Recetas: Arroz con leche, por Andrés Tedesco

168

Hoy les propongo preparar un postre que nos remite, a muchos de nosotros, a nuestra infancia, el riquísimo y tradicional arroz con leche.

El arroz con leche es un postre típico de la gastronomía de múltiples países, hecho cociendo lentamente arroz con leche y azúcar. Se sirve frío o caliente. Se le suele espolvorear canela, vainilla o cáscara de limón para aromatizarlo.

El arroz con leche tiene orígenes muy antiguos en Asia y luego se difundió a través de Europa y África. A partir del siglo XVI tras la colonización se exportó a América debido al comercio y población europea que emigraba al territorio americano.

Generalmente se le agrega pasas de ciruela o de uva y canela. También es común incorporarle vino de Oporto. Existe una variedad de arroz con leche llamada «arroz emperatriz» en la que se le añaden yemas de huevo.

Debido a la herencia hispana es muy tradicional en todos los países latinoamericanos. En Italia se aromatiza con cáscara de naranja.

Se le agrega manteca en Islandia, manzanas en Alemania, caramelo en Francia, almendras y cerezas en Noruega.

En los países anglosajones y nórdicos se suele aromatizar con vainilla, en los mediterráneos con canela, en los caribeños e isleños con coco o leche condensada, con azafrán en Irán y con cardamomo en el norte de la India.

En Turquía es un postre tradicional y se llama sütlaç.

Se puede consumir frío o tibio. A veces se espolvorea canela o se cubre con leche condensada, aunque en Asturias es habitual servirlo con azúcar quemada con un hierro candente, de modo que la superficie queda caramelizada y crujiente. En países como Argentina y Uruguay se acompaña también con dulce de leche.

 

🍚

👉 Ingredientes:

 

– Arroz tipo doble carolina 200 gr

– Leche 1 litro

– Azúcar 100 gr

– Limón 1

– Canela en rama 1

– Canela en polvo 2 cucharadas

 

🍚

👉 Procedimiento:

  1. En una olla colocar el arroz junto con la leche, la piel del limón y la ramita de canela y dejamos reposar esta mezcla de 30 a 60 minutos. Este tiempo sirve para aromatizar y embeber bien el arroz con los sabores de la canela y el limón, así cuando lo cocinemos quedará mucho más sabroso.
  2. Pasado el tiempo sugerido, colocar la olla en el fuego medio hasta antes de romper el hervor; una vez que comience a hervir, revolver cuidadosamente y agregar el azúcar. Continuar revolviendo suavemente hasta que el arroz esté al dente, la leche comience a evaporarse y la preparación se ponga más espesa.
  3. Una vez que el arroz esté cocido, apagar el fuego y dejar reposar unos minutos en la misma olla. Retirar la rama de canela y la piel del limón.
  4. Dejar enfriar en la heladera y servir en cazuelas, espolvoreado con canela.