Gobierno y gremios retoman las negociaciones paritarias

129

Empieza a operar la convocatoria oficial del gobierno a los gremios para discutir salarios. Las organizaciones sindicales esgrimen que la inflación de 2020 superó el 36% y que la canasta básica tuvo una variación del orden del 40%. La expectativa se centra en el cálculo oficial que determinará el ofrecimiento.

Redacción EL DIARIO / [email protected]

Los pedidos de los gremios que representan a los agentes del Estado entrerriano para que se convocara a paritarias se repitieron el año pasado, sin más respuesta que la invitación a reuniones en las que las autoridades del Ejecutivo informaron sobre la decisión de otorgar sumas fijas a determinados tramos de los escalafones.

El año empieza con un cambio notable en ese sentido: la información oficial difundida el jueves pasado confirmó que este martes a las 10, “la primera reunión paritaria estatal dará inicio”. Los convocados fueron la Asociación Trabajadores del Estado y de la Unión Personal Civil de la Nación. Este miércoles, en tanto, a la misma hora, las representaciones docentes de la Asociación Gremial de Magisterio de Entre Ríos, la Asociación de Magisterio de Enseñanza Técnica, la Unión Docentes Argentino y el Sindicato Argentino de Docentes Particulares serán las protagonistas de la reunión.

En simultáneo con la convocatoria, el secretario de Trabajo, Ángel Zacarías, remarcó “la voluntad de buscar acuerdos con los representantes de los trabajadores, en un contexto de muchas complicaciones económicas”.

A partir de esa suerte de advertencia formulada por el funcionario, EL DIARIO hizo una ronda de consultas. La dirigencia gremial en lugar de precisar cuál es la demanda salarial se mostró expectante: “Esperemos ver qué proponen” fue la expresión que palabras más o menos repitieron desde las organizaciones, sin dejar de remarcar que en 2020, “la canasta básica tuvo una variación del 40%”, como lo hizo Oscar Muntes desde ATE; y de recordar, en el caso de Carina Domínguez –desde UPCN- que el año pasado, la inflación superó el 36%. En Agmer hicieron público que “es necesario, afrontar una discusión paritaria que tome como base fundamental la recuperación salarial del 36.1 % perdido el año pasado y un mecanismo que contemple el proceso inflacionario de 2021”.

LÍNEA DE POBREZA. Muntes señaló a EL DIARIO, que la Asociación Trabajadores del Estado llegará a la reunión “con la expectativa de tener una propuesta que contemple la pérdida 2020 y programar el 2021”. El dirigente repasó que el año pasado para ciertos tramos del escalafón, el gobierno otorgó para los meses de octubre, noviembre y diciembre, sumas diferenciadas de 3.000, 3.500 y 4.000 pesos a cuenta.

Los cuerpos orgánicos de ATE han establecido los puntos para esta reunión. “El principal es el salarial, después de años de pérdida salarial” por lo que “la intención de los trabajadores es empatarle a la inflación y recuperar lo perdido”, adelantaron.

Públicamente manifestaron que “con la mayoría de los trabajadoras y trabajadores estatales entrerrianos con salarios por debajo de la línea de pobreza, que paradójicamente fueron los que estuvieron en la primera línea ante la pandemia de Covid-19, es hora que un Estado presente esté acompañado de trabajadores con salarios dignos”.

Señalaron que además llevarán a la negociación el tema del pase a planta permanente, el corrimiento de contratos de obra a servicios y las recategorizaciones. Asimismo, plantearán la necesidad de reglamentar el Régimen Jurídico Básico y las suplencias en el área Salud, así como también mejores condiciones de trabajo a partir de la entrega de ropa y elementos de seguridad y el pago de adicionales para trabajadores de educación que no perciben por Covid-19.

En la agenda, ATE adelantó que reclamará paritarias sectoriales para plantear los temas específicos.

PRIORIDADES. UPCN presentó al gobierno el listado con veinte puntos que quiere abordar en esta negociación paritaria. La propuesta presenta como tema principal el aspecto salarial, además de alternativas con reclamos sectoriales, sin dejar de lado las condiciones laborales del empleo público en general, de ahí que maneja la idea de una “paritaria integral que no se agota en lo salarial”.

“Desde nuestro lugar vamos a iniciar (la tratativa) con un planteo político con relación a varias cuestiones vinculadas a lo que significa el ámbito de la paritaria para el sector público”, dijo Carina Domínguez a esta Hoja, lo que amplió al señalar que “le vamos a pedir al gobierno que sea coherente con los principios que declara en la gestión y lo que efectivamente, se hace”.

Esa organización visualiza “contradicciones en cuanto q lo que se dice y lo que se hace” con el “claro ejemplo de lo que está ocurriendo en Salud”. Al respecto, Domínguez cuestionó que “por un lado se felicita y se agradece a todos los trabajadores por la enorme tarea desplegada en la pandemia, pero el reconocimiento económico que se dio a través de los bonos Covid es inferior al otorgado en otras áreas del Estado”. El cuestionamiento se hizo extensivo a reivindicaciones para trabajadores con discapacidad y cuestiones relativas a la violencia laboral, que no significarían costos económicos excesivos para el Estado y que constituyen políticas de Estado, argumentó Domínguez.

Domínguez aclaró que pretenden no constituirse en una “vía de trasmisión de información”. La demanda es por “participación” o sea “que el gobierno no decida cómo se hacen las cosas, sino que haya participación y discusión en la mesa paritaria donde se tomen las medidas más favorables para los trabajadores en un momento difícil como el que estamos atravesando”.

La pretensión es tener una propuesta para analizar con los trabajadores en el corto plazo, de modo de “poder ver los resultados en la forma más rápida posible. Hay ansiedad y necesidad de parte de los trabajadores para conocer los resultados de la mesa paritaria”, destacó la dirigente.

Sobre las expectativas, se limitó a comentar que “la inflación fue superior al 36% y el gobierno –recordó- lo único que dio fue suman fijas en los últimos tres meses del año”. En consecuencia, adelantó que “una de las cuestiones a analizar es cómo ese adelanto a cuenta de la paritaria se va a integrar a la estructura salarial”. Así como interesa conocer el cálculo del gobierno en materia de actualización salarial, importa tener certeza sobre cómo se van a desarrollar los próximos aumentos salariales, el nivel de actualización que habrá en 2021.

Al margen

Para UPCN es perentorio que el gobierno informe si incluirá las sumas fijas otorgadas en los últimos meses de 2020 a los haberes de enero. Estima que las negociaciones que comienzan en esta jornada excederán los plazos de liquidación de haberes y en caso de no incluirse esos montos en los sueldos del primer mes del año, los trabajadores experimentarían una baja en sus ingresos. “Esperamos que en estas horas, el gobierno dé una respuesta respecto de este tema”, enfatizó Carina Domínguez.

DOCENTES

Entre la pobreza y la
indigencia, según Agmer

Ante el inicio de un nuevo proceso de discusión salarial docentes que se iniciará mañana, la Asociación Gremial de Docentes habló de un proceso “clave de cara a poder resolver un elemento sensible y crítico en un año que se presenta muy complejo y conflictivo”.

Analizó que en materia salarial, “claramente el 2020 constituyó un momento de retroceso y absolutamente regresivo” al marcar “la pérdida del poder adquisitivo, consecuencia de la aplicación de políticas neoliberales de los últimos años, que se aceleró con el avance de la pandemia y el aumento descontrolado de los precios en los últimos 12 meses”.

Agmer aludió a un “salario diezmado” con lo cual “la gran mayoría de la docencia entrerriana se encuentra por debajo de la línea de la pobreza, y en los sectores iniciales del escalafón anclados en la indigencia”.

La organización que lidera Marcelo Pagani considera “necesario, afrontar una discusión paritaria que tome como base fundamental la recuperación salarial del 36.1 % perdido el año pasado y un mecanismo que contemple el proceso inflacionario de 2021”.

“Aspiramos a iniciar un proceso paritario serio y responsable. El salario de las trabajadoras y trabajadores de la provincia demanda la urgencia de revertir de una vez por todas y con claridad la profunda crisis económica en la que nos encontramos. Y para ello es imperativo ponerlos por encima de la línea de la pobreza”, sentenció en una publicación difundida el lunes.