de la acción que se interfirió y conforme él lo admitió”.

Según surge de las actuaciones, la causa se inició el 27 de septiembre de 2018, a las 6, cuando personal de Gendarmería Nacional emplazado en el Paraje La Picada, en el Departamento Paraná, en la ruta nacional Nº 12, a la altura del kilómetro 463. Allí se realizó un control vehicular y de personas.

Del control de un ómnibus de la empresa Flecha Bus, que venía desde Formosa con destino final a Santa Fe, se constató la presencia de treinta envoltorios de diferentes tamaños, con forma de ladrillos, envueltos en papel film y ocultos entre diecisiete banquetas plásticas apilables, que a las pericias químicas arrojaron un peso de 12,384 kilogramos de marihuana.

Como continuidad del procedimiento, se constató que el propietario de los paquetes viajaba en el asiento Nº 9. Al joven se le secuestró también dinero en efectivo: 22.600 guaraníes y 635 pesos argentinos.

Según el relato del joven, “el encargo se lo había hecho un familiar en Paraguay. También explicó que por tal fajina le pagarían mil dólares”. La jueza valoró como atenuante, la edad del imputado, que carece de antecedentes penales, que es de condición humilde, y que trabajaba en un negocio de su madre, que sufrió un quebrantamiento. En este sentido, le dio credibilidad a los dichos de M.A.M.O., que sostuvo que “pretendió con este viaje morigerar, por un tiempo, su situación económica y ayudar a su hija”.

Sin multa

La sentencia comprendió la aplicación de una multa, de la que jueza lo eximió de su efectivo pago porque valoró que “el imputado acarreaba doce kilogramos de marihuana en un transporte público, justificando su accionar en problemas económicos rayanos en la miseria”.

“Además, cabe resaltar que el imputado no pertenece a una organización dedicada al tráfico de drogas, no cuenta con capacidad operativa, técnica y/o económica. Por el contrario, se trata de un joven de tan solo 19 años que operaba como ‘mula’, reclutado por los verdaderos empresarios del comercio ilícito de franjas humildes y vulnerables de la comunidad, siendo él un trabajador informal, sin ningún bien que haga presumir un patrimonio conteste con una erogación económica importante”.