Habrá una investigación penal por la fiesta de colación en avenida Estrada

261
Desde la Municipalidad señalaron que en algunos eventos no se cumplen con los protocolos sanitarios vigentes.

Desde el Municipio insisten que, en esta contingencia, una infracción por el no cumplimiento de los protocolos sanitarios deriva también en un expediente judicial federal. Y se apela a que estos encuentros de colación se puedan hacer sin generar situaciones que pongan en riesgo la salud.

 

REDACCIÓN EL DIARIO / [email protected]

 

En las últimas horas se difundió un video en el que se puede ver desde adentro cómo se desarrollaba el domingo pasado una fiesta de colación de un colegio privado en un local ubicado en avenida José Manuel Estrada al 1600. Las imágenes muestran cómo no había distanciamiento social ni uso de tapabocas entre los asistentes y en esas irregularidades se basaron los inspectores municipales para proceder a la clausura del lugar y labrar el acta correspondiente.

En diálogo con EL DIARIO, el titular de la Secretaría Legal y Técnica de la Municipalidad de Paraná, Pablo Testa, habló sobre la clausura de distintos lugares durante el último fin de semana y explicó los detalles de los eventos y/o celebraciones que son habilitadas por la municipalidad.

Todo surge a raíz de la clausura y el desalojo de un local ubicado en avenida Estrada, donde el domingo pasado se llevaba a cabo la fiesta de colación de un establecimiento escolar privado de Paraná. Si bien ese lugar estaba habilitado por la Municipalidad, el principal motivo de la clausura fue que había más del doble de la cantidad de personas habilitadas para que puedan ingresar a ese espacio.

Sin dudas que esta situación es la que por ahí tomó mayor relevancia en las últimas horas. “Nosotros todos los días salimos con la gente de control nocturno porque en realidad en todos estos lugares se pide la habilitación al municipio, o sea que nosotros tenemos el listado de donde se desarrollan y la cantidad de personas que tienen habilitadas”, señaló el funcionario municipal.

“En el mismo protocolo que nosotros les damos, basado en todas las recomendaciones que nos hizo la provincia, en cuanto a cómo van a ser los eventos de colación, se dice perfectamente que hay que respetar el distanciamiento social y entre eso, obviamente, que no puede transformarse en un boliche bailable”, señaló.

“Los boliches bailables no están habilitados precisamente por eso y con lo que nosotros nos encontramos en algunas de estas colaciones es que se transforman en unos boliches bailables, es decir, hacen justamente lo que desde la Municipalidad se les advierte que no se puede hacer”, señaló Testa a EL DIARIO.

SIN LÍMITES

Es la realidad que vivimos a diario, lamentablemente. Se produce la habilitación de un lugar o de alguna actividad y rápidamente estamos muy acostumbrados a hacer siempre algo más y en muchas cosas ese “algo más” no está permitido.

“Nosotros entendemos que quizás por ahí dicen lo vamos a hacer, total si vienen nos hacen un acta y lo pagaremos con la multa. El tema es que esas mismas actas además de mandarse al Juzgado de Faltas se mandan a la Justicia Federal, de manera que ahí ya empieza una investigación penal”, dijo al añadir que “me gustaría que la gente dimensione todo esto para que no tengamos que intervenir desalojando un lugar en donde hay una fiesta de colación. Esto, obviamente, a nadie le gusta, pero si se supera la cantidad habilitada, sino se mantiene el distanciamiento y encima después el lugar se hace bailable, no hay otra opción”, indicó Testa.

—¿Qué es lo que está habilitado en Paraná?

—La habilitación y la cantidad de personas depende del lugar donde se hace y la capacidad que tiene, obviamente que se habilita a menos del 50 por ciento de la capacidad y si el lugar es abierto o la ventilación que pueda tener ese lugar. En el caso de lo que paso en avenida Estrada, tiene un área que es abierta pero esto se estaba desarrollando en un lugar que es cerrado con una aglomeración de entre 500 y 600 personas, estando habilitado para 200 personas. Una cosa es estar en una mesa sentado con la familia haciendo un acto de colación y otra cosa es transformarlo en un boliche bailable.

“En muchos lugares se respeta el protocolo”

Por otra parte, consultado por EL DIARIO sobre el pedido de habilitaciones para este tipo de eventos privados que vienen recibiendo, Pablo Testa señaló que “muchísimas escuelas de Paraná pidieron las habilitaciones, lo que pasa es que a muchos de los lugares donde hemos ido se respeta el distanciamiento, no se hace un lugar bailable, se ve otro comportamiento”, precisó Testa.

Recordemos que el gobierno provincial prorrogó mediante decreto Nº 74 la restricción de circulación de personas en todo el territorio provincial, entre la 1 y las 6 de la mañana, con una tolerancia de 30 minutos. También se dispone la restricción de la actividad comercial en esa franja horaria.

En ese sentido, Testa explicó que “es solamente hasta la 1 de la mañana, porque la Provincia tiene establecido ese horario hasta el 28 de febrero. Por eso, justamente, una de las cosas que hace el personal de control nocturno es recorrer toda la ciudad y los puntos que ellos saben que hay eventos de este tipo para que efectivamente se cumpla el cierre a la 1 de la mañana”.

Sin dudas que no es un momento para nada fácil despejar un evento con una gran cantidad de personas, pero desde la Municipalidad indicaron que desde la dirección siempre se actúa con cautela porque en una recepción o una colación en donde hay muchas personas por ahí actuar de una forma no correcta puede causar un mal peor. “Siempre se indica que tienen que terminar el evento y en este caso como el del fin de semana hubo que cortar antes porque ya la capacidad estaba saturada”, dijo Testa.

Para cerrar, es importante remarcar que legalmente luego de la clausura de aquellos lugares que violan las normas, se presentan dos cuestiones. Por un lado, la cuestión estrictamente municipal en donde el acta va al juzgado de faltas y después esa misma acta desde la municipalidad se deriva al juzgado federal. En consiguiente, el juzgado de faltas resuelve la multa y la eventual clausura por cuánto tiempo debe ser y por el lado del juzgado federal pasa a una causa penal que puede caer sobre otras personas involucradas en el evento.

 

Clausuraron una fiesta de colación en un boliche de Avenida Estrada