Bahl ratificó el proyecto de ensanche de calle Racedo que comenzará el lunes

317
En la conferencia de prensa brindada ayer el intendente confirmó que el lunes comenzarán las obras en calle Racedo. Foto: Marcelo Miño. El Diario

La obra había sido cuestionada por algunos vecinalistas debido a que se deben sacar árboles, en el tramo que va desde Avenida de las Américas a Avenida Ramírez. El Intendente aseguró que se plantarán tres ejemplares de especies autóctonas por cada uno que se extraiga.

 

La obra de ensanche de calle Racedo, desde Avenida de las Américas hasta Ramírez, comenzará formalmente el lunes. Así lo anunció este jueves 21 de enero el intendente Adán Bahl en una conferencia de prensa que se realizó en la Casa de la Costa. El proyecto había generado una polémica con algunos vecinos, con la Asamblea Ciudadana Vecinalista y grupos ecologistas que cuestionaban que para concretarlo se debían talar alrededor de 100 árboles.

En ese sentido, Bahl ratificó que el proyecto contempla plantar tres nuevos ejemplares por cada árbol extraído y subrayó que se cuenta con todos los estudios previos de impacto ambiental y las aprobaciones correspondientes de acuerdo a la normativa vigente.

“Tenemos la necesidad y la decisión política de avanzar en la concreción de esta obra”, enfatizó el jefe comunal.

La rueda con los medios de prensa locales se realizó luego de una reunión donde convocó a vecinales, vecinos e instituciones (Facultad de Agronomía, Mesa de Arbolado, empresa que ganó la licitación, Uocra), el intendente Adán Bahl ofreció este jueves en Casa de la Costa una conferencia de prensa fundamentando la necesidad de encarar la obra en el marco de un plan estratégico que contempla intervenciones en diferentes arterias.

A FAVOR Y EN CONTRA. “Hay algunos que están a favor y otros que no lo están. Hemos convocado también a algunos vecinos de otras vecinales, concomitante a la arteria que van a tener muchísimos beneficios, a las presidentas y presidentes vecinales incluidos en la zona, a determinados actores de la Mesa de Arbolado que nuestra gestión creó. También a la UOCRA, a la empresa que ganó la licitación y también el secretario de Ambiente dela provincia”, subrayó el Intendente.

“Tomamos la decisión de llevar adelante el ensanchamiento de esta arteria basada en estudios técnicos. Es un informe en el que ocho expertos expresaron la opinión de qué arterias en nuestra ciudad era necesario ampliar para darle mayor dinamismo, buscando la circularidad. Estamos en una ciudad que no es demasiado grande y sin embargo lleva muchísimo tiempo ir desde un punto a otro. Fue un estudio completo de la movilidad en toda la ciudad y surgieron distintos tipos de soluciones. Una de las propuestas fue el ensanche de avenida Racedo y también el ensanche de Rondeau que estamos construyendo. Un antecedente del BID va en el mismo sentido, en la necesidad de ampliar arterias de nuestra ciudad para lograr mayor movilidad”, remarcó.

“Vinculado con el recambio de cañerías de agua, sistematización para captar los hídricos excedentes en días de lluvia, se realizó un análisis de todo el sistema de desagües pluviales y cloacales, las reparaciones y adecuaciones pertinentes, señalización y semaforización e intervención en las veredas  lo que va a generar una arteria muy dinámica, revalorizando la zona”, agregó más adelante.

ÁRBOLES. En cuanto a los árboles que deberán extraerse, Bahl señaló que la municipalidad tiene una política de ampliar el arbolado en la ciudad: “Hemos plantado el año pasado 1.400 árboles en la ciudad. En calle Rondeau vamos a plantar 100 árboles nuevos. Tenemos la planificación de este año de hacer 4.000 árboles nuevos. Estamos en la sintonía de hacer una ciudad verde”.

En ese tramo de calle Racedo hay dos líneas de árboles y los que se verán afectados serán los de la primera línea, es decir los que quedarán en la trama de circulación. De alrededor de 200 árboles se retirarán 87.

“La solución es la sustitución: por cada árbol que se extrae se plantan tres. Lo que hemos estado hablando es que esos tres sean adultos, que no sean finitos, que tengan un desarrollo de 10 años para que la compensación sea muy rápida”, manifestó.

También, aclaró que muchos de esos árboles corresponden a especies exóticas y serán reemplazados por autóctonos, como lapachos. “Según un estudio de la UNER Paraná tiene alrededor de un 40% de especies exóticas en su arbolado. La mayoría son fresnos”.

En otro tramo de su alocución, Bahl se refirió a las consecuencias laborales que ha tenido el retraso del inicio de las obras: “Hay un derecho a trabajar. La pandemia ha implicado que muchos paranaenses se quedaran sin trabajo y la obra pública es una herramienta para dinamizar la economía. Hay obras que no se inician y eso tiene un lucro cesante. Tenemos la decisión política de avanzar con la construcción de esta obra. Queremos que los vecinos se incorporen a esta metodología. No es ganar o perder es incorporarse. Con el tema de los árboles pensamos exactamente lo mismo”.

ERRORES. En cuanto a las diferencias de opinión con algunos vecinos y vecinalistas, Bahl admitió que pudo haber errores en la comunicación.

“Tal vez esta explicación se hace de manera tardía y si fue un error se va a subsanar. Lo primero que hicimos fue convocar a las vecinales. Se les mostró este proyecto y los estudios técnicos. Hicimos las gestiones para conseguir el financiamiento y fuimos el primer municipio del país en firma el convenio dentro del programa Argentina Hace. Llevamos un proceso licitatorio con un pliego auditado por Nación con los requisitos que exige la legislación, con los estudios de impacto ambiental, certificaciones pertinentes y distintas soluciones”, aclaró.

Posteriormente, ratificó: “La obra se empieza el lunes. No puedo asignarles a seis vecinos la representatividad de todos. Estamos haciendo una obra importante para la ciudad sustentada en estudios que no son nuestros sino elaborados por el CFI y el BID. Todo esto lo hacemos para tener una mejor ciudad”.

“Un sinsabor”

En el diálogo con la prensa, el intendente Bahl se refirió a un escrache que sufrió días atrás en su domicilio particular por parte de un grupo de vecinos que se oponen a las obras en calle Racedo.

“El único sinsabor que tuve fue una manifestación de 40 vecinos en mi domicilio. En lo humano lo lamento por mi hijo menor que estaba solo, porque con mi señora estábamos en Buenos Aires y no lo pude abrazar para decirle: ‘Quedate tranquilo que no van a entrar, no te van a hacer nada’. Nunca me había pasado eso. Pero no lo tomamos, y lo dejamos de lado. Apostamos al diálogo y al diálogo constructivo”, expresó Bahl.

Acuerdo de los vecinalistas presentes

Luego de la reunión, vecinalistas y vecinos expresaron su opinión sobre los anuncios del Intendente.

Juan Villamea, de la vecinal Juan Domingo Perón, señaló: “Estoy de acuerdo con el ensanche de Racedo. Resalto y veo positivo al encuentro, por lo tanto espero que en el futuro se sigan dando estas reuniones en todo tipo de obras que se realicen”.

Olga Salas, de la vecinal Olegario V. Andrade, dijo que la obra, aparte de favorecer el crecimiento de la ciudad, “le favorecerá mucho a la gente del barrio en cuanto al tema de los desagües”.

En tanto Ariel Veidor, de vecinal Elpidio González, reflexionó que “muchos vecinos de la ciudad creemos que la obra es importante. Entendemos que algunos frentistas tienen la sensación de perder un poco el espacio verde, algo que nadie quiere perder. Y comprendemos también que la obra va a ayudar a la ciudad y le va a dar un impacto interesante».

Luis Balbuena,  de vecinal Sáenz Peña, dijo: “Me pareció positiva la explicación que dio el Intendente a los vecinos. Para demostrar que la obra es importante para todo Paraná y para los vecinos de la zona. Es un punto de partida para iniciar las obras complementarias, como la conexión con Maciá hasta 9 de Julio”.

Para Nicolás Meyer, frentista de calle Racedo, la reunión fue positiva para dejar en claro algunas cuestiones que «hacían ruido en nuestra cuadra. Me pareció correcto el expresar del intendente, en su convicción de que la obra se va a hacer y que busquemos la solución al problema de los árboles”.