El Municipal, un clásico que luce plenamente renovado

295

La playa municipal ubicada en la costanera baja de la ciudad de Paraná, es uno de los lugares más elegidos durante cada verano para poder disfrutar del sol, la arena y el río. Este año no fue la excepción y se lo puede ver reflejado durante todos los días con la presencia de una gran cantidad de vecinos y turistas que hacen propio este lugar.

 

SANTIAGO DALZOTTO / [email protected]

En los últimos meses, el municipio trabajó en el reperfilado, extensión de las playas y colocación de arena de calidad. Además, se instalaron sombreadores, duchadores y mangrullos para hacer más efectivo el trabajo de los guardavidas, además de trabajar en la puesta a punto de los baños públicos.

EL DIARIO recorrió el balneario municipal y pudo hablar con la coordinadora del lugar, Ingrid Cejas, quien comentó que en agosto del año pasado se comenzó a proyectar todas las obras que se querían hacer para esta temporada y las posibles actividades de verano.

“Se empezaron a colocar los sombreadores modernos, también obras de entubamiento en lo que es el arroyo que baja acá. Se habló también de las vertientes a los laterales del parador, teniendo en cuenta de que estas son obras importantes que se licitaron y no se pudieron concretar en esta temporada por la gran concurrencia de gente al balneario, entonces se lo dejo para después de marzo”, dijo, al completar con que “se instalaron también dos mangrullos (casitas) para que los guardavidas puedan estar cómodos y puedan ver todo lo que es la playa”.

Recordemos que en un principio lo que se habilitó fue la parte de solárium colocando arena nueva y realizando un perfilado toda la playa para dejarla nivelada con una suavidad que la caracteriza. También en ese mismo período, con el río bajo, se colocaron varias duchas, teniendo en cuenta que hasta entonces estaba prohibido el ingreso al agua; se colocaron más contenedores de residuos y toda la cartelería que indican todas las medidas de prevención y precaución.

Durante el fin de semana unas 1.200 personas visitan por día la playa municipal. FOTOS: Gustavo Cabral.

PLAYA. “Hace dos semanas se pudo hacer un boyado y la verdad que es un éxito. La gente concurre un montón a lo que es el balneario que se mantiene todos los días con personal dividido en dos turnos desde las 6 de la mañana hasta las 18”, indicó la coordinadora del balneario municipal, Ingrid Cejas.

Es importante remarcar que los baños están abiertos las 24 horas, teniendo en cuenta que también ahí se encuentra el bar “Muni” que fue licitado hace un tiempo. Los sanitarios están disponibles y son higienizados, permanentemente.

Por otra parte, además del majestuoso paisaje que ofrece este lugar con su mirada hacia el río Paraná, también se puede aprovechar la sombra de las palmeras y algunos otros árboles que todavía se mantienen en toda esta zona.

Hace algún tiempo la presencia de mascotas de la calle eran un inconveniente permanente para todos los visitantes que se acercaban a la playa, entonces lo que se hizo desde la municipalidad fue aceptar solamente a aquellos vecinos que se acercan con sus animales y la bolsita correspondiente para ubicarse tranquilamente en la parte izquierda del balneario.

Lo que se ve es que el lugar tiene personal de manteamiento trabajando durante todo el día, serenos durante la noche. Además de los dos turnos de guardavidas entre las 8 y las 20.

CUIDADOS. Consultada sobre las medidas de higiene y seguridad, Ingrid Cejas señaló que “en los lugares cerrados es obligatorio el uso del barbijo y en la entrada a estos lugares hay disponible alcohol en gel y alcohol liquido. Además continuamente se esta observando todo para que no falte nada”.

En el ingreso, la Secretaría de Servicios Públicos invirtió en una aplicación que se llama “Borde Costero” y que permite contabilizar la cantidad de personas que ingresan al balneario.

En la recorrida que hizo EL DIARIO por el balneario pudo observar cómo se encuentran cerrados dos de los tres ingresos que tiene este lugar, quedando uno solo disponible para poder llevar un control. En ese lugar el personal municipal se hace presente para solicitar algunos datos a quienes ingresan y para saber cuántas personas visitan el lugar por día. Esto también permite saber en promedio la edad de las personas que concurren al lugar y de donde son provenientes.

“A la gente le encanta lo que es el balneario y la puesta en valor que se está viendo. La gente colabora para mantener el lugar también en condiciones”, remarcó la entrevistada.

RECREACIÓN. “Hemos tenido torneos de básquet en la arena, también tenemos canchas de vóley que se riegan constantemente y se les pasa el rastrillo siempre para nivelar”, indicó Cejas mientras caminaba el predio y agregaba que “se le está dando mucha importancia, hay numerosas actividades y está muy concurrido. Trabajamos en conjunto con Turismo, la Secretaría de Deportes y otras que también se fueron sumando para que el balneario se encuentre como esta hoy en día”.

En la parte de la playa también, continuamente el personal de mantenimiento continuamente está pasando el rastrillo no solamente para que quede estético, lindo y nivelado, sino también para sacar lo que son piedras y vidrios.

CAMBIOS. Si observamos la playa, donde está colocado el boyado hoy en día que permite tener la altura de un adulto a la cintura, hasta ahí era arena hace un mes atrás. Esto hace que también con la crecida del río se achique el sector de solárium y que la capacidad sea menor.

“Antes del repunte del río teníamos un ingreso de 1.500 personas aproximadamente por día y ahora con el programa Borde Costero, nos permite tener contabilizadas unas 1.200 personas por día durante los sábados, domingos y feriados por la tarde”.

A la noche también hay mucho público que se relaciona más con lo familiar u otras personas que eligen este lugar para descansar. La accesibilidad al balneario también es muy importante para las personas que tienen algún tipo de discapacidad, teniendo en cuenta que tiene una rampa de bajada que facilita el acceso.

“Desde el año pasado se empezó a hacer un lindo trabajo de mantenimiento y se continuo después con obras que fueron muy importantes”, concluyó Ingrid Cejas.

Para cerrar, uno de los trabajos necesarios pensado un futuro tiene que ver con un trabajo hídrico sobre las vertientes que bajan desde la costanera alta del parque Urquiza, principalmente cuando llueve demasiado.