Los comerciantes esperan que sea propicio el inicio de clases

113

Los comerciantes tienen buenas expectativas depositadas en el comienzo del ciclo lectivo. Un poco por el espíritu emprendedor que los caracteriza y otro porque es de sentido común que luego de un 2020 con casi nulo movimiento las familias deberán abastecerse de útiles y vestimentas. Al menos esa fue la impresión recogida durante una recorrida céntrica.

 

Redacción El Diario / coordinació[email protected]

 

Con stock acumulado por una demanda que bajó más del 50 por ciento en 2020, los comerciantes de útiles escolares lanzan promociones y suman artículos tecnológicos, de cara al inicio del ciclo lectivo. EL DIARIO recorrió un número importante de librerías del microcentro de Paraná y pudo ver cuáles son las ofertas para lo que resta del mes y las expectativas por parte de los comerciantes.

Con los días contados para el comienzo de las clases, los comerciantes de artículos escolares apuestan a salvar las ventas en el momento del año de mayor actividad para el rubro, después de un 2020 en donde la compra de útiles cayó más de la mitad.

De cara a un ciclo lectivo que combinará cursada presencial con la virtualidad, también apuestan a recuperar las ventas perdidas en 2020 con la incorporación de otros accesorios tecnológicos que pueden ayudar a la comodidad de los estudiantes.

Consultado por EL DIARIO, Analía, una de las vendedoras de un local de útiles escolares comentó que siguen trabajando con los envíos a domicilio y pedidos a través de redes sociales.

STOCK. La baja demanda como consecuencia de la ausencia de clases presenciales por la pandemia se tradujo en una acumulación de stock que ahora los negocios buscan colocar.

“No solo bajó el consumo el año pasado, sino que diferencia de 2019, cuando se anticiparon las compras en diciembre por temor a la suba de precios, la tendencia no se repitió a fines de 2020, por la incertidumbre sobre la definición del reinicio de las clases, las familias adoptaron una actitud cauta y prefirieron esperar a último momento”, señaló Paula, comerciante de uno de los locales con más trayectoria en el rubro ubicado sobre la peatonal San Martín.

Esto, sin lugar a dudas, derivó en un menor nivel de ventas, en una época en la que, pese a tratarse de temporada baja por el receso escolar, los comerciantes se ilusionaban con una reactivación. Además, a esto hay que sumarle que los padres discuten con los colegios la necesidad de comprar nuevos útiles, teniendo en cuenta que el año pasado sus hijos prácticamente no los usaron.

VENTAS. En la recorrida que pudo hacer EL DIARIO por el principal espacio comercial que tiene Paraná estas cuestiones aparecieron reflejadas, acaso cuando el grabador se apagaba. A través de distintos testimonios, en librerías y jugueterías donde las ventas venían muy golpeadas, surgió con claridad un duro diagnóstico: a un diciembre flojo se le sumó un enero con Reyes Magos austeros en los regalos lo que impactó puntualmente en las jugueterías.

Con respecto a las ventas en la segunda quincena de enero y la primera de febrero, Analía, por ejemplo, señaló que “hubo un consumo más o menos constante durante todo el mes, con averiguaciones y compromisos de ventas que quedaron pendientes. La verdad es que, hasta la semana pasada, las operaciones se mantuvieron bajas ante la incertidumbre del comienzo de clases”.

Por otra parte, en el resto de los rubros se observaron muchas liquidaciones y oportunidades, especialmente en ropa femenina y calzados. Esto tiene que ver mucho también con el cambio de temporada que se vendrá muy pronto y es necesario poder liquidar el stock que venía quedando del año pasado.

También EL DIARIO consultó en uno de los locales dedicados a la venta de electrodomésticos y artículos electrónicos en donde señalaron que fue poca la salida en el sector de audio, pero más alta en televisores led.

DATOS. El índice de ventas minoristas se redujo 5,8 por ciento anual en enero, previsible en el difícil contexto económico que se atraviesa. Hubo mucha prudencia al momento de gastar, aunque algunas ofertas generosas fueron tentadoras, especialmente en rubros como indumentaria.

Además del descenso en los ingresos y la delicada situación financiera de las familias, influye en la decisión de priorizar el gasto en servicios vinculados a las vacaciones y la menor capacidad de atención al público por los protocolos a cumplir.

En general los comercios tienen grandes expectativas para lo que resta de febrero, mostrando así una perspectiva más alentadora que meses anteriores.

Las ventas online continuaron ganando mercado, y cada vez son más tanto las empresas como los compradores que utilizan esa vía. Lo que más se usa son redes sociales.

Fin de semana

Según indicaron los comerciantes a EL DIARIO, en el último día del fin de semana largo, recibieron una gran cantidad de turistas que recorrieron principalmente el día sábado la peatonal San Martin.

En este sentido, se pudo advertir un mayor movimiento comparado a otros meses y muchos ya empiezan a adelantarse a la próxima temporada. El martes en la capital entrerriana se observó una gran cantidad de turistas paseando por la peatonal en el cual se estima que el 70 por ciento de los comercios abrieron sus puertas y se vieron beneficiados en cuanto a las ventas.

Con respecto a lo que se viene, todos apuntan al inicio de las clases ya sea con los útiles como así también con la venta de indumentaria para los chicos.