14.6 C
Paraná
lunes, abril 12, 2021
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    ¿De qué te reís?

    ¿De que te reís? Con esto no te estoy diciendo nada malo, ni retándote por ver tus dientes asomarse bajo esa sonrisa. Es una pregunta sencilla y curiosa. ¿Qué te hace reír? Esa sería la intención.

     

    Juanchi Ottado | Revista Muy Entre Ríos

    El humor es muy subjetivo. Una persona que va por la calle, y se cae delante de ti, puede ser gracioso. No para el que quedó despatarrado sobre las baldosas, pero vos, que venís atrás, mientras vas a ayudar, no dejas de reír.

    Muchos cómicos o humoristas han hecho un culto del humor llamado físico. Los Tres Chiflados se han golpeado con todo lo que tenían a mano, y no hay nada más divertido que ver a Moe pasándole un serrucho por la cabeza a Curly, dejando los dientes de la herramienta todos doblados.

    O nuestro Pepe Biondi, haciendo su personaje de Pepe Galleta, un guapo que le pegaba a todos, pero su mujer, una grandota y de brazos anchos le gritaba y lo cacheteaba a placer. Nos hemos reido con Carlitos Balá y Juan Carlos Calabró.

    Los uruguayos de Comicolor nos han dejado momentos memorables, con el Toto Paniagua a la cabeza. Ni hablar del eterno Negro Olmedo, y su mago ucraniano diciendo Rucucu. La gran Nini Marshall ha hecho tantos personajes inolvidables, como Catita o doña Pola. Y otras mujeres como Olinda Bozán, Gabriela Acher o Juana Molina.

    Nos gusta reírnos (a quien no?) y muchas veces en las tragedias de la vida, nos reímos. Los chistes y las bromas en los velorios son un clásico. Hay miles de chistes sobre divorcios, infidelidades o mentiras, que si no tuvieran esa visión graciosa, nos harían llegar a las lágrimas seguramente.

    Hechos dolorosos en el pasado, ahora los contamos con mucha gracia, dándole la razón a la frase, atribuida a Mark Twain, que dice que una tragedia, pasado el tiempo, se transforma en comedia. Por eso me gusta hacer humor. Y más específicamente comedia (conocida como standup).

    La risa se contagia. La risa nos une. La risa nos sana. Y nos permite tener humor frente a la mala suerte, frente a una desgracia o mismo frente a la muerte. Chaplin decía que un día sin reir, es un día perdido. Y hacer reír es algo que me gusta desde chico.

    En los actos del colegio (inolvidables puestas en escena de obras magistrales, con vestuarios que mi mamá y mi papá hacían con mucha dedicación y amor). He hecho de todo. Negrito que vende velas. Cacique indio jefe de la tribu. Honguito en el bosque encantado.

    Nunca me tocó un protagónico, como un San Martin o un Belgrano. Seguramente no daba con el perfil serio de nuestros próceres, destinado a otros compañeros, que, casualmente, eran los abanderados en los actos.

    A esta altura de la vida, veo que me engañaron con el argumento de que el elegido era por motivos actorales. Por eso siempre pregunto a los que quieren empezar a hacer humor, de que se rien. Esa es la clave. Reírnos.

    De lo que nos gusta. De lo que nos divierte. Pero también de lo que me da miedo, o me molesta. Es una gran manera de exorcizar demonios internos, y decirle a los demás que soy capaz de reírme, aún frente a la adversidad.

    Hay que animarse. Hay que sacar ese humor que todos tenemos dentro. Cada vez que nos reímos a carcajadas utilizamos cerca de 400 músculos ( y después me piden que vaya al gimnasio!), y nos cambia el ánimo.

    No es fácil hacer reír. No todos nos reímos de lo mismo. De hecho, hay varios tipos de humor, como el humor blanco, más inocente y apto para todo público; el humor verde, más pícaro y con doble sentido; hasta el impopular humor negro, que se ríe de todo indiscriminadamente y a veces con dudoso sentido común.

    Pero podemos elegir de que reírnos. Podemos elegir con quién queremos reírnos. Siempre podemos elegir. Pero yo siempre recomiendo, que elijamos reír, fuerte, con ruido, con lágrimas, hasta que nos duela la panza y se nos acalambre la mandíbula. Y que nunca perdamos el humor, para que nos ayude a sobrellevar lo que se venga. ¿De qué te reís? De la vida.

     

    Juanchi Ottado

    @morrisonhotel67

    @escuelaparana

    Lo más leído

    Agroclave