Pelea entre familias terminó con un baleado y un condenado

156
El juez de Garantías Mauricio Mayer resolvió hacer lugar al acuerdo de juicio abreviado.

Un hombre de 34 años reconoció en un juicio abreviado que se lió en una pelea con otro hombre “debido a una enemistad antigua entre ambas familias”. La pelea terminó con el segundo herido por el roce de dos balazos. Por los problemas de adicción del ahora condenado se resolvió que esté alojado en un instituto de rehabilitación hasta que intervenga el Juzgado de Ejecución de Penas. Tenía antecedentes condenatorios.

 

REDACCIÓN EL DIARIO / [email protected]

 

Una antigua disputa entre dos familias fue el motivo para que AMP accediera a la invitación a pelear que le realizó ANP el 5 de septiembre de 2020 en el playón de barrio Lomas del Mirador II.

El primero terminó el altercado disparándole a ANP dos veces con un arma calibre 9 milímetros, logrando impactar en la víctima en dos oportunidades.

El lunes 26 de abril, el juez de Garantías N 4 de Paraná, Mauricio Mayer, resolvió hacer lugar al acuerdo de juicio abreviado al que arribaron el fiscal, Mariano Budasoff, y el defensor, Javier Aiani. El juez dictó sentencia y condenó a AMP a la pena de tres años de cumplimiento efectivo como autor del delito de Abuso de armas.

La pena es comprensiva de otra de ejecución condicional, que el acusado se encontraba cumpliendo por el delito de Portación ilegítima de arma de fuego de guerra.

El juez dispuso que por los problemas de adicción del imputado, que voluntariamente decidió abordar el problema, “se realice cómputo de pena por medio de la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) una vez que la presente adquiera firmeza y autorizar que hasta tanto tome intervención la Jueza de Ejecución de Penas de la ciudad de Paraná, transite la condena bajo el régimen de prisión domiciliaria en una institución” en Santa Fe en la que se realizan tratamientos de rehabilitación por problemas de adicción.

 

Elementos

Mayer manifestó que “más allá de la expresa admisión que el incurso ha realizado respecto de la existencia del hecho delictuoso atribuido y de su participación en calidad de autor, obran agregados al legajo de Fiscalía elementos de convicción que me llevan a arribar con grado de certeza a aquella conclusión afirmativa”.

El hecho que se le atribuyó a AMP consistió en que “el 5 de septiembre de 2020, en momentos previos a las 2.30, ANP y AMP se encontraron casualmente mientras el primero transitaba a pie por el playón del interior del Barrio Lomas del Mirador II, ubicado entre calles Quiroz y Andrés Longo de esta capital. Luego de un breve intercambio de insultos ANP incitó a pelear a AMP debido a una enemistad antigua entre ambas familias y en esos momentos él último extrajo un arma de fuego, presumiblemente calibre 9 milímetros, y le efectuó al primero al menos dos disparos que le impactaron en zona de los intercostales del flanco izquierdo, causándole lesiones de carácter leves”.

Pruebas

A la hora de valorar las pruebas reunidas, el juez entendió que “el suceso se encuentra debidamente acreditado por el acta de procedimiento suscripta por el oficial Walter González que da cuenta de que llegaron al lugar del hecho y que hallaron a la víctima herida presumiblemente por disparos de arma de fuego, que ordenaron su traslado en ambulancia al Hospital San Martín y que aquél les confió que a causa de un conflicto con el incurso lo invitó a pelear y que éste le profirió las heridas que presentaba con un arma de fuego”. En el mismo sentido valoró el testimonio de testigos presenciales que “confirman los dichos del joven víctima”.

En contra del imputado se valoró “las fotografías tomadas, la planimetría del lugar del hecho y las vainas servidas colectadas por la Dirección de Criminalística” que el juez estimó “comprueban detalles del suceso que condicen con las declaraciones de los testigos. Por lo que estimo que se trata de un plexo probatorio amplio, sólido y concordante que acredita certeramente tanto la materialidad de los sucesos como la vinculación del incurso con los mismos”.