Avanza la investigación judicial por el crimen de Marcelo Cabeza

312
La imagen de archivo muestra uno de los allanamientos realizados en la causa Cabeza.

Se conocieron los resultados de la pericia telefónica del celular de Silvio Marcelo Cabeza, chofer del Ministerio de Salud, que fue brutalmente asesinado en Paraná. Además, prorrogaron la prisión preventiva para los dos acusados: Matías Rodriguez y Alan Ávalos.

 

Redacción EL DIARIO | [email protected]

 

La Justicia avanza con la investigación del crimen de Marcelo Cabeza (49 años), chofer del Ministerio de Salud, quien fue brutalmente asesinado en Paraná.

El lunes 29 de marzo, la Jueza de Garantías Elisa Zilli, dispuso la prórroga de la prisión preventiva por 45 días para Alan Ávalos y Matias Rodríguez, ambos imputados por el crimen.

La medida fue consensuada entre los abogados defensores, Claudio Berón y Fernanda Álvarez; y la parte querellante a cargo de Marcos Rodríguez Allende y Boris Cohen.

La Investigación Penal Preparatoria (IPP) continúa a cargo de la fiscal, Melisa Saint Paul quien entrevistó, al menos, diez personas. Algunos vecinos informaron que “los jóvenes estaban alcoholizados en horas de la madrugada del homicidio”.

El testigo presencial y “segunda víctima” del hecho, tal como lo ubican la fiscalía y la querella, declaró que “estaban circulando en el auto de Cabeza para comprar estupefaciente en otros barrios”.

Pericias

Según supo EL DIARIO, la última información de los informes complicaría la situación de los acusados ya que una antena de telefonía captó la ubicación del celular de Cabeza en la zona del barrio Anacleto Medina el 2 de febrero a la madrugada, es decir, al momento del crimen.

Según la acusación de la fiscalía, el hecho habría ocurrido en una vivienda ubicada en la esquina de calles Gianelli y Cortada 994 en dicho barrio.

El teléfono marca Xiaomi, propiedad de Cabeza, tenía en su interior dos chips, es decir, que utilizaba dos líneas. Si bien el celular no pudo ser localizado hasta el momento, los peritos lograron intervenir la línea con información que aportaron los familiares de la víctima.

El informe, de alrededor de mil páginas, contiene información importante para esclarecer el móvil del crimen: conversaciones de los chats; llamadas entrantes y salientes; y ubicaciones.

Además, El DIARIO conoció el resultado del diagnóstico anatomopatológico: las manos de Cabeza fueron mutiladas inmediatamente después de haber sido asesinado.

El análisis de la pericia era importante para las partes para determinar si hubo alevosía o ensañamiento por este violento hecho.

Móvil del crimen

La fiscal Melisa Saint Paul comentó a EL DIARIO “que no descarta ninguna hipótesis hasta el momento, porque no se terminó de investigar”.

El abogado querellante, Rodríguez Allende expresó que “se está investigando si intentaron robarle el celular a Cabeza. Hay familiares de los acusados que ahora lo están ofreciendo”.

Por su parte, el abogado defensor de Matías Rodríguez, Claudio Berón, expresó “que Rodriguez tenía una relación de amistad con Cabeza. Entiendo que esa madrugada tuvieron un exceso de drogas y alcohol. Hay cuestiones sin resolver que se van a debatir más adelante”.

Lo que viene

En los próximos días culminarán las pericias telefónicas de los celulares de los acusados. Las comunicaciones que tuvieron Ávalos y Rodríguez el día del crimen podrían ser determinantes ya que la fiscalía investiga si el hecho fue premeditado por dos o más personas, lo que causaría la pena máxima.

También restan los resultados de informes de química forense y balísticos que fueron solicitados por la fiscalía a laboratorios.

Por último, falta conocer cómo se va a resolver el juicio: en el caso de que no se compruebe ninguna agravante en la IPP, los abogados defensores podrían proponer un juicio abreviado por el delito de Homicidio Simple o que la causa sea juzgada mediante juicio oral y público. Si la pena en abstracto supera los 20 años de prisión, se puede juzgar mediante Juicio por Jurados.

El hecho

El brutal homicidio de Silvio Marcelo Cabeza, de 49 años, quien se desempeñaba como chofer del Ministerio de Salud, conmocionó a Paraná.

El cuerpo de la víctima fue hallado calcinado en calle Virrey Vértiz en el interior de un Renault Clio que era propiedad de su hermana y al cual incendiaron con el hombre en su interior.

Además, le habían cortado las manos, las cuales fueron halladas en el Volcadero municipal de residuos.

La familia de Marcelo Cabeza recibió el cuerpo

Exhumaron los restos de la mujer que entregaron por error a la familia de Cabeza