24.4 C
Paraná
miércoles, abril 14, 2021
  • Entre Ríos
  • Economía
  • Nosotros
Más

    “La temporada nos dejó volver al ruedo”, dicen los empresarios

    Los problemas para el sector turístico en Entre Ríos distan de haber encontrado una solución. La actividad de los meses de enero y febrero, naturalmente muy por debajo de la de otros años, sirvió para pagar cuentas, endeudamiento. Balance y expectativas compartió con EL DIARIO, el presidente de la Cámara Entrerriana de Turismo, Leonardo Schey.

     

    Redacción EL DIARIO

    [email protected]

     

    Cuando el miércoles de la semana pasada se reunió el gabinete económico de la Nación, con la presencia de los ministros de Economía, de Desarrollo Productivo y de Trabajo se hizo un repaso de las políticas de acompañamiento a los sectores considerados críticos que atraviesan dificultades como consecuencia del Covid-19. De ahí surgió, por ejemplo, información sobre las inscripciones al Programa de Recuperación Productiva -Repro II- para pagar los salarios de febrero.

    Encabezando la lista de sectores “más críticos” que se inscribieron aparece el del turismo con 2.028 empresas y 49.343 trabajadores inscriptos.

    Efectivamente, en esta temporada estival el sector ha podido trabajar luego de meses de inactividad, pero las dificultades persisten.

    En la provincia, la Cámara Entrerriana de Turismo tiene un relevamiento a partir de los datos que recaban en su propio observatorio. Lo que por estos días reclama es diálogo con las autoridades del gobierno, con el Ministerio de Turismo; la puesta en funcionamiento del Ente Mixto –el proyecto de ley aun no fue sancionado- y una emergencia “económica” que supere la turística declarada en la provincia.

     

    Números y realidades

    Según un informe del gobierno provincial publicado recientemente, “unos 850.000 turistas visitaron Entre Ríos en los primeros 85 días de esta temporada y lo hicieron tramitando su permiso, a través de las plataformas Cuidar y Verano. El movimiento económico estimado es de 5,5 mil millones de pesos. La provincia se mantiene como el tercer distrito más elegido” puntualizó el material divulgado.

    El sector empresario también tiene elementos para evaluar lo que ha ocurrido en Entre Ríos durante la temporada. Aspectos de ese balance fueron surgiendo en la charla del presidente de la Cámara de Turismo de Entre Ríos, Leonardo Schey, con EL DIARIO.

    –¿Desde la Cámara tienen números similares a los que contiene el informe oficial?

    –La Cámara tiene su observatorio y sinceramente no entendemos de dónde sacan los números ni cómo los realizan. Los sacan, en teoría, de las plataformas Verano y Cuidar a las que no tenemos acceso, más allá de que podríamos tenerlo porque otras cámaras provinciales, de distintos lugares del país, han pedido el ingreso para chequear y lo han podido hacer. Nosotros no hemos tenido esa posibilidad. Como dato, sabemos de gente que tiene los hijos estudiando afuera, que tuvieron que sacar el permiso para volver a su casa y están contabilizados como turistas cuando no lo son.

    –¿Eso podría modificar sustancialmente los números informados oficialmente?

    -No sé si sustancialmente, pero influyen. Pero esos números (informados por el gobierno) están muy lejos de la realidad. Nosotros tenemos 19 ciudades nucleadas dentro de la Cámara, prácticamente es toda la provincia sacando un par de localidades, tenemos 33 instituciones asociadas y cada una tiene un promedio de 80 a 100 socios. Esos dirigentes que están en la Comisión directiva o en la Cámara nos elevan la información trabajada desde cada institución. Y los números a lo largo y ancho de la provincia están dando un 35% en la temporada de verano.

    Se puede tomar en cuenta que en el verano 2020, antes de la pandemia, entraron en la primera quincena de enero 425.000 turistas, con una ocupación de un 85%, y este año, entraron 150.000 turistas, como anunciaron en la primera quincena. El porcentaje es entonces como lo indicamos nosotros. No hay una manera profesional de hacer una toma de datos porque nos estamos olvidando de plazas que han cerrado, hoteles que están cerrando temporalmente, aforos al 50% de la hotelería, y de las unidades de resguardo que han tenido que tener los bungalows, que por cierto son los que han estado más completos y han inflado un poco la ocupación.

    Leonardo Schey, presidente de la Cámara Entrerriana de Turismo.

    TIBIA

    Con los números que la Cámara maneja, ¿el sector ha podido sobrevivir, recuperarse; cuál fue el impacto?

    -La calificamos como una temporada tibia, que nos ha dado la posibilidad de demostrar que el turismo no fue el propulsor de los contagios. De hecho, después del gran fin de semana que tuvimos en Carnaval que fue el único parecido a años anteriores en materia turística, pensábamos que podía subir la curva de contagios y sin embargo, se aplanó y en muchas ciudades bajó siendo que Entre Ríos tuvo una ocupación importante, del orden del 90%.

    (La temporada) Nos sirvió para pagar cuentas, para pagar los diferimientos porque la emergencia turística nos venía apretando fuertemente. Es que a pesar de tener un año con prácticamente todo cerrado, el tributo a la propiedad, al comercio, tuvimos que seguir haciéndolo. Ingresos Brutos, Ater siguió igual y no hubo descuentos. Esto sirvió para pagar algunas cuentas, endeudamientos; además, para cumplir con los protocolos hubo que prepararse también, invertir. En fin, por lo menos es como que la temporada nos dejó volver al ruedo. Esperemos que nos hayamos dado cuenta todos los argentinos que el turismo no es propulsor de los contagios y que, en forma cuidada, se puede llevar adelante la actividad.

    –¿Fue muy complejo llevar adelante los protocolos?

    –Había dicho por septiembre que tenemos grandes protocolos, los mejores protocolos a nivel mundial. La Cámara ha sido impulsora de distintos protocolos que se llevaron adelante. Se han tomado ejemplos de otros países.

    Por ahí fue más difícil hacer cumplir los protocolos a los locales, a los entrerrianos que nos han visitado dentro de la provincia con quienes teníamos que estar más atentos para hacerlos cumplir. Sin embargo, los turistas que nos eligieron desde Buenos Aires Santa Fe, Córdoba –que fueron los principales lugares de procedencia- los han cumplido muy bien, incluso mejor de lo que pensábamos que se podía hacer.

     

    Estrategias

    –Antes del inicio de la temporada, la Cámara y el gobierno provincial destacaban que Entre Ríos ofrecía particularidades respecto de otros destinos, en línea con nuevas demandas del turista en contexto de pandemia. ¿Se confirmó esa idea?

    –El mayor y principal porcentaje de ocupación se ha dado en bungalows, cabañas, appart hotel, pequeños alojamientos, por la condición de separación, por los ambientes abiertos. Los hoteles son los más perjudicados porque son los que tienen una estructura más grande que sostener. Además, si sumamos que estuvo cerrada la frontera, el turismo internacional de paso, los que viajaban a Uruguay, a Brasil que hacían una noche de descanso y continuaban, ese turista golondrina no se vio. Pero se han elegido los lugares más abiertos, sin dudas.

    –Siempre se destacó la ubicación estratégica de Entre Ríos respeto de centros emisores importantes.

    –Entre Ríos tiene una característica diferencial: la ubicación estratégica que tiene respecto de distintos centros emisores, pero lo que nos está pasando es que nosotros no vemos un gran trabajo desde el sector público para visibilizarlo. Hay que mirar las promociones vigentes para los aéreos. Un viaje al sur está en $ 5 mil; a Cataratas, $2.500. Es más económico hacer un viaje mucho más largo. Pero en eso, hay gestión de gobierno en conjunto con las instituciones; hay otra perspectiva. Nosotros estamos pidiendo tener una reunión cara a cara con el ministro (Juan José Bahillo), hablar de frente y empezar a trabajar de verdad por el bien de todos los entrerrianos.

    Cómo podría pensarse que, en este contexto, especialmente, el diálogo entre la Cámara y el gobierno es permanente, se formuló una consulta al respecto. “Con Bahillo (ministro de Producción, Desarrollo económico y Turismo) hace muchísimo que no nos reunimos”. El referente del sector interpreta que no se toleran “las críticas a un equipo que no trabaja” y por eso, el diálogo estaría “bloqueado”.

    La Cámara confía en que un Ente mixto mejorará la gestión.

    ESPERA

    -A partir de la experiencia, ¿creen que hay que producir cambios en el perfil turístico, en alguna actividad, en los servicios, o confían en que a medida que avance la vacunación, todo volverá a ser como antes de la pandemia?

    –Desde la Cámara hemos hablado ese tema. Creemos que hay que hacer más controles respecto de fiestas clandestinas que es donde pueden avanzar los contagios. Los protocolos están bien implementados, hago mucho énfasis en eso, porque quedó a las claras que prácticamente no hubo casos.

    Para los salones gastronómicos, en muchos municipios, se han habilitado espacios exteriores, se han peatonalizado algunas calles para ganar espacio y no estar encerrados porque no se puede utilizar el aire acondicionado.

    Creo que estamos bien, al esfuerzo lo hemos hecho. Creemos que esto va a ir paulatinamente retomando la normalidad con la vacunación y cuando empecemos a poder tener el turismo de reuniones y las fiestas populares.

    Esas convocatorias mueven mucha gente y producen un derrame económico no solo en el hotelero, el gastronómico, sino que trabaja también el que vende artesanías, churros; esas fuentes de trabajo continúan pasándola mal.

     

    EL ENTE

    Además de la falta de diálogo, la Cámara vería con buenos ojos que empezara a funcionar el Ente Mixto de Turismo, una organización para la cual “la Cámara viene luchando hace más de 8 años”, señaló Schey. En diciembre del año pasado el proyecto tuvo media sanción en Diputados, pero “todavía estamos esperando la sanción y la conformación”, remarcó.

    –¿Ustedes tienen disposición para ser convocados e integrarlo?

    –Absolutamente.

    –¿Eso podría cambiar por ejemplo, la promoción del destino?

    –Claro, un gran problema que está teniendo Entre Ríos a nivel nacional, es la falta de visibilidad producto posiblemente –no soy especialista en Marketing-, por lo que es la promoción, la publicidad. El representante de Entre Ríos ante el Inprotur –Instituto Nacional de Promoción Turística- es de Misiones, eso nos preocupa. Es misionero y representa al litoral, pero también hay un correntino. A través de Fedecatur, la Federación que nuclea a las cámaras, estamos al tanto de esas situaciones. Notamos falta de visibilidad de Entre Ríos como destino nacional.

     

    La Semana Santa

    La Cámara Entrerriana de Turismo hace 15 o 20 días que está promocionando Semana Santa, una oportunidad que en materia turística siempre fue muy apreciada en Entre Ríos.
    Lo que se está observando es un comportamiento de los potenciales visitantes similar al del período estival.
    “Es distinto (a otros años), igual como ocurrió en el verano”, dijo el titular de la Cámara. Explicó que, en el verano, “un 1% vino sin reservas a diferencia de otros años y las reservas fueron dadas sobre la fecha, con 2 o 3 días de anticipación, no más. Ahora viene igual, tenemos consultas, seguramente en un par de semanas empezarán a reservar y llegarán”, confía.

    La demora en la reserva se debe al temor del turista en pagar una seña por el alojamiento, depositar, enfermarse y no poder viajar. “Ante esa incertidumbre, espera hasta el último momento para definir”, explicó respecto de un comportamiento que “se dio en todo el país”, comentó.

     

    La ayuda estatal

    El sector sigue requiriendo ayuda al Estado; la considera “necesaria”.

    Leonardo Shey sostiene que “cuando en aquel momento (el año pasado) nos mostraron el proyecto de ley de Emergencia turística, dijimos que se estaban equivocando, que tenía que ser una emergencia económica. No nos pueden –reitera- seguir cobrando con los negocios cerrados, nos vamos a fundir. Y hay un centenar de emprendedores y hoteles, algunos tradicionales como el hotel Plaza Jardín en Paraná; en Concordia el hotel Salto Grande, el más antiguo, cuatro estrellas, un ícono de la ciudad; el hotel Mayin, un hotel termal nuevo, que no se pudieron mantener. Se tiene que entender que la emergencia tiene que ser económica, no turística. A nosotros el diferimiento lo único que logra es hacernos endeudar cada vez más, no lo entendieron así. Seguimos peleando por lo mismo.

    A nivel nacional, el titular de la Cámara rescató el programa Previaje. “Sirvió, fue una herramienta importante, pero no hubo mucha difusión”, opinó previo a agregar que “pedimos que continúe la ayuda: estamos pidiendo los Repro a nivel nacional a través de Fedecatur, donde tenemos dos representantes. Necesitamos un sostenimiento”.

     

    La energía eléctrica

    El sector se prepara para el aumento de la energía eléctrica. “El martes tenemos reunión con Enersa; nos explicarán una vez más cómo es el cuadro tarifario, cómo se puede ahorrar, pero tenemos que pagar. La culpa no es de Enersa, pero el sector público tendría que ponerse a trabajar a ver qué beneficio, qué tratamiento especial puede brindar aunque sea por este año. Y cuando esto vuelva a la normalidad, veremos”, alentó Schey.

    La provincia de Entre Ríos prorrogó la emergencia al turismo

    Luces y sombras en el balance de la primera quincena en turismo

    Lo más leído

    Agroclave