“La Carrindanga”, hace camino al andar

154
En una propuesta escénica, destinada tanto a niños como a adultos, el elenco concreta un homenaje a los viejos saltimbanquis, pero ambientado en el Litoral.

Con su espectáculo, que plantea un regreso al espíritu de los artistas transhumantes, el grupo “Saltimbanquis” regresa a escena con esta producción que presenta hoy, mañana y el domingo en su sala de calle Feliciano.

 

REDACCION EL DIARIO / [email protected]

 

Volver al espíritu esencial del saltimbanqui, aquel con el que aquellos artistas transhumantes recorrían los caminos deteniéndose en poblados para presentar espectáculos de carácter popular.

Con esa premisa, un elenco integrado por las actrices Clarisa Benetti, Jimena González y Gabriela Vieiro, presentan “La carrindanga”. La puesta, dirigida por Carlos Vicentin, quien también actúa y realizó la dramaturgia, podrá verse hoy, mañana y el domingo a las 20.30 en Sala Saltimbanquis (Feliciano 546). Para poder asistir a la función es necesario realizar una reserva previa al teléfono +549 3455 469578. La entrada será a la gorra.

En el devenir de la puesta, las actrices propondrán y generarán distintos climas teatrales, lúdicos, musicales y plásticos. Así, este singular `carromato´ ofrecerá una serie de instancias para el disfrute y la participación en las que se abordan distintas aristas temáticas que conciernen a nuestra identidad e historia.

“La propuesta escénica, destinada tanto a niños como a adultos, brinda un homenaje a los viejos saltimbanquis pero ambientado en nuestro amado Litoral”, adelantó Jimena González. “Esos antiguos artistas, precedentes e inspiradores de la comedia del arte, recorrían con sus carromatos distintos pueblos animando sus presentaciones populares con un tesoro artístico compuesto de canciones, dichos, refranes, tradiciones y leyendas, recitados, mascaradas y pantomimas burlescas, piruetas y canciones entre otros recursos que le daban dinamismo y mucha diversidad”.

“La Carrindanga” –que cuenta con el apoyo del Instituto Nacional del Teatro- pretende ser una versión moderna de aquellos antiguos espectáculos pero respetando su esencia y espíritu. La puesta procura aunar “un clima de juego, reflexión y experiencia en un ambiente dominado por la sensibilidad y la amorosidad”.

Además de las actrices y el director, el equipo técnico se completa con Sol Andreina González en iluminación y vestuario, José Luis Ferreira en la ambientación musical, Pola Ortiz en Títeres, Dario “Chicho” Ocaranza en máscaras y Elina Aguilar en recursos plásticos. La escenografía y la producción general corresponden al Colectivo Artístico Saltimbanquis.

Como tantos otros, “este espectáculo se gestó durante la cuarentena, en un momento muy difícil porque estábamos cerrando la sala Saltimbanquis por la imposibilidad de realizar actividades”, contó Jimena González a EL DIARIO. En ese momento “surgió con fuerza la necesidad de activarnos y hacer, de continuar la actividad y generar una instancia creativa”.

El inicio estuvo marcado por “pensar en una narrativa infantil diferente en el tono que busque la esencia del cuento, de la palabra”, como respuesta a un período “en que estamos saturados por la virtualidad, de las pantalla, en un contexto de aislamiento y demasiados estímulos virtuales”.

Se trató de “volver a la esencia del juego y la narración para buscar y revalorizar los recursos de los viejos saltimbanquis”, esos “inventacuentos, narradores orales que iban de pueblo en pueblos haciendo chistes, contando historias, improvisando canciones paso a paso con el público”.

RESCATE IDENTITARIO

“La Carrindanga” propone “una historia sin principio ni fin” por la cual tres saltimbanquis llegan a contar una historia en un pueblo. Sobre una estructura de base centrada en algunos relatos del repertorio tradicional, el elenco suma recursos clásicos de la Comedia del Arte, como máscaras, títeres, además de otros personajes externos, elementos escenográficos, objetos, e instrumentos musicales”.

La propuesta fue concebida haciendo hincapié en una apuesta por la identidad de la región. “Nos propusimos rescatar y revalorizar historias que nos pertenecen, ligadas a nuestros orígenes, como por ejemplo recuperar nuestra conexión con la tierra, el vínculo con la naturaleza, volver al sentido colectivo”, apuntó González.

“Estamos muy contentas y conformes con lo que contamos y lo que transmitimos tiene que ver con nuestras convicciones y dar un sentido a para qué sirve el teatro”, agregó la actriz.

El estreno se concretó el 12 de diciembre pasado, por streaming y con apoyo del INT, y el presencial tres días después.

“Durante el verano hicimos funciones sorpresa en las calles. Ha sido una experiencia super interesante”, confió Jimena a EL DIARIO. “Nos dimos cuenta de la necesidad y las ganas que tienen los vecinos de poder encontrarse en el hecho artístico presencial”.

“La verdad es que la recepción ha sido muy linda. Ahora estamos en el andar, porque nos queda pendiente el rodaje, ya que los espectáculos se nutren de eso”. En ese sentido, la integrante de Saltimbanquis señala que el propósito en estos meses “es aprovechar para hacer todas las funciones que podamos”.

En función de los protocolos sanitarios vigentes, la actividad se realizará “con todos los cuidados”. Es necesaria la reserva previa, en la sala se trabaja con burbujas con los grupos familiares.

El costo de la entrada a este trabajo autogestivo y en red será con modalidad `a la gorra´ ya que, reconocen los artistas “entendemos la complejidad económica en la que estamos viviendo”.