Revés para Urribarri: rechazaron su pedido de sobreseimiento

198

Lo resolvió el juez de Garantías Mauricio Mayer, en la causa que investiga el supuesto direccionamiento de licitaciones hacia la firma Relevamientos Catastrales SA. Figuran como imputados otros funcionarios de la gestión de Urribarri y empleados de la firma.

 

En una audiencia de más de tres horas, que se extendieron a casi cinco por dos períodos de cuarto intermedio, los fiscales Patricia Yedro y Gonzalo Badano, y los defensores de Sergio Urribarri, Raúl Barrandeguy y Candelario Pérez, mantuvieron sólidos cruces en relación con la prueba que obra en los legajos que se sustancian por seis hechos imputados al exgobernador y a un grupo de funcionarios de su gestión. Se trata de la causa conocida como Cardona Herreros. Este martes 23 de febrero, tras escuchar a las partes, el juez de Garantías de Paraná, Mauricio Mayer, resolvió rechazar el pedido de sobreseimiento propiciado por la defensa.

Mayer debió conducir una audiencia en la que las partes desplegaron sólidos argumentos para sostener sus posiciones y que por momentos se tornó inextricable hasta para el propio juez por el entrecruzamiento de fechas, formulaciones, reformulaciones y medidas probatorias cuestionadas. Los fiscales rechazaron el pedido y las duras acusaciones de la defensa respecto a que supuestamente le habían ocultado pruebas. También leyeron una serie de mail con los que pretenden probar lo que a su entender fueron ilegítimas relaciones entre el exgobernador y sus funcionarios, con la firma Relevamientos Catastrales SA, propiedad del empresario paraguayo Diego Cardona Herreros. Los fiscales destacaron que el contenido de los mails revela una trama de los delitos investigados, más precisamente la del pago a los funcionarios por cumplir roles que facilitaron la concreción de los delitos.

Mayer precisó que la causa investiga un “concurso de delitos, cuya pena individual es mayor a seis años”. Al final de la audiencia, el juez sostuvo: “Quiero ser claro en cuanto a que me pronuncio por que se resuelva lo más rápidamente esta cuestión y que estemos en condiciones de celebrar la audiencia de remisión de la causa a juicio en breve”, la que entendió que se podría realizar dentro de tres meses. Así, pretendió despejar suspicacias respecto a la posibilidad de que exista lawfare en Entre Ríos, habida cuenta que la causa lleva más de tres años de sustanciación y aún hay pericias contables que están en proceso.

La causa

La causa investiga al ex gobernador y actual embajador en Israel, y a los ex funcionarios Carlos Haidar, director de Informática; Miguel Ángel Ulrich, director General de Ajustes y Liquidaciones; José Gervasio Laporte, secretario Legal y Técnico; Luis Alfonso Erbes, subsecretario de Presupuesto y Finanzas de la Provincia; y Humberto Flores, secretario de Hacienda de la Provincia, en el período investigado, y a empleados de la firma.

La defensa cuestionó que, durante el proceso, en una de las reformulaciones, se dejó fuera del relato al ex ministro de Economía, Diego Valiero, a pesar de que en el relato que realizó el exfiscal y actual juez del Tribunal de Juicio, Alejandro Cánepa, habría desempeñado un rol no menor en la supuesta trama que sostienen los fiscales. Yedro explicó el porqué de la omisión y Badano aclaró que no quedó desvinculado totalmente del proceso, incluso añadió que en la formulación de Cánepa se incluyó al hijo de Urribarri, Mauro Urribarri, que fue desvinculado por los fiscales que llevan actualmente la investigación porque entendieron que no tuvo ninguna relación.

Este martes, Urribarri declaró y refutó los hechos que se le atribuyen. Básicamente sostuvo que no existieron, defendió la legalidad de las contrataciones con la firma Cardona Herreros, de las que dijo que tuvieron una especie de doble ejercicio de contralor por parte de los organismos de control del Estado, y sostuvo que en el período que se investiga no era funcionario público. Los fiscales lo controvirtieron con los mails y señalaron que no dejó de ser funcionario porque sólo estuvo de licencia para la campaña para la gobernación, y aportaron que renunció a su cargo como ministro de Gobierno de Jorge Busti cuando resultó electo gobernador.

Urribarri: “Jamás he actuado como lo sostienen los fiscales”