7.3 C
Paraná
martes, julio 27, 2021
  • Entre Ríos
  • Nosotros
Más

    Valoran que en las adopciones se privilegie a los niños y adolescentes

    La reaparición de grupos que promueven la supuesta necesidad de cambios radicales en los regímenes de adopción justificó la consulta a Anahí Devetter, referente de Familias Entrerrianas juntas por la Adopción, quien cuestionó la perspectiva y explicó qué aspectos deben tenerse en cuenta en un proceso de estas características.

     

    Redacción EL DIARIO

     

    Identificados con pañuelos rojos, un grupo que usa habitualmente las redes sociales ha vuelto a aparecer cuestionando supuestas falencias de los sistemas de adopción. Lo hace sin fundamentar su posición y sin explicitar a qué realidad concreta se refiere porque cada provincia tiene su propia normativa.

    Así, con mensajes que en primera instancia lucen contundentes generan zozobra entre parejas que están inmersas en situaciones de adopción o que tenían en sus planes estarlo.

    En general aluden a retrasos burocráticos y distintas arbitrariedades, lo que en personas no informadas puede generar un efecto negativo.

    Dado lo sensible de la problemática EL DIARIO conversó con Anahí Devetter, referente de Familias Entrerrianas juntas por la Adopción.

    —Cada tanto aparece y desaparece este movimiento de los pañuelos rojos, ¿A qué lo atribuyen?

    –Creemos que estos movimientos aparecen por dos razones: la primera es que son personas que no han entendido que el eje de la adopción es encontrar una familia para el niño o adolescente; y no convertir el niño en una especie de rehén de un proyecto de una pareja.

    Pese a los avances sigue habiendo personas que no logran comprender que la adopción tiene como objetivo constituir una nueva familia, de cuyo proyecto forma parte fundamental la integración del niño en espera.

    Estas personas, nucleadas detrás de los pañuelos rojos, tienen la idea de que la adopción consiste en darle un hijo a aquellas personas que se anoten en el Registro de Adopción.

    Como todo se produce en las redes sociales, la segunda razón por la que creemos que ha vuelto a aparecer este grupo es por el hecho de que hay mucha gente que tal vez  no conoce el mecanismo de adopción. Tampoco conocen la reforma que se hizo en el Código Civil en el año 2015, donde se establecieron nuevos tiempos para los niños que esperan.

    En Entre Ríos existe un Registro Único de aspirantes a guarda con fines de adopción.

    REFORMAS

    –¿Qué otro aspecto destacan sobre esta reforma?

    –La reforma planteó nuevos esquemas temporales, estableciendo plazos que se deben cumplir para que el juez le otorgue el estado de preadoptabilidad al niño. La norma también determinó cómo se debe intervenir luego de que se haya producido la preadoptabilidad; los tiempos para las guardas y el tiempo para el juicio de adopción.

    Insistimos en que la adopción tiene como eje principal el derecho de una familia para los niños y ese debe ser el objetivo de toda adopción: cumplir con el derecho del niño a tener una familia, lo que obliga a una adaptación de los papás y los hijos.

    Parte de la razón de ser de Familias Entrerrianas juntas por la Adopción es acompañar a los postulantes y también a los que ya conviven con los chicos para que todo ese proceso de adecuación a nuevos espacios, nuevas rutinas y nuevas formas de ser esté contenido gracias a los padres que ya atravesaron ese momento.

    LOS RECLAMOS Y LA REALIDAD.

    —¿Consideran que alguno de sus reclamos aparece justificado en la realidad entrerriana?

    –Los reclamos que este grupo hace no tienen correlato con la realidad; por ejemplo, cuestionan aspectos que ya están resueltos en las distintas reformas de la normativa nacional. Y mucho menos en el caso de Entre Ríos, cuyo modelo ha sido reconocido por distintas jurisdicciones provinciales.

    Ellos hablan, por ejemplo, de que los tiempos de la adopción son lentos, pero hay que tener en cuenta que las familias deben desarrollar una capacidad de adaptación y en el mismo sentido debe integrarse el nuevo integrante, y que ese trayecto a veces es sencillo y oras veces cuesta un poco más. Pero al camino hay que hacerlo siempre. No se trata de asignarle un hijo a una pareja sino de colaborar para que se creen las condiciones de una nueva familia.

    No es sencillo encontrar postulantes para los niños que esperan.

     

    ACOMPAÑAMIENTO

    Familias Entrerrianas juntas por la Adopción es un grupo abierto que tiene una cuenta en Facebook y encuentros presenciales periódicos. Esa comunidad lleva adelante un acompañamiento humano para tramitar de la mejor manera las ansiedades, las incertidumbres, las dificultades que significa ser parte de un proceso de adopción. En Entre Ríos, además existe un Registro Único de aspirantes a guarda con fines de adopción en el que desarrolla su trabajo un equipo interdisciplinario. Si bien uno no depende del otro, el Registro y Familias Entrerrianas juntas por la Adopción cumplen un papel complementario.

     

    RUAER: Llamado a convocatoria pública para adopción de una niña de 6 años

    Piden adaptar las licencias  a la situación de adopción

    Se cierra el Mes de la Adopción

    Desde su creación, el RUAER otorgó más de 500 guardas con fines adoptivos

    En febrero abre la primera inscripción de adoptantes

     

     

     

     

     

     

     

    Lo más leído

    Agroclave