24.4 C
Paraná
miércoles, abril 14, 2021
  • Nosotros
Más

    ¿Habrá nuevo régimen de licencias por paternidad?

    El diputado nacional por la ciudad de Buenos Aires Itaí Hagman (FdT) presentó un proyecto de ley para ampliar la licencia por paternidad. Se trata de una normativa que busca extender a 30 días de período de licencia, que la misma sea remunerada, transferible y obligatoria, de modo que se cumpla.

    «No puede ser que en pleno siglo XXI la ley argentina obligue a la mujer a atravesar los primeros meses de su hijo recién nacido solitariamente», consideró Hagman y además, el legislador agregó que «ampliar las licencias parentales implica hacerse cargo de que la crianza debe ser compartida”.

    Desde MUY analizamos este tema con la abogada Ana Belén Menghi, para entender por qué son necesarios estos cambios legislativos para avanzar con modificaciones estructurales y culturales.

    –¿Cómo está regulado el régimen de licencias actualmente? ¿Es obligatorio? De qué sirve ampliar esta licencia puntual? ¿Equipara derechos respecto de la mujer?

    –En Argentina, los periodos de  licencias por maternidad y paternidad, llamadas licencias familiares, varían según el sector y la provincia en que las personas trabajen. Así, el régimen actual en Argentina, para el caso de trabajadores/as formalizados en relación de dependencia, está contemplado en la  Ley de Trabajo N° 20.744.

    En cuanto a la licencia por paternidad, la misma  dispone en su artículo 172 inc. a) (dentro del Régimen “Licencias Especiales”)que el trabajador gozará de dos días corridos a partir del nacimiento del hijo/a, otorgando a las mujeres noventa días de licencia por maternidad. Aunque existen convenios colectivos de trabajo que extienden los  días de licencia por paternidad para los trabajadores del mercado formal, no es práctica habitual en todas las actividades.

    El régimen de licencias por paternidad de la  Ley 20.744 de Contratos de Trabajo data de 1974  fecha en que la ley se promulgó,  por lo que urge un cambio sustancial con miras a los nuevos tipos de familia y  donde la responsabilidad en el cuidado de la infancia no sea atribuible solo a la mujer sino que sea compartida, dejando también de lado los criterios biologicistas e incluyendo de esta forma a las familias adoptantes.

    –Hace unos días ingresó un proyecto de ley en la Cámara de Diputados que propone ampliar el actual régimen de licencias de paternidad a treinta días, de carácter obligatorio y remunerado. Esta modificación también igualaría  las licencias para los casos de adopción, ampliando a su vez el régimen de licencias en partos múltiples, hijos con discapacidad o nacimientos prematuros.

    –Si, es manifiesto como el actual régimen normativo vigente en nuestro país promueve  estereotipos de género, estableciendo la responsabilidad absoluta en la crianza a las mujeres.

    Asimismo, tal como se ha mencionado anteriormente, el actual régimen que se dispone modificar no vislumbra los diferentes tipos de familias y formas de maternidad y paternidad como la adopción, o familias monoparentales o de matrimonio igualitario.

    –¿Cuál es el objetivo último de ampliar la licencia a los padres?

    –Es fomentar la corresponsabilidad parental en la crianza y todas las tareas de cuidado, desde una perspectiva de género, como así también la inserción, permanencia y no discriminación de las mujeres y personas gestantes  en el ámbito laboral .El régimen vigente refuerza el rol del padre como “ayudante” recayendo la responsabilidad plena en el cuidado y crianza de los hijos/as en la madre.

    Las modificaciones a los regímenes de licencia deben realizarse desde una perspectiva de género, bajo un criterio universalista, incluyendo a todos los tipos de familias independientemente de la categoría laboral a la que pertenezcan (en relación de  dependencia, informales, monotributistas, autónomos…).

    Políticas públicas y leyes construidas en base a una perspectiva de género, son herramientas claves para la transformación de situaciones de desigualdad,  mejorando las condiciones de vida de las personas, y avanzando hacia un Estado comprometido con los derechos humanos.

    –¿Es viable una legislación  así en Argentina? ¿Crees que están dados con consensos para aprobarla?

    –La aprobación de una ley que amplíe el régimen de licencias por paternidad, es una deuda pendiente del Estado Argentino. Se han presentado diversos proyectos de extensión de estas licencias por parte de diferentes sectores políticos pero aún no se ha concretado. Es importante destacar que algunas provincias y ciudades  han ampliado el régimen de licencias para los trabajadores públicos.

    Por ejemplo, en la  ciudad de Buenos Aires desde 2018 cuentan con un régimen de licencia compartida de quince días con goce de sueldo a partir del nacimiento  más  treinta días corridos durante el primer año pudiendo a su vez la madre transferir al padre los últimos treinta días.

    En Mendoza desde 2014 los empleados públicos que sean padres (biológicos o adoptivos) gozan de 15 días de licencia. Asimismo, está por aprobarse una importante modificación al régimen de licencias.

    En Paraná, la Ordenanza N°  9559  dispone para el padre el  derecho a diez días corridos desde el nacimiento pudiendo ampliarlo por diez días más en caso de alguna complicación. ( art 12).

    –¿De qué manera repercute esto al momento en el que  una mujer busca empleo y se presenta a las entrevistas de trabajo?

    –La mirada estrictamente maternalista de las licencias en caso de nacimiento de un/a hijo/a (o más)  trae aparejada  una carga en la responsabilidad puesta únicamente en la mujer, distribuyendo las tareas del hogar con una estricta asignación de roles propios de una sociedad patriarcal que repercute en la participación de las mujeres en el ámbito laboral, extendiendo de esta forma la brecha de género. Avanzar en materia de corresponsabilidad familiar, requiere la modificación de las licencias por paternidad, conciliando de esta forma familia y trabajo de una forma más equitativa.

    –¿Cómo está legislado en el derecho comparado? ¿Cuán lejos estamos de tener en vigencia leyes que contemplen la realidad que atravesamos las mujeres (y la desventaja que esto representa para todas en el ámbito laboral) de esta manera? A nivel cultural, es un paso para modificar estructuras?

    –El derecho comparado siempre ha cumplido un rol de importancia a la hora de analizar como distintos ordenamientos jurídicos dan soluciones a determinados casos objetos de estudio. Así, es importante tener en vista como otros países, que han avanzado en determinadas temáticas sociales, contemplan, en este caso, el régimen de licencias por paternidad.

    España por ejemplo, hace poco tiempo igualó  las licencias de madres y padres, quienes cuentan con cuatro meses.

    En Suecia, madre y padre, poseen cuatrocientos ochenta días compartidos, siendo solo un bajo porcentaje los padres que lo comparten por partes iguales.

    En América Latina, Paraguay es uno de los países que otorga mayor periodo de licencia por paternidad, alcanzando los catorce días.

    El resguardo de la maternidad, la paternidad y de las infancias es un derecho humano y es indispensable plantearlo para  el bienestar de las familias (en  todos sus tipos) y la igualdad de género. Tener en cuenta este concepto es necesario  para la construcción de políticas públicas integrales  y justas, con perspectiva de género, en consonancia con los derechos humanos.

    Es dable destacar que toda (re) construcción social y cultural repercute necesariamente en el plexo normativo de un Estado. Si bien nuestro país ha tenido significativos e importantes avances en materia de género, también es cierto que el régimen de licencias es aún un tema pendiente para lograr mayor equidad y justicia social.

    Datos

    Ana Belén Menghi

    Abogada

    Lic. En Relaciones Internacionales

    Máster en protección internacional de los derechos humanos.

    Redes:

    Facebook: Abogada Ana Belén Menghi

    Instagram: – abogada_anabelenmenghi

                         -guelermenghi.asoc

    Lo más leído

    Agroclave