Salud: La Defensoría del Pueblo estuvo en el centro de salud Selig Goldin

139
Se pintó un mural en el ingreso al centro de salud ubicado en avenida Laurencena. Foto Marcelo Miño. EL DIARIO.

Se atendió a varios vecinos que se acercaron a realizar consultas y buscar información, como así también se pintó un mural en el ingreso al centro de salud.

 

Redacción EL DIARIO / coordinació[email protected]

 

En el marco de la semana por el Día Mundial de la Salud, la Defensoría del Pueblo de Paraná realizó una jornada con diferentes actividades en forma conjunta con el centro de salud Selig Goldin. EL DIARIO estuvo en la Plaza Italia, aledaña a la sede del centro de salud ubicado en Avenida Laurencena 798, en donde también se atendió las consultas y reclamos de los vecinos de la zona.

Como cada año desde el 1948, el Día Mundial de la Salud se viene celebrando cada 7 de abril, fecha en que fuera fundada la OMS. Bajo el lema “Defensoría al encuentro” este jueves 8 se atendió durante gran parte del día a varios vecinos que se acercaron a realizar consultas y buscar información, como así también se pintó un mural en el ingreso al centro de salud.

EL DIARIO habló con Cecilia Pautasso, defensora del Pueblo adjunta, quien señaló que “desde la Defensoría del Pueblo se brinda una enorme conmemoración en estas instancias que estamos viviendo en donde se valoriza mucho más el poseer salud, trabajar salud y prevenir la salud. En esta oportunidad con el centro de salud Goldin y el centro de mediación que depende de la defensoría del pueblo de Paraná, estamos dejando nuestra huella a través de un mural que expresa estas motivaciones del trabajo en el barrio. A nosotros en realidad es lo que más nos gusta, salir a trabajar en el terreno, aunque las circunstancias limitan un poco en este tiempo de pandemia, pero estamos aquí pudiendo acercar la defensoría al contacto con la gente contándoles cuál es el trabajo, la defensa de los derechos ciudadanos, los reclamos que se pueden tener como ciudadanos, como derecho y como obligación, marcando presencia y acompañando en esta semana”.

El objetivo de la institución es poder crear instancias de acercamiento con la comunidad, difundir sus objetivos y alcance y atender las dudas y planteos de la población.

“La defensoría está siempre contribuyendo a que el diálogo solucione lo que empieza como conflicto”, señaló Pautasso a EL DIARIO. Fotos: Marcelo Miño.

PLAZA ITALIA. La oficina móvil estuvo durante todo el día en la plaza Italia de 10 a 12 y de 16 a 18 horas. También se convocó a las vecinales de la zona y una red de trabajo en conjunto para que pasen por el lugar y se asesoren  con folletería e información que refieren a los derechos ciudadanos.

“Todavía hay mucho para explicar al respecto y muchas veces es confundida nuestra defensoría con defensa al consumidor. Es muy importante el porqué y para qué sirve la defensoría del pueblo. Mucho tiene que ver con los planteos de vecindad, de convivencia, conflictos que se plantean con vecinos, entonces para ello funciona el centro de mediadores”.

La defensoría en todo este tiempo de pandemia nunca cerró sus puertas y tampoco se dejaron de hacer mediaciones, ya que se hicieron virtuales y ahora se están haciendo presenciales algunas. “Estamos siempre contribuyendo a que el diálogo solucione lo que empieza como un conflicto y muchas veces desencadena otras cuestiones que llegan a ser violentas. Es importante darle las herramientas a la ciudadanía de lo que significa poseer estos derechos” remarcó Pautasso a EL DIARIO.

Por otra parte, se pintó un mural en el ingreso al centro referido a la salud y a la fecha conmemorativa. La coordinación de las tareas estuvo a cargo del artista plástico y muralista Andrés Leiva, integrante del equipo del Centro de Mediación de la Defensoría, quien desarrolló talleres con personas que realizan actividades en el centro de salud, con el fin de ir delineando el contenido y diseños que finalmente quedarán plasmados en una de las paredes del edificio de calle Laurencena.

 

BALANCE. La defensora adjunta del pueblo de Paraná, realizó un balance de lo que viene siendo el trabajo en estos meses de gestión. “Nunca dejamos de trabajar en la oficina desde que asumimos el 1 de Octubre venimos trabajando temas cotidianos, pero también la imposibilidad de algunos vecinos de poder acceder hacia algunos organismos que por la pandemia  cerraron sus puertas”.

“Contamos también con una defensora del pueblo de adultos mayores que tiende justamente a los adultos y más aun en este contexto de pandemia”.

“En este tiempo hemos tenido muchos reclamos respecto a cloacas, pérdidas de agua, problemas de vecindad, teniendo en cuenta que la pandemia nos llevó a quedarnos en nuestras casas y ahí se potenciaron algunos conflictos que tenían que ver con la convivencia. Ahora también la defensoría desde que comenzó la vacunación ofrecimos a todos los ciudadanos que no tuvieran acceso a internet anotarlos desde la defensoría por el email o el whatsapp”.

“En estos tiempos estamos trabajando con temas más profundos como por ejemplo el diseño de la ciudad y lo que tiene que ver con calle Racedo o en otros barrios que los vecinos expresan en función de lo que va a pasar en su propia barriada” concluyó Pautasso.

 

Intervención

La Defensoría del Pueblo puede intervenir o brindar asesoramiento en temas, inquietudes y reclamos que impliquen la vulneración de  derechos ciudadanos. A modo de ejemplo, se pueden mencionar los relacionados a servicios públicos, tasas municipales, impuestos y tarifas; instituciones de salud; entidades bancarias; transporte público y tránsito; obras públicas; temáticas concernientes a violación de los derechos humanos y situación de discriminación; ocupación de la vía pública; contaminación ambiental, entre otros.

En tanto, a través del Centro de Mediación de la institución, se atienden conflictos entre vecinos surgidos por divergencias en torno a, por ejemplo, medianeras, filtraciones de humedad, ruidos molestos, inconvenientes ocasionados por mascotas, construcciones.

La mediación se propone como un espacio de encuentro entre los vecinos, acompañados por mediadores, quienes crean el clima adecuado para que puedan dialogar sobre las cuestiones que les preocupan, en un ámbito de respeto y comprensión mutua.