14.1 C
Paraná
sábado, mayo 8, 2021
  • Nosotros
Más

    Testigo en papel del desarrollo cooperativo de una gran región

    Con múltiples desafíos desanda su aniversario número 56 el Periódico LAR, un medio de comunicación producido y realizado en Crespo, que desborda el acontecer de una de las cooperativas más importantes del país para transformarse en vocero del desarrollo de una vasta región. Pese a los avances digitales, casi la tercera parte del total de asociados prefiere hojear sus páginas mensualmente. Entre sus directores supo estar el recordado Luis Perriere.

     

    Redacción EL DIARIO

     

    Camino a sus 110 años, la Agrícola Regional Cooperativa Limitada, Agropecuaria, de Consumo y Servicios Públicos, tiene otro motivo para el festejo: hace más de medio siglo que el Periódico LAR refleja tanto el acontecer de la organización cooperativa como las inquietudes de una vasta región del Paraná. En tiempos de marcada concentración de los resortes de la economía en manos extranjeras o trasnacionales, la recreación de una conciencia cooperativa es vital y, en otro orden, es una forma de reconocer el papel que ha tenido el movimiento en el desarrollo de una constelación de localidades y la satisfacción de las demandas de numerosas personas y sus familias.

    EL DIARIO conversó sobre estos asuntos con Luciano Mastaglia, responsable del departamento Relaciones Institucionales y Comunicación, encargado de tomar la posta que dejaron nombres propios como los de Humberto Seri, Antonio Luis de Casas, Luis Perriere y Luis Jacobi.

    –¿Cuál es la historia del periódico?

    –El medio de comunicación por excelencia de la Agrícola Regional, es continuidad del periódico Campo, un diario también de tirada mensual que dejó surcos fructíferos en la historia de la comunicación en la región y que nuestra casa editara hasta el año 1939. Fue escrito y dirigido por don Santiago Klug. En el año 1965, ya bajo el rótulo de Periódico LAR, es retomado por Don Humberto Alfredo Seri, un hombre de letras y periodista de formación empírica, que dirigió la publicación hasta 1977; año en el que asumió como director Antonio Luis de Casas, doctor en leyes que había incursionado también algunos años en el periodismo.

    En 1996 la publicación se consolidó con una demarcada mirada agropecuaria, expresada por la impronta de su director, Raúl Luis Perriere, que ilustró de prestigio estas páginas hasta enero de 2010. A partir de allí, la dirección fue confiada a otro periodista de vasta trayectoria y plena identificación con el pensamiento cooperativo, Luis Jacobi, quien se mantuvo hasta finales de 2016.

    En la actualidad, es el departamento Relaciones Institucionales y Comunicación de la cooperativa, el cual coordino, el responsable de la edición y distribución de Periódico LAR.

     

    CONTENIDOS

    –¿Qué es lo que refleja?

    –Periódico LAR es un medio de comunicación que, por su potencial, ocupa un espacio fundamental como agente no solamente de información, sino de formación y socialización en nuestra comunidad. Es la voz de la institución que se expresa hace medio siglo para seguir tejiendo redes, fortaleciendo vínculos, manteniendo en sus páginas más de la mitad de la historia de la cooperativa, latente, construyendo nuestra identidad cultural.

    –¿Cuál es la tirada, y cuántas personas trabajan?

    –El departamento de Comunicación de LAR está integrado por cinco personas. Cada una de ellas participa de la edición. Hay personas abocadas a las fotografías, a la corrección, al área de diseño gráfico y publicitario, a la redacción y al etiquetado y posterior distribución. Se imprime en formato tabloide, a color, con una tirada mensual de 1.600 ejemplares, que llegan a muchas localidades del país y al exterior.

    –¿Cómo ha resuelto la tensión entre el papel y lo digital?

    –Periódico LAR también sufrió el embate de lo digital, pero la ventaja es que es de distribución gratuita y los socios se sienten identificados con el papel. Tenemos 5.000 socios y a 1.600 les llega impreso a su domicilio. Luego, por preferencia, un caudal fuerte lo recibe en formato digital, o puede optar por leerlo en la web institucional de la Cooperativa, donde se cuelga mes a mes.

    –¿Por qué es relevante que una Cooperativa como LAR tenga un periódico?

    –La creación de este histórico medio, como vehículo oficial del accionar de la cooperativa, responde constantemente, adaptándose a los nuevos tiempos, al propósito de buscar una mejor y más fluida comunicación con los asociados que, más allá de que se informan anualmente en las asambleas, necesitan conocer los hechos que acontecen con mayor frecuencia en la entidad. Es una forma de crear cercanía con nuestro principal grupo de interés, los asociados.

    –¿Cuáles son los desafíos que se le presentan para el futuro?

    –Poder sostener, más allá de las nuevas generaciones, el formato impreso. Para LAR las redes sociales juegan un papel clave, en materia de difusión y comercialización; pero seguiremos pugnando para que el medio de comunicación por excelencia de la Cooperativa siga siendo Periódico LAR. Nosotros, los responsables de su edición estamos de paso, pero debemos bregar para que esas páginas continúen atesorando la historia de nuestra entidad. Que las generaciones futuras sigan leyendo y discutiendo con la tinta impresa en rótulos del pasado, y descubriendo acontecimientos que hacen a nuestra propia historia. Nuestra misión y desafío es que esto sea por el resto de los tiempos.

     

     

    Lo más leído

    Agroclave