Entre Ríos, Galería, La Provincia, Paraná, Policiales, Sociedad

Caso Ofelia Kessel: polémico testimonio de Ríos y Suárez

La fiscal Carmona solicitó que Ríos sea condenado a la pena de 4 años y 8 meses de prisión efectiva, por homicidio imprudente, mientras que para Suárez solicitó 3 de cumplimiento condicional, por encubrimiento agravado.

 

Victorio Ríos y Sebastián Suárez, imputados en la causa que desde hace nueve años se sustancia para determinar la responsabilidad del primero en el siniestro vial en el que murió Ofelia Kessel, y en el intento de ocultar el hecho, en el del segundo; declararon y sostuvieron que la víctima volvió sobre sus pasos cuando cruzaba la calzada en calle Blas Parera y Antonio Crespo, en Paraná, circunstancia en la que fue arrollada por el Fiat 147 en el que se trasladaban los imputados.

Ambos coincidieron en que el 10 de enero de 2010 hacía mucho calor y fueron al Thompson, para luego dirigirse a las piletas de la Toma.

Ríos recordó que pasó por barrio José Hernández, donde rebasó a un camión, y a treinta metros vio a Kessel que cruzaba la calle para tomar el colectivo. Dijo que él iba a una velocidad “normal” cuando “a dos o tres pasos de pasar (la calzada) se vuelve” y se produce la colisión.

El conductor del rodado manifestó: “No podía creer lo que me había hecho la señora. Aún no lo puedo creer, entender cómo hizo eso”. Ríos insistió en que “tres pasos le faltaban para cruzar y me sorprendió”.

Por su parte Suarez abonó la versión de Ríos, de quien sostuvo que era su íntimo amigo al momento del hecho, al señalar que “ella hace un giro, se vuelve y la colisiona”.

En relación al delito que se le endilga en este proceso, que es el de Encubrimiento agravado, Suarez sostuvo que “en ningún momento (el auto) se tapó, se lavó, ni hablé con Astudilla (que era el dueño del Fiat 147). Me entero a la noche que señora falleció. Estaba shockeado, mal”.

En los alegatos, la fiscal coordinadora, Mónica Carmona, solicitó que Ríos sea condenado a la pena de 4 años y 8 meses de prisión efectiva, por Homicidio imprudente, mientras que para Suarez solicitó 3 de cumplimiento condicional, por Encubrimiento agravado.

La querella, a cargo de Guillermo Vartorelli y Miguel Ángel Cullen, pidió 8 años y 2 meses para Ríos y un año y 6 meses de prisión condicional para Suarez.

A su turno, Luis Pedemonte y Antonella Manfredi, defensores públicos que representaron a Ríos, solicitaron que se le conceda el instituto de la Suspensión del Juicio a prueba o Probation, que fue rechazado por el Tribunal; luego pidieron la absolución por considerar que el siniestro fue responsabilidad de la víctima.

Por su parte, Gaspar Reca, defensor oficial de Suarez, alegó que el delito de Encubrimiento no se configuró en el caso por el mismo argumento de la defensa de Ríos: la responsabilidad de la víctima.

Luego sostuvo que prescribió, y en subsidio, en el caso que no sea aquel el delito por el que debe ser juzgado, postuló que le cabe la excusa absolutoria porque eran amigos íntimos.

Finalmente, si el Tribunal entendía que no correspondía aquella figura, instó que no se reunían los requisitos del delito de Encubrimiento porque el auto no estaba tapado y porque los dichos de los imputados, que manifestaron que el auto fue dañado en una pelea con unos muchachos, no tenían entidad para que encuadren en el encubrimiento.

Victorio Ríos, al momento de dar su versión del hecho fatal. Foto Sergio Ruiz