Entre Ríos, Galería, La Provincia, Sociedad

Salud mental: el derecho a andar otros caminos

El Centro de Día es un espacio terapéutico integral que facilita la comunicación, participación e inserción social. En diálogo con EL DIARIO, María Florencia Piter, licenciada en Psicología, contó cuál es la dinámica cotidiana de “El Despertar” y su vínculo con la comunidad de Concepción del Uruguay.

 

Alejandra Erbetta | coordinacion@eldiario.com.ar

 

“El Despertar” nació como un proyecto en el año 2008, producto de una demanda social que iba creciendo en Concepción del Uruguay, al igual que en otras localidades del país. La nueva ley de Salud Mental Nº 26.657, sancionada en 2010 y que entró en vigencia en 2013, además de generar un marco regulatorio legal dio respuesta a un sector de la sociedad que “requería un centro de día que permita trabajar en forma interdisciplinaria los diferentes padecimientos mentales crónicos. Fue un largo camino recorrido, donde se fueron presentando anteproyectos y proyectos hasta llegar al 2014, año en que El Despertar fue aprobado como institución por el Iprodi (Instituto Provincial de Discapacidad)”; comenta la licenciada Florencia Piter, vicedirectora del mencionado centro diurno, ubicado en calle Jordana 196.

Con entusiasmo, Piter relata a EL DIARIO las actividades que realizan y los logros que obtienen los “usuarios”, tal la terminología que la profesional utiliza para referirse a quienes asisten a este lugar en busca de socializar como objetivo primordial.

–¿Cómo y en qué horarios funciona el Centro?

–Funciona por la tarde, de 14 a 18. Está habilitado para recibir a un total de 15 personas, entre los 14 y hasta 65 años de edad, quienes para poder participar deben contar con certificado de discapacidad y obra social.

–¿Cuántas personas asisten en este momento?

–Actualmente están asistiendo 10 personas con padecimientos mentales crónicos: como esquizofrenia, trastornos bipolares y retrasos madurativos graves. También concurren algunos otros con TEA (Trastornos del Espectro Autista) o con déficit de atención.

–¿Cuál es la modalidad de trabajo?

–Trabajamos a través de dinámicas de grupos por medio de talleres terapéuticos. Cada taller se dicta un día distinto con un objetivo a trabajar en grupo en base al diagnóstico de cada paciente. Nos proponemos objetivos generales y objetivos específicos, los vamos planificando y evaluando taller a taller.

 

EQUIPO

–¿Quiénes ofrecen los talleres?

–Estos talleres están a cargo de profesionales. Contamos con un equipo interdisciplinario. Cada uno sigue un plan de trabajo que está supervisado, en este caso, por mí. El psiquiatra Jorge Zabalza es el director del centro. Trabajamos en conjunto. Tenemos un dispositivo individual de psicoterapia, pero es para abordar aquellos casos de urgencia o de emergencia. Y hacemos terapia en grupo, eso se hace en lo que respecta a la psicología específicamente.

–¿Cómo está conformado el equipo interdisciplinario?

–Contamos con una terapista ocupacional que trabaja en conjunto con la licenciada en nutrición lo referido a hábitos de higiene, registro del cuerpo, alimentación y hábitos saludables. También con un profesor de educación física; con él trabajamos todo lo que es el registro del cuerpo. Además, el taller de ritmos saludables que está a cargo de un licenciado en enfermería. A través del baile desarrollamos la identidad personal. En el taller “Viajeros del tiempo”, que está a cargo de una estudiante avanzada en museología, Valeria Lemes, se trabaja sobre la identidad cultural de los usuarios, entre otras cuestiones relacionadas con, por ejemplo, el registro que tienen hacia la sociedad, hacia el otro; empaparlos de lo que es nuestra cultura, pero sobre todo también de sus derechos. En el taller de teatralización se abordan roles y funciones. En los talleres de arte y cerámica, se busca brindarles herramientas no sólo terapéuticas sino también la adquisición de habilidades para que en un futuro puedan trabajar todo lo que es su rol y su proyecto laboral.

–¿Cuál es la experiencia de los talleres, hay resultados evidentes?

–Creemos fervientemente que este tipo de modalidad a través de talleres logra resultados evidenciables y científicos, porque lo hemos comprobado en cada evolución de los usuarios, año a año. Desde 2014 venimos implementando este esquema, este dispositivo. Más allá de las debilidades y cuestiones, que siempre van surgiendo en la práctica, vamos reajustando y reevaluando, pero sin duda creemos que la modalidad en este tipo de población con estas características es efectiva.

Volviendo a lo que es un centro de día, es una institución, en este caso de gestión privada, (también los hay en el ámbito público) que brinda un programa de atención integral para la rehabilitación de aquellos usuarios que tengan un diagnóstico de una discapacidad o un padecimiento mental.

 

OBJETIVOS

–¿Cuáles son los objetivos planteados?

–Buscamos, como objetivo general, mantener, preservar y mejorar la funcionalidad de cada uno de los usuarios. Además, prestamos atención a las necesidades básicas tanto terapéuticas como sociales. Promovemos el desarrollo, la autovaloración y favorecer un estado psicoafectivo adecuado y lograr la estabilización de cada uno de nuestros usuarios. Trabajamos inter y transdisciplinariamente, acompañamos a la familia a través de distintos talleres o jornadas. Los acompañantes terapéuticos también pueden ir acompañando en cada taller a los usuarios. Ante las dificultades reafirman o ayudan a lograr la tarea de cada uno de ellos.

Tenemos la función de acompañar al usuario en su día a día, pero no sólo en actividades de rehabilitación sino también en su participación con la comunidad como ciudadano. Por ejemplo, a través del taller Viajeros del tiempo y del taller de teatralización, es donde más trabajamos su rol social y la empatía.

Además, promovemos la solidaridad a través del taller de alimentación saludable “Panza llena corazón contento”, en donde los mismos usuarios elaboran y empaquetan viandas saludables para 125 chicos de un barrio vulnerable de Concepción del Uruguay, que se llama barrio “Los Cachetudos”. Los efectos terapéuticos que han tenido en este estilo de talleres son positivos.

 

Nutrición, para el alma y el cuerpo

 

“Panza llena corazón contento” es el nombre del taller de cocina que está a cargo de la licenciada en nutrición Cintia Oviedo, y la licenciada en asistencia social Natalia Córdoba.

“Este año, a través del taller de cocina trabajamos la participación comunitaria de nuestros usuarios. Todos los jueves cocinan un plato saludable y el postre para los niños de un comedor comunitario del barrio Los Cachetudos. A través de esta actividad, logramos la unión entre los usuarios con los ciudadanos. Es algo mágico. Increíble. Nadie quiere faltar los jueves porque ya tienen una responsabilidad, que es hacer algo por el otro. Crear este hábito de conciencia en ellos fue todo un proceso. Nos llevó su tiempo, pero logramos generar estas cuestiones de los valores; la empatía y la solidaridad, que van de la mano” afirmó Florencia Piter, vice directora del centro de día El Despertar.

 

Viajar en el tiempo

En el taller “Viajeros del Tiempo”, Valeria Lemes trabaja aspectos relacionados a la identidad y los derechos, entre otros temas.

“El taller Viajeros del Tiempo tiene como objetivo general fomentar un vínculo del usuario con la comunidad concepcionera. Comenzó en el 2017 y continuó este año partiendo del concepto de identidad para establecer un puente en primer término con la comunidad y desde allí recorrer caminos históricos, el patrimonio arquitectónico; los barrios y conceptos matrices tales como el de cultura, acervo histórico, patrimonio, raigambre, sociedad, tradiciones. Y temas que gestaron la impronta cultural entrerriana y también historias universales como por ejemplo el surgimiento de la fotografía. Encuentro que entusiasmó tanto que fue elegido para la muestra anual. Una muestra de fotografías tomadas y comentada por ellos mismos”, resume Valeria Lemes. Y, agrega: “lo que sucede en el taller es muy lindo porque se disparan otros temas. Por lo cual queda expuesto lo que ellos saben y todo lo que traen. Son personas que interactúan de acuerdo a sus posibilidades e intereses. Nuestro taller Viajeros del Tiempo, recientemente contó con la visita de Jorge Alberto Duarte, un vecino de nuestra ciudad, técnico en Museología, apasionado del mundo de la fotografía, quien nos explicó la evolución de las cámaras a través del tiempo. Fue un gran momento compartido donde los usuarios escucharon y participaron muy entusiasmados. Aprendieron a tomar fotografías y a sacarse selfies”.

 

Muestra

 

El 20 de diciembre se realizará la muestra anual de 20 a 23 horas. Los usuarios expondrán los trabajos realizados, en Jordana 196 (Concepción del Uruguay).