Deportes

Patronato entrena y busca el equipo

El ingreso del ex Boca Juniors Pablo Ledesma por Santiago Briñone sería la única variante que dispondría Mario Sciacqua para el encuentro del lunes ante Vélez.

Le queda una bala a Patronato en este 2018. No puede fallar. El panorama actualmente es gris oscuro, en la lucha por sostener la categoría, pero si da en el blanco ante Vélez Sarsfield la cosa se aclara un poco y si acompañan los resultados de los rivales, se puede ir de vacaciones con ilusión y optimismo.
A Mario Sciacqua le debe durar la calentura de lo que pasó en Rosario con Newell´s Old Boys, pero se tiene que morder la lengua, respirar hondo, bien hondo, y seguir trabajando pensando en la última final de este semestre. Los tres puntos son más que importantes y el equipo se debe parecer mucho al que jugó con Independiente, Boca, Talleres o Rosario Central, así los tres puntos quedan en Paraná. Y obviamente deben alejarse los fantasmas de Lanús, la Lepra y el segundo tiempo con San Martín de Tucumán. Ser un equipo corto y equilibrado será clave. Habrá que ver que pasa con la bipolaridad Rojinegra y como la puede trabajar en este partido clave.

CON UN CAMBIO. De acá, al lunes a las 19, día en que Patrón recibirá a Vélez Sarsfield en el estadio Presbítero Bartolomé Grella, por la 15ª fecha de la Superliga Argentina de Fútbol, puede pasar cualquier cosa. El Santo se prepara hasta el momento con una sola variante, en referencia al juego que perdió 1 a 0 en Rosario.
El volante Federico Bravo suplantaría a Santiago Briñone, en el compromiso donde Jorge Baliño será el encargado de impartir justicia.
El once sería Sciacqua (esquema 4-4-1-1): Sebastián Bértoli en el arco; la defensa con Lautaro Geminiani (mejor de su dolor en las costillas), Agustín Sandona, Renzo Vera y Bruno Urribarri; la línea de volantes Mauricio Sperduti, Federico Bravo, Damián Lemos y Lautaro Comas; Gabriel Carabajal apareció como volante adelantado; y Facundo Barcelo como único punta.

VENTA DE ENTRADAS. El expendio de boletos para este encuentro del lunes se realizará el mismo día del partido, en el horario de 12 a 19:30. Los precios son los mismos que el partido pasado.
Las personas con discapacidad podrán retirar sus entradas el día viernes en la Secretaría del Club, en el horario de 10 a 13 horas.

Comenzaron los rumores

El semestre no ha finalizado, se viene el verano y sube la marea, que llega cargada con olas de rumores. Entre posibles salidas y algunos nombres o posiciones de jugadores que estarían en carpeta.
Se sabe que Patronato intentará traer entre uno y dos delanteros; que existe el interés por dos volantes externos y por un marcador central. “Está muy difícil”, aseguraron desde el club, a la hora de reforzar el equipo. Como se dice siempre, la idea en Patrón no es sumar por sumar, hay que traer refuerzos, no incorporaciones.
Con nombres propios, el primer rumor en ganar las calles es el delantero correntino de 30 años, Emanuel Dening, jugando actualmente en Cerro Porteño de Paraguay. Un futbolista con paso reciente por San Martín de San Juan en primera división y anteriormente por Boca Unidos de su provincia en la B Nacional.
El oriundo de Goya puede jugar como externo o de media punta. Se caracteriza por su velocidad y armado de juego, aunque ha tenido rachas goleadores buenas. Surgió en Newell´s Old Boys de Rosario, pasó por Guillermo Brown de Puerto Madryn, Central Córdoba de Rosario, Huracán de Goya, Boca Unidos, el Santo sanjuanino, el fútbol de Turquía y actualmente en el Azulgrana paraguayo.

NADA CONCRETO. Uno de los grandes temores por estas horas en el mundo Rojinegro está ligado a su goleador, Facundo Barcelo. En las últimas horas aparecieron rumores sobre el interés de algunas instituciones por el delantero. “No hay nada, Facu está pensando en el partido del lunes”, aseguraron desde su entorno. El futbolista solamente abría recibido sondeos desde medios de prensa y ninguna oferta oficial de parte de ningún equipo.
Desde la dirigencia de Patronato advirtieron que es imposible acceder a la compra del pase del jugador, pero que la gente que lo representa pidió que se queden tranquilos, ante la ola de rumores. Si llega una oferta seductora será difícil retener al atacante. Para Patrón sería durísimo perder un jugador tan importante, dentro y fuera de la cancha.