Una opción para redescubrir la historia y el patrimonio de la ciudad

14

El Cementerio de la Santísima Trinidad es un lugar emblemático para los paranaenses, no sólo por su significado sino también por su carga cultural y simbólica. Los recorridos guiados y temáticos que impulsa la Municipalidad, bajo protocolo y en el marco de Activá Verano, abordan su arte funerario, arquitectura y los usos que tuvo el edificio en el pasado.

La serie de encuentros se enmarca en el proyecto de puesta en valor como Sitio Histórico-Patrimonial del Cementerio de la Santísima Trinidad de nuestra ciudad, desde una concepción cultural y turística. Las visitas son acompañadas por mediadores culturales del Museo de la Ciudad, con el objetivo de ofrecer un espacio de disfrute, educación y difusión del patrimonio cultural de Paraná.

«Preparamos esta propuesta ya desde hace muchos meses con el equipo del Museo de la Ciudad: todos trabajadores municipales, historiadores e investigadores. También con la Secretaría de Desarrollo Social en lo que es la puesta en valor de este espacio. Así sumamos esta nueva alternativa en la agenda de Activá Verano, que además de deporte, cultura y recreación, tiene un eje muy importante en redescubrir el patrimonio de nuestra ciudad. Es una de las cosas que buscamos: tener actividades que hablen de quiénes somos como paranaenses, de nuestra historia», expresó la secretaria de Coordinación Estratégica, Camila Farías.

En el edificio se realizaron diversas tareas de refacción, pintura y reparación de las instalaciones, habilitación de baños, poda y quita de arbustos, instalación de nuevas luminarias para el recorrido y acondicionado de los panteones antiguos. El secretario de Desarrollo Social, Nicolás Mathieu, explicó: “Trabajamos en la puesta en valor de los espacios comunes del cementerio teniendo en cuenta que este año, durante algunos meses, estuvo cerrado por la pandemia y fue necesario profundizar sobre lo edilicio y su mantenimiento».

 

Patrimonio y curiosidades históricas

El paseo inaugural de los Atardeceres en el Cementerio, que se denominó La Voz de la Muerte, fue sobre el sector del siglo XX, en el cual se pudieron apreciar singularidades relacionadas al arte y la simbología funeraria. También se produjo un encuentro sobre las Huellas del Siglo XIX en el Cementerio.

Las visitas guiadas están programadas hasta junio, con un tema por recorrido, y abordan de manera integral la historia funeraria del edificio. Entre las temáticas se incluyen: Mujeres en el Cementerio (un recorrido con perspectiva de género) y Monumentalidad y Poder Político.

«Generamos una investigación que respalda toda la visión histórica, artística y antropológica de lo que son las visitas. Los cupos son limitados, siguiendo los requerimientos del protocolo sanitario, así que los recorridos de febrero y marzo se agotaron en pocos días. Confiamos en poder aumentar la cantidad de visitantes, algo que a su momento informaremos en los medios de difusión de Cultura y la Municipalidad”, señaló María Olier, directora de Museos y Patrimonios Históricos de la Subsecretaría de Cultura.

Es importante aclarar que la investigación científica sobre el Cementerio fue especialmente adaptada para ser divulgada al público interesado, por lo tanto, no es necesario tener conocimientos previos para ser parte de los recorridos. En cuanto al protocolo, además de grupos reducidos, se requiere uso de barbijo obligatorio y se provee alcohol en gel.

Por otro lado, se reconoce en el proyecto el uso actual del edificio y su vigente vida útil, por lo tanto, toda la actividad tiene como límite de tiempo 1950. En ese sentido, no se trabaja sobre patrimonio funerario reciente: “Nos guía el amor y el respeto hacia quienes nos precedieron. Por sobre todo, ellos nos ayudan a comprender por qué somos como somos. Nuestros muertos están con nosotros y un Cementerio Museo es un lugar de memoria”, concluyó Olier.