Orígenes y pioneros del teatro en Entre Ríos, en la mirada de Guillermo Meresman

193

El origen y los pioneros del teatro en la provincia son visibilizados por Guillermo Meresman en “Escritos sobre teatro entrerriano”, el nuevo libro que acaba de dar a conocer. El trabajo, editado por la Editorial de Entre Ríos (EDER), fue presentado el jueves pasado en la sede del organismo provincial.

 

ΘCarlos Marín

[email protected]

 

En su nuevo trabajo sobre el campo teatral entrerriano, Guillermo Meresman concreta otro aporte más que suma a otros significativos que ha realizado desde comienzos de siglo. De esos pasos ha dejado registro en artículos, notas, entrevistas y en diversas publicaciones que ha dado a conocer en los últimos 15 años.

“Escritos sobre teatro entrerriano” se publica luego de “Entre Ríos y teatros”, volumen que se editó en 2019 a través del sello local Azogue libros.

“Tengo una alegría profunda”, admite el investigador paranaense tras presentar un nuevo fruto de su esfuerzo. No es para menos. El volumen resulta de la recopilación de una producción que comprende un trayecto de un cuarto de siglo. La satisfacción llega también por haber logrado que la EDER publique el libro. “La editorial tiene un circuito afianzado de distribución en bibliotecas y me permite llegar a lectores en toda la provincia”, reconoce. Además adelanta los contactos para que el volumen pueda llegar – a través del Instituto Nacional de Estudios de Teatro (INET)- a todas las regiones del país.

En los 13 ensayos que reúne en este trabajo, el autor aborda un panorama en el que aparecen –entre otras personalidades-  Roberto Arlt, Juan José Manauta, Juan Carlos Ghiano, Isidoro Rossi, los más reconocidos.

También enfoca su atención sobre el teatro independiente con textos sobre el “Estudio Teatro Casacuberta”, de Paraná , y el Juan Moreira en Paraná. O la circulación de las obras de Eugene Ionesco en el Litoral.

A lo anterior suma temas escénicos y teatrales que se vinculan otros aspectos más generales como desarrollo de la prensa, de las primeras salas teatrales, y de repertorio interpretado en distintos períodos.

“En 2017 presenté un proyecto en el Instituto Nacional de Estudios de teatro (INET) para trabajar sobre el Fondo Jacobo de Diego”, explicó Meresman a EL DIARIO. Ese fue el primer paso que hoy concluye en la publicación.

De Diego, crítico reconocido e investigador en profundidad de la cultura nacional concretó a comienzos del siglo XX un relevamiento de la actividad teatral en distintas regiones del país. Y comenzó su tarea en Entre Ríos. De allí el interés del docente paranaense en acceder en profundidad a los registros que dejó De Diego.

Durante un año Meresman visitó en distintos momentos el repositorio del Fondo documental ubicado en el INET –integrado por 61 cajas con material- y también amplió su búsqueda a la Biblioteca Nacional “Mariano Moreno”.

El material hallado fue variado y muy interesante. “Joyas”, dice el paranaense. Es que de Diego recabó información en diarios, afiches, y otro tipo de materiales y documentación, mucho de lo cual se halla en el Archivo General de la Nación. En su periplo por Entre Ríos, entre otros hallazgos, de Diego transcribió una célebre polémica sobre crítica teatral – la primera que de acuerdo al investigador porteño se da en el país- y que refiere al teatro entrerriano, por un estreno de 1860.

De este modo, el trabajo de archivo, y el “rescate de tesoros de publicaciones generales en la prensa y la gráfica nacional”, realizado a comienzos del siglo pasado permiten sumar piezas al mosaico cultural, social y político entrerriano entre 1840 y 1920.

“Estoy convencido que el libro va a ser muy bien recibido”, dice Meresman. Y subraya que se trata de un texto “para un lector no especializado y también para investigadores”.

LOS DESCONOCIDOS

En los escritos de su libro, Meresman torna visible la presencia de autores desconocidos, pero fundamentales en el crecimiento y desarrollo del teatro en Entre Ríos, como Rafael Barreda y el bonaerense Alberto Novión.

Barreda fue un español que se radicó en la provincia y luego se trasladó a Buenos Aires. En 1869 estrenó en Concepción del Uruguay “Dios perdona”, una obra teatral que se publicó en 1870 en Gualeguaychú y de la cual no se tenían noticias. El trabajo del investigador paranaense permitió rescatar la versión original publicada en un texto que tiene más de 150 años y que se encuentra en el área “tesoros” de la Biblioteca Nacional, a la que sólo pueden acceder investigadores.

“Me llamaba mucho la atención que ninguno de los referentes de la investigación teatral en el país hiciera mención alguna a este autor. Hace cuatro años me propuse rescatar ese texto. Y finalmente pude hallarlo”, dice el docente. Y confía que el momento de tenerlo por primera vez ante sus ojos “fue uno de los momentos inolvidables de toda la investigación”.

“Fue emocionante hallar este texto, porque el papel tenía más de 100 años. Y ahí me entero que la obra tiene tres cuadros, con dos situados en Buenos Aires y otro en Paraná/Gualeguay. Está en una publicación en la que además del texto de la obra `Dios perdona´ se publican poemas de otras personas”.

Para Meresman `Dios perdona´ “es en algunos sentidos un texto inaugural. Tiene muchas cosas interesantes para volver a releerlo. Por ejemplo, allí se plantea una de las primeras visiones que hay sobre un grupo de gauchos criollos en la escena, ubicados en ronda, tomando mate y ginebra; y que están totalmente imbricados en la acción dramática. Y eso sucede 20 años antes del Juan Moreira”.

A éste último fenómeno, Meresman dedica también un ensayo que titula `Juan Moreira en Paraná´.

 

PRIMEROS TEATROS

Entre tantos significativos aportes que pueden hallarse en “Escritos sobre teatro entrerriano”, el lector puede enterarse por ejemplo de la ubicación del primer ámbito para funciones teatrales –del cual se tenga registro- en Paraná. El mismo se hallaba ubicado, en 1836, frente a la actual Plaza de Mayo, sobre la actual calle 25 de Mayo. La pesquisa de Meresman rescata el lugar a través del testimonio de Evaristo Carriego en una `autobiografía´ citada por Isidoro Ruiz Moreno.

Ese rastreo genealógico de la actividad teatral en Entre Ríos, cuenta Meresman a EL DIARIO, comenzó en el Museo Martiniano Leguizamón “con la Revista de Historia Entrerriana, de Ruiz Moreno, en la cual se publica el texto `Autobiografía´, de Carriego, que era inédito. Allí hay recuerdos de su infancia, y sitúa su crónica sobre Paraná en 1836”.

Ese material, señala el investigador, “me llamó la atención por sus definiciones sobre el teatro y la vida social de entonces”. A partir de la beca Investiga Cultura “regreso a trabajar ese texto y lo comienzo a entrecruzar con modelos como el del teatro de `La ranchería´ que estaba en funcionamiento a fines del siglo XVIII en Buenos Aires”. En el proceso aparece también una referencia de Amaro Villanueva, que ayuda a precisar el sitio en que se encontraba el teatro, “un espacio muy diferente al que hoy consideramos como tal”, destaca el investigador.

Si bien ese es el primer documento, “posteriormente hallé notas en el Fondo de Diego que mencionan referencias de historiadores de Santa Fe que daban cuenta, en 1827, de la presencia de una compañía de teatro itinerante que había cruzado el rio y había llegado desde Paraná a Santa Fe, para presentarse en la capital vecina”.

Esto último, postula Meresman, indica que “es probable que en el período poscolonial, en los años posteriores a la Revolución de Mayo el teatro estaba divulgado en la ciudad de Paraná”. Pero, aclara, se trata sólo de “una referencia vaga, una mención que debería ser confirmada o precisada y eso es parte de una próxima etapa en mi trabajo”.

Juan José Manauta, en su faceta de autor de textos de teatro, es uno de las personalidades rescatadas en el volumen, publicado por la Editorial de Entre Ríos.

APORTE VALORADO

“Estoy convencido que el libro va a ser muy bien recibido”, dice Meresman. Y subraya que se trata de un texto no sólo para investigadores, sino también “para un lector no especializado” ya que no está escrito con un estilo academicista, sino que se trata de hacer de la lectura algo fluido y placentero.

“Creo que en la comunidad de autores teatrales será valorado, porque hay pocos investigadores que han  podido adentrarse especialmente en el siglo XIX, allí donde están las raíces de nuestro teatro en general”, añade el investigador sobre este volumen que desde la semana próxima podrá adquirirse en librerías de la ciudad.

Las expectativas, concluye, son “las mejores”. La idea es que “Escritos sobre teatro entrerriano” “abra caminos porque hay una nueva generación de investigadores teatrales en el país a quienes por suerte les ha picado la avispa de la curiosidad”.

 

QUEBRAR EL CENTRALISMO

“Escritos sobre teatro entrerriano” se inscribe en un esfuerzo por plantear un enfoque que desplace la mirada que construye la historia desde Buenos Aires. Desde hace al menos quince años Guillermo Meresman está vinculado a grupos de investigación que trabajan desde centros ligados a estudios y critica teatral en la UBA -dirigido por el recordado Osvaldo Pelletieri- y otros centros de estudio –uno de ellos a cargo de Jorge Dubatti-. En esos equipos se avanza en rescatar la historia del teatro en el país a partir de la mirada de autores de las distintas regiones. Es un esfuerzo que el investigador paranaense ha sostenido en soledad, pero con persistencia.

“Buena parte de la investigación teatral en Argentina se lleva adelante desde Buenos Aires, donde la documentación está más `a la mano´. Mientras, el resto del país ha quedado huérfano, sobre todo de gente formada que pudiera tener acceso a datos”, agrega.

¿Quién podría rescatar la experiencia de los grupos filodramáticos independientes en distintas localidades de Entre Ríos en la primera mitad del siglo XX? Sólo alguien que resida en esos lugares y se interese por rescatarlos.

El autor de estos textos es una de esas personas. Por eso desde 1996 –cuando se entrevistó por primera vez con Mimí Santángelo, hija de Héctor Santángelo y Esmeralda Roland- una de las líneas de trabajo que abordó fue la historia del Estudio Teatro Casacuberta, de la capital entrerriana.

“Para cualquier investigador de la región los grupos de teatro independientes son temas ineludibles”, señala el docente.

Y lamenta que los memoriosos, que conservan archivos y recuerdos de momentos clave del devenir del teatro en la provincia, se vayan sin que su testimonio sea rescatado. “Este año de pandemia nos hemos quedado sin personalidades valiosas del teatro de la provincia”, agrega.

Y menciona los nombres de Mimí Santángelo y de Ofelia `Tochi´ Eymann.

“En 1997, cuando hace 25 años comencé a investigar, Mimí me brindó su apoyo y me confió piezas muy valiosas de su archivo personal”. Se trata de material documental, programas, críticas sobre espectáculos e imágenes en las cuales quedaron registrados momentos de la actividad en la provincia.

Por su parte Tochy Eymann, resalta Meresman “me facilitó en un momento de la investigación acceso a su colección de la revista `Bambalinas´ lo cual me facilitó mucho el trabajo porque ese material estaba sólo en Buenos Aires”.

 

Para llevar a cabo su trabajo, el autor visitó en distintos momentos de 2018 el repositorio del Fondo documental “Joaquín de Diego” y amplió su búsqueda a la Biblioteca Nacional.

DOS VALIOSOS ANEXOS

“Estoy muy feliz porque este libro se publica -destaca el autor- tal como lo soñamos dos años atrás, es decir con un anexo fotográfico importante y valioso, con material que nunca se había publicado del Grupo Estudio Teatro Casacuberta, del Fondo Cirilo Amancay Pinto, y de otros archivos.

Una de las imágenes que se hallan en el volumen es la del elenco completo del Casacuberta en el estreno en Teatro 3 de Febrero, de su puesta de “Las de Barranco”, en 1955. Otra muestra al actor Natalio Ocsmann, a Esmeralda RolLand y Mimí Santángelo en un improvisado camarín, antes de salir a escena en una función al aire libre.

También se hallan imágenes de José Podestá en su caracterización del célebre payaso “Pepino el 88” y de Guillermo Hoyos, conocido por su apodo de “Hormiga negra”, junto a parte de su familia, en 1910.

El otro anexo relevante del libro brinda una extensa bibliografía –consultada por el autor en su proceso- que permitirá al lector acceder a las fuentes para sus propias averiguaciones y lecturas.

Isidoro Rossi, referente de la dramaturgia en Entre Ríos

Un aporte clave sobre la historia de la actividad escénica en Entre Ríos

La EDER presenta “Escritos sobre teatro entrerriano” de Guillermo Meresman