Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Paraná, Policiales, Política, Sociedad

Audiencia: Aguilera, Almada y Cardoso

Tal como adelantó EL DIARIO, este sábado desde las 9, se está realizando la audiencia en la cual se hará el formal pedido de la prisión preventiva para: Juan Pablo Aguilera, Sergio Cardoso y Alejandro Almada.

Se trata de los tres nuevos detenidos en el contexto de la investigación que se sustancia para determinar la presunta sustracción de alrededor de dos mil millones de pesos de las arcas del Estado mediante contratos apócrifos de la Legislatura entrerriana.

Las tres nuevas detenciones que se dispuso desde el Ministerio Público Fiscal en contexto de la investigación que se sustancia para determinar la existencia de una organización que desde hace diez años vendría sustrayendo millonarias sumas de dinero de las arcas del Estado a través de contratos apócrifos de las cámaras de Senadores y Diputados de la provincia, sintetizan la información judicial y el dato político.

Aguilera es el actual secretario de bloque del PJ en senado, mientras que Almada se desempeña como administrativo contable de la Cámara de Diputados.

Sergio Cardoso, en tanto, era el director administrativo contable de la Cámara de Diputados de la provincia.

Los tres están sindicados en la reformulación del hecho que realizaron la fiscal anticorrupción, Ceciia Goyeneche, y los fiscales Patricia Yedro e Ignacio Aramberry.

La maniobra que se investiga tendría tres etapas: la sustracción del dinero con la presunta complicidad de la Legislatura; el despliegue en el territorio a través de la “gestión de la situación impositiva” de cada uno de los supuestos falsos contratados, que se atribuye a los estudios contables de los contadores “Pedro Opromolla, Gustavo Falco, Guido Krapp y Gustavo Faure”, que se efectivizaba en la “terminal Nº 3472, correspondiente a la sucursal Nº 3469 de Entre Ríos Servicios, emplazada en el propio Estudio Integral Asesoría”, propiedad “de los tres primeros contadores mencionados” ; y finalmente, la distribución del dinero obtenido de manera ilícita, donde ingresarían Aguilera y Almada.

Fiscalía sostiene que “finalmente, (Alfredo) Bilbao se encargaba de entregar el neto del producido, o un porcentaje de éste, hasta diciembre de 2011, a Juan Domingo Orabona, y con posterioridad a Juan Pablo Aguilera, y a otras personas hasta el momento desconocidas”.

En la última etapa del modus operandis que habría desplegado la supuesta organización, Fiscalía investiga los roles que habrían desempeñado Bilbao, participando “del neto de las ganancias ilícitas a Gustavo Pérez y Jorge De Breuil, de una parte del dinero resultante”.

Además, la acusación sostiene que “posteriormente, el dinero resultante era entregado a Gustavo Hernán Pérez, Sergio Cardoso, Faure, Alejandro Almada, y a Bibao. A su vez, este último recibía las rendiciones de cuenta de la recaudación que realizaba todo el grupo, previa deducciones de gastos, de pagos de impuestos de los contratados y de comisiones”.

La hipótesis del MPF es que el modus operandis desplegado tendría como fin el lavado de dinero a través de diferentes inversiones inmobiliarias y agrícola-ganaderas, para disimular su origen ilícito.

Ampliaremos.