Susana Scalvinoni: “Hoy cualquier persona puede ser modelo profesional”

145
Fotos: Daniel Silveyra

No le gusta decir su edad, es madre de dos hijos y considera que la industria de la moda, la tendencia y la fotografía han cambiado en los últimos años para aceptar a todos los cuerpos. Para abrir su academia se perfeccionó en Buenos Aires, es asesora de imagen y ama organizar eventos y desfiles con fines solidarios. Una mujer  que emprendió su propio camino hace más de treinta años y hoy es una marca registrada en Paraná.

 

Paola Netto | Revista Muy Entre Ríos

 

Agradecida y alegre, así se define Susana Scalvinoni cuando  comenta cómo transita su día a día, acompañada de su familia pero también de cientos de alumnos y alumnas que pretenden forjar una profesión como modelos de pasarela o gráficos.

Hija única, le gusta ayudar, organizar eventos solidarios y afirma que es capaz de dar todo por el otro. “Subí a la pasarela siendo una adolescente junto a Marcela Pérez, quien venía a la ciudad desde Rosario. Mi familia no estaba muy de acuerdo, eran otras épocas y otro contexto, pero me respetaron y me ayudaron a pesar de que no les gustaba mucho la idea de que fuese modelo. Mi esposo también me ayudó mucho a desarrollar mi carrera”, expresa Susana recordando sus inicios.

También estudió profesorado de enseñanza primaria y, al igual que su madre,  quien llevaba adelante el Conservatorio Entre Ríos de Música, se dedicó a la enseñanza musical para los más chicos. Pero la vida la llevó al ejercicio docente en el mundo del modelaje y a compartir pasarela con figuras como Araceli Gonzales, Mariana Arias, Valeria Mazza, Nequi Galotti y Teresa Calandra.

“Recuerdo que mi último desfile como modelo lo hice en la época de Danhes. Había casas de indumentaria muy reconocidas de la ciudad y la figura destacada era Valeria.  Ese fue el momento en el que dejé de desfilar para dedicarme a ejercer como profesora de modelos. No me parece que se puedan hacer las dos cosas a la vez. No se puede desfilar siendo directora de tus alumnas”

De modelo a directora

“La escuela de modelos la comencé de pura casualidad. Yo daba clases de música en la escuela Magnasco. En un momento la cooperadora necesitó fondos y recaudar dinero. Vinieron y me pidieron que organizara un desfile a beneficio. Asi que allí empecé, de casualidad. Luego comencé a dar clases gratis en calle Feliciano para luego instalarme en el Club Social. Era increible la cantidad de aspirantes que tenía cuando lanzaba algún curso asi que decidí poner  la Academia y dedicarme de lleno ya que no podía mantener los dos trabajos”.

Así comenzó  a dirigir la Escuela que en febrero pasado cumplió 32 años en la ciudad. La paranaense  estudió y se perfeccionó en Buenos Aires junto a Tini de  Bocourt y Raquel Satragno, quienes se desempeñaban como modelos y, a la par, también llevaban adelante sus propias academias.

Sus alumnos por el mundo

Por su academia de modelos han pasado miles de jóvenes con sueños a cuestas. “Recuerdo a Viviana Greco de Paraná. Fue mi primer modelo en ingresar a una de las agencias más grandes del mundo, Elite, de Francia. Claudio Kapobell, de Racedo, hoy también radicado en Europa. Miro para atrás y la verdad me siento muy feliz de haber logrado cumplir esos sueños y haber podido dar trabajo profesional a muchas personas”.

La maternidad

Uno de los momentos más difíciles de su vida fue cuando perdió embarazos luego de cinco años de intentar convertirse en madre.  “Recién pude ser mamá a los 36 años. Era grande ya.  No lograba quedar embarazada y cuando pude, los perdía. Perdí tres embarazos antes de mi primer hijo”.

Hoy, Johann tiene 20 años y estudia derecho, está en tercer año en la UCA  y el segundo, Wolfgang, cumplió 18 y está por empezar ingeniería.

Los eventos

Uno de los lugares en donde Susana se siente más cómoda y a gusto es en la organización de eventos y desfiles solidarios. “Organizar un eventos de esas caracteristicas lleva un mes y medio o dos y demanda mucho tiempo diario. Lo que más me gusta de hacerlos es que utilizo la moda para ayudar a entidades que lo necesitan y mucho. Siempre lo hacemos con un fin solidario.  Me siento mucho mejor como directora que como modelo, porque desde este lugar siento que puedo ayudar a más personas vinculadas o no con el mundo del modelaje. Muchos necesitan de nosotros y lo que hacemos debe servir a la comunidad”

El color negro

Una particularidad de esta ex modelo es que donde se presenta la acompaña un look sobrio, casi siempre negro y bien elegante. “Me identifica. En mi trabajo siempre uso el negro.  Cambio totalmente cuando estoy de vacaciones y me animo a otros colores, como el rojo y el azul o blancos. Pero el negro transmite formalidad, elegancia y sobriedad. Además le queda bien a todo el mundo dependiendo la saturación del color. Hay negros azulados, negros café, etc. Recomendación: siempre hay que tener básicos negros  en el guardarropa”.

Valeria y Claudia

La época de las modelos rubias y altas. Si bien la ex modelo paranaense tiene muchas referentes, considera que Valeria Mazza es la modelo argentina por excelencia y Claudia Schiffer su modelo preferida a nivel internacional.

Dos mujeres con una asombrosa carrera, a partir de la cual recorrieron el mundo convirtiéndose en íconos de la moda en la década de los 90.

Ser modelo hoy

“El mundo de la imagen, las fotografías, las redes y el modelaje han cambiado mucho. Antes si no eras flaca no te aceptaban en ningún lado y difícilmente podías lanzarte a una carrera profesional como modelo. Hoy la industria de la moda y la tendencia acepta todos los cuerpos y ese es un paso muy importante”.