Hidrovía: cuáles fueron los planteos de los gobernadores

138

La primera reunión del consejo federal fue considerada histórica por los mandatarios, que expusieron las necesidades de sus provincias. Se formaron tres comisiones que trabajarán hasta el 6 de abril, mientras se reciben propuestas vía web. El Ministerio de Transporte informó el avance de las gestiones.

 

Luciana Dalmagro | [email protected]

 

A menos de 70 días de que venza la concesión vigente desde hace 25 años, por primera vez se reunió el Consejo Federal de la Hidrovía anunciado en agosto del año pasado por el presidente Alberto Fernández a orillas del río Paraná.

El encuentro tuvo lugar en la ciudad de Rosario. Allí el ministro de Transporte, Mario Meoni, despejó dudas respecto de la marcha del nuevo proceso licitatorio y el ministro de Defensa, Agustín Rossi, precisó cuál será el rol de su cartera en las gestiones. Del mismo modo lo hicieron representantes de los ministerios de Interior, Desarrollo Productivo y Ambiente. Esta vez no tuvieron voz las más de 50 entidades públicas y privadas que siguieron la reunión de manera remota.

Luego llegó el turno de los gobernadores. La importancia de tener barcos con bandera argentina, el desarrollo de la marina mercante, la apertura de nuevos canales, el fortalecimiento de los puertos, las mejoras logísticas integradas, el cuidado ambiental y la implementación de controles fueron temas que se repitieron en las exposiciones.

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, pidió “previsibilidad” en el nuevo contrato para que los puertos de las provincias puedan estar integrados con accesibilidad troncal. “Eso es algo que hoy no tenemos y necesitamos la certeza de que no se van a tener que cerrar puertos porque no vamos a poder dragar los accesos”, graficó.

Bordet solicitó también la conexión y el dragado en el sur del río Paraná Guazú que permita que los puertos entrerrianos puedan tener salida directa al río de la Plata y también al río Uruguay. “Esto integra las dos hidrovías y posibilita una integración efectiva desde el punto de vista de nuestra provincia, para la participación plena de nuestros puertos con los más de 60 países destino de las exportaciones entrerrianas”, explicó.

El mandatario citó el artículo 124 de la Constitución Nacional, que establece que las provincias tienen el dominio de sus recursos naturales y las autoriza a celebrar convenios para luego plantear la creación de una “región” de la hidrovía similar a la Región Centro. “Nos daría estatus jurídico para avanzar más allá de los esfuerzos y la buena voluntad que ponemos los gobernadores, da previsibilidad y trasciende las gestiones de gobierno”, argumentó.

PRIORIDADES Y CONTROLES. El primer mandatario en exponer su postura fue el bonaerense Axel Kicillof, que comenzó cuestionando que se llame hidrovía –“un nombre de fantasía bastante errado”- a lo que él prefiere designar como “vía navegable troncal”.

Kicillof se mostró en contra de prorrogar la concesión que hace 25 años está en poder de un consorcio integrado por la belga Jan de Nul y la argentina Emepa SA. Luego aclaró que no estaba allí “con afán crítico, sino de balance” y bregó por “una discusión amplia y veloz, por los tiempos que nos corren”.

“Tenemos que ponernos muy firmes en lo que hace al control de la cantidad de buques, de las cargas, de la fiscalización de excedentes y del contrabando, para decirlo con todas las letras. Estamos cansados, o al menos yo lo estoy, de este tipo de ilícitos y de escuchar que el Estado no tiene como controlar”, instó luego.

También sostuvo que para la provincia de Buenos Aires la discusión en esta etapa tiene que estar atada a la discusión del canal Magdalena. “No se puede cortar en dos”, marcó, antes de englobar la cuestión en “un tema de soberanía”.

Jorge Capitanich, gobernador de Chaco, insistió a su turno con la necesidad de corregir asimetrías, regular la libre navegabilidad y organizar el sistema portuario, con participación de las provincias. Pidió luego por el fortalecimiento de los puertos -solicitó la conformación de una comisión específica- y el desarrollo de una logística integrada. “No el que promueven las corporaciones multinacionales con un modelo extractivista, sino de base federal, que abarate el proceso productivo y potencie exportaciones”, diferenció.

Más adelante, el chaqueño insistió con la necesidad de renegociar condiciones con los países signatario -Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay- atento a que el 47% de los casi 3.500 kilómetros de extensión corresponden a Argentina. También pidió una comisión especial a tal efecto. En este sentido, para un próximo encuentro se espera la presencia de representantes de Cancillería.

“Todo se concentra en Rosario, luego viene Santa Fe y más lejos la capacidad se va reduciendo”, remarcó Capitanich, antes de pedir que “se haga valer la interacción federal”.

Desde Misiones, el gobernador Oscar Herrera Ahuad centró su exposición en la cuestión ambiental y señaló “la oportunidad histórica de desarrollar un modelo económico sustentable”. Propuso nuevas áreas naturales protegidas en torno de la hidrovía y postuló que su provincia, alejada de los grandes puertos, “tiene mucho que aprender en materia de manejo portuario, pero mucho para enseñar en materia de conservación del ambiente”.

Por Formosa, en representación del gobernador Gildo Insfrán, habló el administrador de Vialidad, Fernando De Vido, quien marcó la importancia de “generar equidad para el norte argentino” y celebró que “la hidrovía vuelva a mirar a las provincias como actores principales”.

PLANTEO SANTAFESINO. El gobernador anfitrión, Omar Perotti, en cuyo territorio se concentran los puertos más desarrollados del país distinguió entre “pioneros” y “aquellos para los que este proceso de 25 años es desconocido y empezaron a tomar conciencia en los últimos años” e insistió con el cambio que supuso “dejar de llevar la carga a los buques y llevar los buques a la carga”.

El mandatario santafesino pidió discutir a futuro “desde la perspectiva de un piso alto” y que el debate sobre la nueva licitación “se dé sobre las cosas positivas que han funcionado”. También bregó por “no trabarnos en la discusión” ni “ir a los tironeos”, sino aprovechar “un negocio que existe en nuestras narices”.

Por último, Perotti pidió “renunciar a los planteos tradicionales y generar un nuevo acuerdo donde todos ganen”. Vaticinó “una etapa rica de discusiones” y llamó a no tener miedo al debate. “Que el río nos una”, concluyó el mandatario.

 

Los detalles de la licitación

Durante el encuentro, funcionarios del Ministerio de Transporte brindaron detalles sobre la reciente constitución de dos unidades ejecutoras: una para la licitación de la hidrovía y otra para el canal Magdalena.

La del canal Magdalena tiene la misión de completar la tarea realizada durante el segundo mandato presidencial de Cristina Fernández de Kirchner y concretar la profundización del canal. Antes de fin de año se estima que se realizará el proyecto ejecutivo, los pliegos y el llamado a licitación.

Respecto a la hidrovía, se informó que se está trabajando con la Universidad Nacional del Litoral (UNL) en los estudios técnicos, con la Universidad Nacional de San Martín en las cuestiones financieras y con la Universidad Nacional de Rosario (UNR) en el análisis de aspectos ambientales.

En cuanto a los tiempos, se indicó que se apunta a presentar los pliegos antes de fines de abril e iniciar entonces “un proceso de no menos de 180 días hábiles” para las distintas etapas de la licitación.

También se anticipó que se estudia la posibilidad de dividir el servicio de dragado del de balizamiento y señalización para cumplir con dos objetivos: que se presenten la mayor cantidad de oferentes y favorecer la participación de empresas de capital nacional.

A la vez, se piensa en mecanismos que otorguen un tratamiento diferenciado a la industria nacional y se hará hincapié en la transparencia con exigencias especiales para los oferentes y se abrirá la participación ciudadana.

Como novedad, se incorporarán al pliego previsiones relativas a la perspectiva de género, en busca de sumar mayor cantidad de mujeres a las distintas actividades. Se apunta a “un pliego moderno” que contemple también a asegurar la continuidad de las fuentes de trabajo en la próxima contratación.

Mayores anchos de los canales para ingreso de buques más grandes y con más seguridad en las maniobras, redefinición de rutas principales y secundarias para menor carga o transitar sin carga y nuevas radas son algunos elementos que figurarán en el nuevo contrato. También sistemas de pronósticos, de calados disponibles, transito en tiempo real y nuevos cruces para agilizar el tráfico. En cuanto a la profundidad, se apunta a “homogeneizarla”, sumando de a 2 pies por etapa hasta llegar a los 50 pies.

En cuanto al control, está contemplada la implementación de un órgano que integre a las provincias. Según informó Meoni, el texto correspondiente ya fue enviado a la Secretaría Legal y Técnica de la Presidencia para su revisión. El ministro también tomó como propia la exigencia del senador nacional Jorge Taiana (FdT-Buenos Aires) e invitó a los legisladores presentes a impulsar una comisión bicameral.

El ministro Rossi, a su turno, informó que la cartera de Defensa aportará “técnicamente” todo lo que haga falta y señaló a la Armada Argentina y su componente fluvial como un actor a disposición. Desde el Ministerio del Interior, se indicó que se acompañará la participación de las provincias, mientras que desde la cartera de Ambiente se anticipó que se seguirán de cerca las cuestiones ambientales y “se escuchará a todos”.

En Rosario quedaron conformadas tres comisiones -planificación estratégica y económica, obras e infraestructura y ambiental- que se reunirán los días 10, 17 y 23 de marzo y en un plenario el 6 de abril. También se abrió la posibilidad de presentar propuestas por escrito a través de la web del Ministerio de Transporte (argentina.gob.ar/transporte) hasta el 5 de marzo.

 

Hoy se reúne en Rosario el Consejo Federal Hidrovía