8.8 C
Paraná
viernes, mayo 7, 2021
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    Racedo: Se profundizó el conflicto

    Hubo presencia policial y se controlaba el tránsito peatonal por la zona en donde se lleva adelante la obra. Los asambleístas se quejaron por el “abrupto corte del diálogo”. Otro grupo de vecinos dio su apoyo al proyecto y descalificó a quienes se oponen.

     

    El conflicto por las obras de ensanche en calle Racedo tuvo este martes 13 su punto más álgido. Los trabajos se retomaron a la madrugada con el corte de algunos árboles y luego se colocó un fuerte vallado con custodia policial con control de circulación por la zona para evitar el acceso de asambleístas y manifestantes. Todo eso provocó la reacción de los integrantes de la asamblea quienes cerca del mediodía se trasladaron hasta la sede de la Defensoría del Pueblo, en calle Monte Caseros, donde cortaron la calle durante más de una hora y exigieron a ese organismo que tome una posición más dura contra el Municipio. Luego, a la tarde, encabezaron una caravana de automóviles y bicicletas desde el lugar de las obras hasta el Palacio Municipal.

    Por otra parte, como si faltasen más controversias, un grupo de vecinos de calle Racedo y alrededores presentó una nota con firmas en la que expresan su apoyo al proyecto ampliado de ensanche que fue informado en la reunión de diálogo del 8 de abril y califican a los asambleístas de “alborotadores e impresentables”.

    Finalmente, la Defensoría del Pueblo de Paraná elevó un pedido de informe en el que dejan constancia que “el accionar (del Municipio), advertido por los vecinos, dista de lo acordado en reuniones –la última, realizada ayer (por el lunes 12 de abril) – entre la Defensora del Pueblo, Marcia López, y la Coordinadora del Centro de Mediación, Irina Chausovsky, con el presidente municipal, en el marco del espacio de diálogo convenido por las partes en conflicto”.

    “ABRUPTO CORTE”. En su comunicado de este martes 13 de abril, los asambleístas señalaron que el anuncio que la Municipalidad les hizo el lunes en relación a retomar los trabajos del proyecto significaba “un abrupto corte del proceso de diálogo de partes al cual estábamos asistiendo” y los colocaba “en una situación de indefensión, peligro y desamparo absoluto, a pesar de que estemos viviendo en democracia”. Por ello, solicitaron “protección para quienes en su derecho legítimo a la manifestación y participación ciudadana, que en su último recurso individual quieran procurar evitar la tala y extracción del arbolado que se encuentra en el emplazamiento de la obra, así como el ensanche del boulevard, por defender una vida e identidad barrial en armonía con la salud y el ambiente”.

    Es que el intendente Adán Bahl había presentado una nota el día 11 dirigida a la Defensoría en la que hace un resumen del proceso de diálogo con los vecinos y, tras recordar las sentencias favorables a la continuidad de los trabajos logradas en la Justicia, concluye: “Desde el Municipio se realizaron diversas propuestas, no resultando hasta la fecha aceptadas por las personas que Usted convocara y entendiera como representantes de vecinos de la ciudad, asambleístas y algunos frentistas. Aclaro que en el caso de algunos de los convocados no contaban siquiera con representación legal alguna y que pese a ello y por el respeto al diálogo igualmente fuimos receptivos de los planteos formulados”. En la misiva, la Municipalidad deja constancia de los costos que implica la paralización de las obras y las actualizaciones de gastos que reclama la empresa contratista: “Siendo estos costos altamente elevados y siendo nuestra responsabilidad como Administración Municipal velar por los recursos y derechos de todos los vecinos paranaenses, es que se torna necesario de forma urgente reiniciar la obra en cuestión”, se argumentó. Más adelante, el Municipio entendió que “la instancia de diálogo por Usted convocada ha sido infructuosa – y no por acción u omisión de esta Administración Municipal- generando ello las consecuencias económicas, jurídicas y administrativas que conlleva ello”, y advirtió que los gastos ocasionados por el retardo de la obra “podrá ser repetido contra todas las personas, asociaciones, y/o cualquier otro, que de una manera u otra impidieron la normal ejecución de esta obra pública”.

    La Defensoría pidió informes a la Municipalidad

    La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná elevó al Intendente Adán Bahl un pedido de informe referido al proceder del Ejecutivo Municipal en relación al reinicio de las obras en Bulevard Racedo, durante las primeras horas de la mañana de este martes.

    Ante ello, las Defensoras del Pueblo solicitan explicaciones, en forma urgente, al Ejecutivo municipal en los siguientes puntos:

    -El inicio de trabajos de madrugada, a las 3,50, franja horaria en que por Decreto Nacional y Provincial está restringida la circulación, salvo caso de trabajadores esenciales. A esa hora, se presentó personal de la empresa contratista junto a empleados que portaban indumentaria municipal.

    – La fuerte presencia de fuerzas de seguridad en el lugar y la instalación de un vallado policial en calles Alsina, Tiscornia y Toribio Ortiz, en sus intersecciones con Racedo.

    – La falta de comunicación fehaciente a los frentistas y el intempestivo inicio de la obra.

    -El comienzo de los trabajos incluyó la tala de algunos árboles, un punto que expresamente se había conversado en las reuniones previas y cuyo inicio se había comprometido no sería en el corto plazo.

    Finalmente, las Defensoras del Pueblo instaron “al Municipio no solo a que explique estos hechos, sino también a que informe públicamente a la ciudadanía sobre la postura tomada y las acciones a seguir, entendiendo que los vecinos tienen derecho a la información sobre cuestiones que afecten su ciudad, su hábitat y su cotidianeidad”.

    El documento, que lleva la firma de las Defensoras Marcia López y Cecilia Pautaso (Adjunta), expresa que en función de los acontecimientos ocurridos en las primeras horas de este martes, “consideramos que estas acciones intempestivas y solapadas atentan contra el ámbito de diálogo propiciado por esta Defensoría y la tan preciada paz social, por lo que exhortamos a rever sus acciones y contemplar el escenario social conflictivo en el cual nos encontramos inmersos”.

    La nota de otros vecinos

    Un grupo de vecinos autoidentificados como “de calle Racedo y alrededor”, presentaron una nota dirigida al intendente Adán Bahl en el que expresan su apoyo al proyecto de ensanche con las ampliaciones incluidas en la última propuesta.

    El documento incluye descalificativos hacia los integrantes de la asamblea de vecinos y organizaciones ambientalistas que se oponen al proyecto:“ (en relación con) los grupos, denominados ambientalistas, que cortaron la calle, y que han expresado ampliamente que los vecinos estábamos de acuerdo con su postura venimos a informarle que mucho dista nuestra posición de tales manifestaciones y que nos han puesto en una postura de rehenes de unos alborotadores e impresentables que con la bandera ecologistas pretenden perjudicar a la mayoría de los frentistas y vecinos de tales mejoras”.

    Luego, le pidieron al jefe comunal que “proceda a realizar la obra” y que ordene “a la autoridad pertinente, retirar a estos inadaptados que perjudican la pacífica vida en la zona trayendo un ambiente de mayor inseguridad y temor, además de molestias innecesarias sin hacerse cargo de los daños y perjuicios que ocasionan”.

    Racedo: La Municipalidad retomó los trabajos con tala de árboles incluida

     

    Lo más leído

    Agroclave