Cultura, Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Paraná, Sociedad

Paraná: otra forma de narrar su historia

Las voces del Paraná del ayer duermen en cornisas y misteriosos mascarones, en ménsulas de ornamentos góticos, columnatas de estilos griegos, frisos y almohadillados que forman parte de fachadas de edificios públicos y privados. A partir de rescatarlas en “Cornisas. El lado oculto de Paraná”, Claudio Cañete propone un viaje distinto por la ciudad. A través del lenguaje arquitectónico revela una ciudad oculta dentro de la ciudad cotidiana que habitamos. 

 

Carlos Marín | coordinacion@eldiario.com.ar

 

Hay una ciudad que está frente a los ojos de todos los que la habitan. Pero como sucede con tantas otras cuestiones, sólo la perciben quienes quieren verla. Así como las cúpulas que coronan edificios en algunas grandes ciudades –por caso Buenos Aires- son parte de su historia, hay otros aspectos del patrimonio arquitectónico y edilicio que son parte del relato de la trama urbana.

Una de estas facetas es el trabajo realizado por artistas artesanos a fines siglo XIX y especialmente primeras décadas del siglo XX en fachadas de inmuebles públicos y particulares. Se trata de un patrimonio de elevado valor que en Paraná cuenta con variados exponentes y que cinco años atrás movilizó en Claudio Cañete –periodista, docente, investigador paranaense- una fibra interior y lo llevó a alumbrar otra idea en su línea de trabajo ligada a rescate de temas y lugares de la ciudad. Así decidió, desde el punto de vista de un vecino que transitase las calles de la ciudad, rescatar ese testimonio valioso, pero ignorado por las mayorías, que existe en la capital de la provincia. Y, a la vez, rescatar de la desidia y el abandono a muchas piezas con gran valor artístico e histórico proyectándolas, a partir de su registro, para las generaciones futuras.

De la idea pasó al hecho y comenzó a concretar su propósito. Con una cámara digital familiar, se dio a la tarea de captar en imágenes fotográficas ese patrimonio. En el proceso dio forma a una metodología y a la justificación que sostiene a “Cornisas. El lado oculto de Paraná” un libro de 300 páginas con fotos a color y en blanco y negro publicado por Editorial Fundación La Hendija.

“Las voces del Paraná del ayer, su mística y sus secretos, duermen no sólo en estas cornisas y sus misteriosos mascarones, sino también en ménsulas de ornamentos góticos, columnatas de estilos griegos, frisos y almohadillados que también aparecen en las fotografías del libro”, explicó Cañete a EL DIARIO.

Para el investigador, la historia de la capital provincial puede reconstruirse en la sucesión de estilos arquitectónicos, cronologías de conceptos estéticos y las simbologías, que se encuentran narradas de cierta manera en las cornisas de sus construcciones, “un lugar hacia donde generalmente se mira poco.”

“Basta con centrar la mirada en ellas, indagando con sorpresa las partes superiores de las construcciones del microcentro y alrededores, para descubrir otra ciudad que con el paso del tiempo cada vez más se carga de misterios”.

Para el autor el libro “es una crónica desde la mirada de alguien que recorre las calles de la Paraná histórica, haciendo lo que habitualmente no se hace: mirar hacia  arriba. Con el mismo asombro que lo haría un turista de paso o un habitante recién instalado en la ciudad. No es un libro especializado en arquitectura ni en fotografía, pero sí es cierto que de ambas disciplinas tomé conceptos técnicos para ponerlos al servicio del periodismo cultural y la historiografía que se presenta en estas páginas”.

“El objetivo de esta obra que demandó cuatro años de trabajo e investigación, es la divulgación y la concientización sobre el valor de nuestro patrimonio arquitectónico y la urgente necesidad de preservarlo. De saber resguardarlo como testimonio documental de distintas etapas de nuestra identidad paranaense”, subrayó el autor a EL DIARIO. Y señaló que el volumen puede adquirirse en las librerías reconocidas del centro de la ciudad y en Editorial Fundación La Hendija (Ayacucho 649) o a través de su sitio web, editorial.lahendija.org.ar.

 

LOS PRIMEROS PASOS

La idea del libro es como una visita guiada que hace un paranaense sorprendido de su propia ciudad o un turista.

– Al comenzar el trabajo ¿Qué disparó la curiosidad? ¿Hubo una investigación previa?

– El tema me empezó a interesar cuando descubrí que Paraná en sus cornisas tenía una manera distinta de contar su propia historia, tal como sucedía en muchos documentales que veía en televisión sobre el patrimonio arquitectónico de Buenos Aires, y en publicaciones que abordaban el tema en Rosario y Santa Fe. Me detuve en edificios conocidos del microcentro y también de algunos sectores cercanos a la Plaza Saénz Peña. Mi costumbre de caminar por las calles a manera de pasatiempo algunos fines de semana hizo el resto, empecé a observar en edificios institucionales y casas particulares tenían detalles preciosos que pasaban desapercibidos. A las caminatas incorporé una cámara fotográfica y lógicamente amplié los trayectos, se transformó en una verdadera pasión. Al tiempo me di cuenta que tenía que sistematizar una suerte de recorrido. Y luego definí un recorte, traté de registrar todo lo que pude dentro de lo que se considera el casco histórico de la ciudad. Paralelamente empecé a recopilar información histórica y documental sobre los lugares que iba fotografiando, encontrándome con la sorpresa de que sobre algunos no había tantos datos sistematizados. Retomé muchas investigaciones previas que otros autores habían hecho sobre la ciudad.

 

– ¿Hubo algún planteo metodológico previo –en el sentido de plantear circuitos, temáticas, estilos, períodos-  para ordenar el recorrido?


“Las cornisas –sostiene Claudio Cañete- nos proponen darnos cuenta de que en las calles que habitamos y transitamos convive una historia que fue la actualidad de otros testigos que ya no están”.

– Sí, hubo un planteo metodológico. El recorrido tenía que tener un criterio. Primero la Plaza 1 de Mayo como ineludible punto de partida; luego edificios gubernativos e institucionales. Otra categoría fueron escuelas, residencias familiares de la elite paranaense de hace unas décadas atrás, y luego casas en general no tan fastuosas pero que presentaban en el remate de sus frentes mascarones, escudos, iniciales o una determinada simbología. También tomé algunas arterias que son muy ricas en estos exponentes como Gualeguaychú, Alem, 9 de Julio, San Juan, Corrientes y Alameda de la Federación. Lo registrado en el libro abarca los estilos arquitectónicos que se reflejaron desde fines del Siglo XIX y casi todo el Siglo XX.

También sumé como criterio para armar la investigación un panorama que podemos definir del siguiente modo: existe una ciudad de los tiempos de su conformación, la de los rancheríos en tiempos de la Baxada; luego la de los tiempos de Francisco Ramírez y su República de Entre Ríos; la más cosmopolita de la época de la Confederación Argentina de Urquiza; y la Paraná moderna de la Generación del ´80 con el gobierno del general Racedo y que irá creciendo en el Siglo XX. Esta última, con toda su historia y huellas culturales es la que registro en el libro y es la que está desapareciendo cada vez más ante el negocio inmobiliario de la construcción de edificios en torre, estacionamientos; es la que está retrocediendo ante las demoliciones y lucha a la vez por mantenerse de algún modo, gracias a los esfuerzos de preservación oficial e incluso privados que todavía tienen conciencia del valor.

 

HALLAZGOS

– ¿Qué firmas o constructores son los que aparecen como los más relevantes en el registro?

 

-El arquitecto Juan Bautista Arnaldi y el constructor Agustín Borgobello son los que más se destacan junto a otro gran creador de proyectos y construcciones que fue Santos Domínguez y Benguria. Otra dupla de arquitecto y constructor que se repite mucho son Serrano-Brollo, Alfeo Zanini; y para destacar una anécdota, los arquitecto Rodolfo Fasiolo y Jacobo Pedro Storti, son los autores de la casa de José Predolini, que luego se convirtió en el Policlínico Ferroviario (Andrés Pazos 35), son grandes arquitectos que desarrollaron una obra importantísima en Buenos Aires la cual fue demolida casi en su totalidad. En ese sentido, uno de los aportes de este trabajo es verificar que en Paraná se conserva por lo menos un testimonio de sus prestigiosas ideas.

 

-En el marco del proceso que realizaste ¿Cuál fue la sorpresa más grande, qué te resultó inesperado?  ¿Y cuál la frustración más perdurable?

-Lo que más me sorprendió fueron las historias que poco a poco iba descubriendo detrás de cada cornisa, un viaje en el tiempo de nombres, instituciones, costumbres, imaginarios y proyectos de sociedad que se pensaron más de un siglo atrás, y que depositaron en la arquitectura, sus estilos y simbologías, un fuerte mensaje de identidad. La identidad de una ciudad capital de provincia y abierta a las miradas. La mayor frustración es ver que algunas cornisas se mantienen en franco deterioro, y otras que afortunadamente quedaron en el libro registradas, pero ya no están más.

¿Contaste con la colaboración de alguien para llevar adelante tu proyecto?

Al trabajo lo hice solo, en forma paralela estaba haciendo la investigación para mi anterior y reciente libro Fotogramas, sobre la historia de los cines de Paraná. Pero fue fundamental el apoyo de la Editorial Fundación La Hendija, para poder finalmente editarlo después de algunos años de demora. La investigación me llevó cuatro años, pero publicarlo casi otros tantos. Ahora es una realidad.

 

EL AUTOR

Claudio Gabriel Cañete nació en Paraná, en1970. Es Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Docente universitario y periodista.

Como fruto de su trabajo de investigación sobre temas históricos ha publicado:

-Estampas. El Palacio de Urquiza en Paraná y su Monumento en el Parque (Tráfico de Arte – 2004)

-La radio de la gente. LT14 Radio General Urquiza de Paraná AM 1260 (una semblanza histórica) (LT 14 Ediciones – Primera Edición 2007 – Segunda Edición 2011 en formato DVD).

-Capítulos Perdidos. Los días de Perón y Evita en Paraná (Códice Libros, 2009).

-Fotogramas. Historia de los cines en Paraná (Editorial Fundación La Hendija, 2017).

En poesía y cuentos es autor de Domingos (Códice Libros 2011); Sábados; (Editorial Fundación La Hendija 2014) y Reloj de sol (Editorial Fundación La Hendija 2016).