Urribarri: “Jamás he actuado como lo sostienen los fiscales”

158

El ex gobernador y actual embajador en Israel, Sergio Urribarri, rechazó las acusaciones que se le imputan en la causa denominada Cardona Herreros.

Presentó como prueba los decretos que corroboran que no fue funcionario público en el período en que supuestamente ocurrieron los hechos. Negó haber realizado las conductas que se le endilgan, dijo que no existió delito y precisó que los organismos de control avalaron todas las contrataciones.

La defensa del ex gobernador y actual embajador en Israel, Sergio Urribarri, solicitó este martes 22 de febrero el sobreseimiento en la causa, que lo investiga junto a los ex funcionarios Carlos Haidar, director de Informática; Miguel Ángel Ulrich, director General de Ajustes y Liquidaciones; José Gervasio Laporte, secretario Legal y Técnico; Luis Alfonso Erbes, subsecretario de Presupuesto y Finanzas de la Provincia; y Humberto Flores, secretario de Hacienda de la Provincia, en el período investigado, por el presunto delito de Negociaciones incompatibles con la administración pública.

Urribarri realizó un repaso de los hechos que se le endilgan y cuestionó que hay una “clara indeterminación de los hechos y de acción concreta”. Asimismo, señaló que Fiscalía no logró determinar cómo o de qué manera se interesó o vinculó para beneficiar a la firma de Diego Armando Cardona Herreros, accionista y presidente de la firma Relevamientos Catastrales SA. En esa línea argumental preguntó “¿a través de qué acto y con qué prueba Fiscalía puede sostener que fui yo quien ordenó el inicio de las actuaciones administrativas que permitirían concretar la contratación?” y añadió que el trámite que “se concretó el 31 de enero de 2007”.

En su defensa, Urribarri sostuvo que la prueba de que no incurrió en ningún accionar reñido con la Ley “no es solo la falta de material probatorio sino las contundentes actuaciones administrativas previas y el control posterior de los organismos de examen. Un control posterior que ha sido inédito puesto que en virtud de la difusión pública a través de un medio local de las supuestas maniobras que aquí se investigan, el Tribunal de Cuentas de la provincia y la Fiscalía de Estado conjuntamente se abocaron nuevamente a investigar ejerciendo así un doble control”, del que dijo que es “histórico” en la provincia. También destacó que aquellos “controles conjuntos fueron iniciados el 30 de noviembre de 2017, a casi dos años de haber dejado el gobierno”.

Nota en desarrollo.