Protesta de transportistas ya afecta a la distribución y el abastecimiento

118

Los principales rubros perjudicados por esta medida son la industria automotriz, el agro, la producción de acero y el sector de alimentos, entre otros.

 

La Unión Industria Argentina (UIA), las cámaras Argentina del Acero y de la Industria Aceitera de la República Argentina-Centro Exportador de Cereales (Ciara-Cec), y terminales automotrices advirtieron que los “retenes” que realizan transportistas autoconvocados en las principales rutas y accesos de las provincias del centro del país comenzaron a provocar inconvenientes en la distribución, la producción y el abastecimiento.

La medida comenzó de manera parcial el último sábado en demanda de una recomposición de tarifas convocada por una entidad autodenominada Transportistas Unidos Autoconvocados (TUDA), de carácter independiente y sin representación gremial empresarial.

Los principales rubros afectados por esta medida son la industria automotriz, el agro, la producción de acero y el sector de alimentos, entre otros.

En un comunicado, la UIA pidió ayer que “se garantice la normal circulación y el consecuente abastecimiento en establecimientos industriales” afectados por la interrupción del transporte de cargas, y puntualizó que «ante este delicado panorama» resulta «indispensable recuperar los niveles de actividad previos al inicio de la pandemia».

De acuerdo con la entidad industrial, dos automotrices de la provincia de Córdoba -Fiat y Renault- debieron paralizar la línea de producción “ante la falta de autopartes” derivada de la protesta de camioneros, lo que provocó “la suspensión de operarios”.

La industria siderúrgica también manifestó su preocupación por los piquetes de los transportistas al asegurar que “comienza a manifestarse un faltante de productos semielaborados, necesarios para la fabricación y el abastecimiento de productos finales para varias cadenas productivas como construcción, agro, línea blanca y autopartes”.

A través de un comunicado, la Cámara Argentina del Acero señaló que “se está trabajando casi a total capacidad para permitir el normal abastecimiento de bienes necesarios para los distintos segmentos de mercado”.

“En este momento tan desafiante para la cadena de producción de acero, creemos que es imperioso llamar al diálogo y evitar medidas que ponen en riesgo el trabajo de una enorme cantidad empresas y personas que, de manera directa o indirecta, se ve perjudicada por este accionar”, sostuvo la cámara.

Las medidas de protestas iniciadas el sábado afectan -aunque no exclusivamente- la circulación del transporte de cargas en las principales rutas de las provincias del centro del país: Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y Buenos Aires.

Allí los transportistas agrupados en TUDA impiden el paso de cargas, con excepción de la industria farmacéutica e insumos médicos, explicó su titular, Santiago Carlucci.

Por esa razón también se vio alterado el ingreso de camiones de granos a las terminales portuarias del Gran Rosario, en Santa Fe.

El informe diario de “posición de camiones” de la Bolsa de Comercio de Rosario indicó que hoy ingresaron 294 vehículos, equivalente al 12 del total registrado la semana anterior, cuando se descargaron 2414.

La UIA indicó que “los cortes afectan particularmente a la industria en función del desabastecimiento de insumos, las complicaciones para distribuir los productos y la detención de líneas de producción”.

La entidad destacó que “los cortes de rutas estratégicas en las provincias con mayor densidad industrial impiden la circulación tanto de los transportes que abastecen con materias primas e insumos, como los que retiran para la distribución los productos terminados de los distintos establecimientos fabriles”.

En ese sentido, puso el acento en la industria alimenticia y de bebidas “donde la mercadería refrigerada se vio comprometida y en algunos casos, incluso, debió ser desechada por la ruptura en la cadena de frío”.

Según explicó Carlucci, titular de la TUDA, las protestas “nacen de la situación de emergencia que está atravesando el sector del autotransporte de cargas” por “los altos costos logísticos, que suben en forma escalonada, y no así la tarifa”.

El dirigente transportista advirtió, en declaraciones a Cadena 3, que “las manifestaciones con retenes” se extenderán “por tiempo indeterminado” y que aguarda un llamado “a una mesa de negociación”.

La protesta también se hizo sentir en el túnel subfluvial, que une Santa Fe y Paraná, lugar del cual se retiraron tras la notificación realizada por Gendarmería.

De acuerdo a la publicación de diario El Litoral de Santa Fe, la medida se mantiene en algunas rutas de esa provincia:

«Este miércoles se cumple la tercera jornada de reclamo de transportistas en diversos puntos de la provincia de Santa Fe.

De acuerdo a lo informado por las autoridades, los cortes eran al tránsito pesado en las siguientes rutas:

RN A012: En la intersección con RP 18

RN 33: altura de Rufino y Chabás

RN 19: altura de Josefina, el tránsito liviano circula con normalidad.

Cabe señalar que pasadas las 20 de este martes se levantó la manifestación que estaba instalada en las adyacencias del túnel subfluvial, en jurisdicción de la Ruta Nacional 168.

La protesta es por la demanda de una recomposición de tarifas convocada por una entidad autodenominada Transportistas Unidos Autoconvocados (TUDA), de carácter independiente y sin representación gremial empresarial.

Los principales rubros afectados por esta medida son la industria automotriz, el agro, la producción de acero y el sector de alimentos, entre otros».