Comprometernos a más, por Pamela Penau

98

Comprometernos a más…

Saber que se puede lograr, dejar atrás aquellos enemigos que tanto temor e inseguridad nos brindan y quitarles lugar hasta hacerlos pequeños y luego eliminarlos de nuestro día a día.

Aquellos enemigos que al comienzo parecen majestuosos cuales Gigantes de Hielo como en aquella taquillera película donde podían arrasar con todo hasta que el poseedor del martillo se impuso como héroe.

Y, ahora es nuestra parte, ahora nos toca a nosotros tomar el martillo y adquirir la fuerza para enfrentar cualquier batalla. Es hora de decir ¡Basta! a los miedos, a los juicios y a cualquier “pajarito” que quiera comernos la cabeza.

Es hora de comprometernos y hacernos cargo de lo que nos toca.

Mirar hacia atrás todo el camino recorrido y darnos cuenta de lo fuerte que somos, de todo lo que podemos lograr y de lo valiente que hemos sido para salir del pozo…  porque siempre se puede lograr más.

Comprometernos a más… comprometernos por los que queremos pero principalmente por nosotros porque nadie puede dar lo que no tiene y nadie puede sacarte del camino cuando la meta es grande, cuando los sueños tienen alas tejidas por nuestras manos.

Cual amanecer soleado en que abrimos las ventanas y tomamos una actitud positiva ante el día, de la misma manera declarar todas las mañanas a viva voz, soltar las excusas y caminar a paso firme hacia los resultados…

Nuestros resultados. ¡Y lo vamos a lograr!

Ya lo dijo aquel bohemio trovador que hoy nos mira desde arriba como los ángeles de Win Wenders: “No digas No Puedo ni en broma, porque el inconsciente no tiene sentido del humor y te lo recordará cada vez que lo intentes”.