Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Política, Sociedad

Con una conferencia de Rosatti, cerró la actividad anual el Instituto Alberdi

Como “una joya” de la Justicia entrerriana y del país calificaron el ministro de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, y el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Emilio Castrillón, al Instituto de Formación y Perfeccionamiento Judicial Dr. Juan Bautista Alberdi.

 

“La Justicia entrerriana está para que junto a la Corte Suprema conformemos un Estado de derecho donde cada uno de los argentinos y cada uno de los entrerrianos sepamos hasta dónde llegan nuestros derechos y dónde empiezan los de los demás”. Con esas palabras, el presidente del Superior Tribunal de Justicia de la provincia, Emilio Castrillón, finalizó el mensaje con el que dio formal recibimiento al ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Horacio Rosatti.

 

El magistrado participó este viernes en Paraná del acto de clausura del año académico 2018 del Instituto de Formación y Perfeccionamiento Judicial Dr. Juan Bautista Alberdi. En la ocasión expuso sobre El rol del juez en la sociedad actual y afirmó que “hoy se judicializa casi todo y por eso el juez debe estar atento a lo que pasa en el contexto”.

El ministro de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, habló este viernes en el cierre del año académico del Instituto de Formación y Perfeccionamiento Judicial de Entre Ríos. Horacio Rosatti. Foto Sergio Ruiz.

En tanto, Castrillon agradeció la presencia al ministro de la Corte y precisó que el Instituto Alberdi es “una de las joyas” de la Justicia entrerriana debido a que es “una de las plataformas de formación de nuestros magistrados, de nuestros abogados y de nuestros operadores del derecho”. Se dirigió luego a Rosatti para señalar que “Entre Ríos se honra con su presencia”.

Antes del mensaje de Castrillón, la directora del Instituto, la vocal Susana Medina, había explicado que la pretensión de la capacitación judicial es “lograr un servicio de justicia eficaz, eficiente, independiente, incorruptible, cercano a la gente y con perspectiva de género”.

Durante la ceremonia, realizada en el Salón de Actos del Superior Tribunal de Justicia, Medina anunció que el cronograma de actividades del Instituto Alberdi comenzará el 16 de marzo de 2019 y se incrementará significativamente.

También realzó el apoyo al Instituto por parte del presidente del Superior Tribunal, Emilio Castrillon y de la vocal Claudia Mizawak, manifestando que sus avances obedecen “a un trabajo en equipo” por lo que destacó especialmente la colaboración de cada uno de los vocales del alto cuerpo y el valioso acompañamiento de la Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales, del Colegio de Abogados y de la Asociación Judicial de Entre Ríos.

AUDITORIO. De la ceremonia también participaron los vocales del STJ Daniel Carubia, Germán Carlomagno, Juan Ramón y Miguel Giorgio. También asistieron el procurador General de la provincia, Jorge García; el defensor general, Maximiliano Benítez; la fiscal general, Laura Zacagnini de Gambino; la fiscal adjunta Rosa Alvez Pinheiro; la presidenta de la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de Entre Ríos, María Gabriela López Arango; el vocal de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná, Mateo Busaniche; y la ministra de Gobierno y Justicia de la provincia, Rosario Romero, entre otras autoridades invitadas.

 

Necesidad de tener jueces capacitados

El ministro de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, habló este viernes en el cierre del año académico del Instituto de Formación y Perfeccionamiento Judicial de Entre Ríos.

En su mensaje, Horacio Rosatti marcó la necesidad de contar con “jueces cada vez más capacitados, más insertados en la realidad, que actúen con convencimiento, con el convencimiento que da el conocimiento y la convicción de que las normas deben ser interpretadas”. Ponderó el “espíritu humanista” con el que el Instituto Alberdi aborda las cuestiones que marcan la agenda.

Tras el análisis de la realidad actual que impacta en los jueces y en el servicio de justicia, manifestó que “todo no está mal” y acotó: “Pero tampoco me voy a sumar a que todo está bien”, y se pronunció a favor de la capacitación y la comprensión de la realidad ya que el contexto es muy importante, subrayó.

Explicó que el ejercicio de la magistratura “requiere que cada uno tenga conciencia de lo que debe hacerse cargo” y más adelante, precisó que “el juez no inventa un conflicto sino que se hace cargo de una situación que le llega a través del expediente”. Y fue así que Rosatti advirtió sobre la necesidad de ver “hasta dónde incursiona o avanza el juez en la progresividad de los derechos”, teniendo como premisas el respeto a la Constitución y a las leyes.

Consideró que “siempre tendremos la chance de corregir algunos rumbos de acción”, para lo que consideró indispensable “conocer las normas pero entendiendo el contexto en que se deben aplicar”. Y por eso celebró la labor del Instituto Alberdi, con el que se comprometió a seguir colaborando.