Juan Falú renunció a la Dirección de Asuntos Culturales

56
“Fui madurando la decisión de dar un paso al costado porque sentí que me estaba quedando muy al margen de la actividad musical”, explicó el músico sobre su decisión.

El guitarrista, compositor, docente y gestor cultural nacido en Tucumán había asumido en setiembre pasado y dejó el cargo porque su función lo alejaba de la actividad musical.

 

El guitarrista y compositor Juan Falú renunció ayer a la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería porque, según explicó, “el estado de alerta y la atención que requiere la función pública” lo alejaba cada vez más de la actividad musical.

«Cuando asumí supuse que iba a encontrar compatibilidad en la función pública y la carrera artística, pero con el correr del tiempo me di cuenta que el estado de alerta y la atención que requiere el rol, sobre todo en pandemia, lo hacían muy complicado», señaló el referente de la música popular argentina sobre su renuncia.

Al respecto, detalló: «Así fui madurando la decisión de dar un paso al costado porque sentí que me estaba quedando muy al margen de la actividad musical”.

El guitarrista, compositor, docente y gestor cultural asumió el cargo en septiembre de 2020.

“Conocí un lugar con mucha gente idónea, conformé una gestión con un equipo que me ayudó mucho a organizar las tareas y a trabajar con más de 150 embajadas. Hicimos mucho hincapié en la valoración y la difusión de las realidades culturales de las provincias. Y eso me deja muy conforme porque esa convicción es mía pero es un eje de gestión del Canciller y del Gobierno”, relató sobre los meses en los que estuvo en el cargo.

Además, sostuvo que la pandemia lo obligó a mejorar la difusión y a valerse de la virtualidad para cumplir los objetivos: “Mejoramos las redes de comunicación para que se conozca lo que hace la Dirección en el mundo y para que se conozca lo que pasa en todas las embajadas a nivel cultural. Estoy seguro de que eso se va a consolidar”.

«Estoy tranquilo y me sentí acompañado por el Canciller, está todo bien. Cumplí una misión que podría haber sido más larga pero me voy con la tranquilidad de haber transitado ese camino que sé que puede ensancharse y mejorarse”, contó al hacer el balance.

Pocos días después de haber asumido el cargo, durante una entrevista con Télam, Falú advertía sobre cómo la pandemia “nos había igualado” en una “angustia colectiva”.

Asimismo, al comenzar su gestión, hace siete meses, aseguró que trataría de «pensar cómo se muestra la cultura nacional al mundo de la manera más democrática y federal posible» porque destacó la importancia de «poner en valor las grandes expresiones culturales de nuestros pueblos y territorios».

El compositor había remarcado al asumir que su tarea sería la de «valorar lo que se ha hecho y aportar esta perspectiva» que aceptó como «un nuevo desafío» en su vida porque explicó que, además de su «quehacer artístico y docente», siempre tuvo un interés por las políticas culturales, ya que las consideró «esenciales» aunque desde «la política muchas veces se expresó un desconocimiento sobre lo que implican los quehaceres culturales de los pueblos».

PANDEMIA Y PROYECTOS

“Creo que un modo de salir de esta angustia colectiva está muy vinculado al pensamiento, a la reflexión y al quehacer cultural. Me parece que si los pueblos tuviesen un acceso democrático y cultural a las expresiones artísticas, al pensamiento estaríamos más preparados para enfrentar esta y otras crisis», sostuvo.

Sobre los proyectos que lo esperan y su retorno a la actividad artística, contó que se dedicará a ordenar más de 150 composiciones inconclusas.

“Me entusiasma mucho la idea de poder regresar a la música en plenitud. Tengo un proyecto hermoso junto a Teresa Parodi, Liliana Herrero y Horacio González, ‘Mojones’, que lo vamos a estrenar ni bien podamos por la pandemia. Son canciones y textos alrededor de los grandes temas nacionales, insoslayables: el canto originario, el cruce de los Andes, el Martín Fierro, los desaparecidos y las Madres”, precisó.