Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Paraná, Policiales, Sociedad

Causa Caudana: acusados usaban un mapa con los puestos camineros de la provincia

Un policía federal sostuvo que la organización que lideraba Elbio Caudana utilizaba un mapa de Entre Ríos con los puestos camineros señalados. Evaluó que era para evadir los controles. También ratificó que la organización fue develada por las escuchas telefónicas.

 

Gonzalo Alexis Mendoza, efectivo de la Brigada Área Paraná de la Policía Federal Argentina, sostuvo que del celular de Matías Caudana, uno de los hijos de Elbio Caudana, quien es juzgado ante el Tribunal Oral Federal de Paraná junto a otras 21 personas por el presunto delito de narcotráfico, se extrajeron mapas de la provincia que tenían los puestos camineros de control marcados. El efectivo evaluó que se trató de las tareas de inteligencia que desarrollaban los investigados para evadir los retenes. En la audiencia se exhibió la foto extraída del celular. El policía también expuso que Caudana adquiría cocaína en Escobar, en Buenos Aires.

Mendoza sostuvo que las escuchas telefónicas directas, en tiempo real, permitieron develar la estructura de la organización que fue investigada entre marzo y octubre de 2016. Al igual que su par de la Federal, Gustavo Pérez, Mendoza señaló que la investigación sobre Caudana es un desprendimiento de la que se llevaba a cabo en torno a Morrón Herlein. De las escuchas en esta última pesquisa, surgió el nombre de Walter Ramírez, alias El Viejo, que era el intermediario entre Caudana y quienes le compraban cocaína para la reventa. Ramírez actuaba desde la Unidad Penal Nº 1 de Paraná, donde estaba recluido desde 2015 por narcotráfico. El testigo mencionó que en las escuchas se determinó que Ramírez “intermediaba” a través de su pareja, Sandra Bernal, alias Chili, que vendía la droga en Villa Mabel, en su casa o en la de su padre, de apellido Solioz. Mendoza aseguró que las escuchas revelaron que Caudana era el proveedor.

 

OPERATIVOS

En el Tribunal Oral Federal se concretó este jueves otra audiencia en el juicio por narcotráfico.

El efectivo recordó dos operativos en los que se preveía que Caudana llevaba cocaína hacia Concordia, a su contacto en aquella ciudad: Rosana Bonasola. El primero en la ruta Nº18, en la intersección de las rutas 32 y 6, cuando el auto en el que iba Caudana con su pareja Rosalía Sánchez, fue detenido por personal de la Policía de Entre Ríos, pero no se halló droga y sí que tenía un carnet de conducir falso. Mendoza evaluó que uno de los hijos de Caudana que llegó al lugar siguió viaje a la Capital nacional del citrus llevando la droga. El segundo ocurrió en la estación de servicio de ingreso a Villaguay. Allí, escondidos entre la carrocería y los paneles de la puerta trasera, se halló diez kilos de cocaína.

El testigo precisó que de los diálogos entre Caudana y Bonasola surgió que los diez kilos de cocaína se pagaban entre ciento diez mil y ciento veinte mil pesos. También reveló que la droga no se pagaba contra entrega sino que se fiaba y hasta se entregaba para ser saldada en cuotas. Esto último le fue útil para responder a una pregunta de la defensa de Caudana, que le pidió precisiones para que explicara cómo sabía que Caudana había dejado dos kilos de cocaína en Santa Fe y no la cobró, si del allanamiento a la casa de Sánchez no se secuestró dinero que pudiera dar cuenta de aquella transacción.

En la audiencia surgió el nombre de Patricia Leiva, de quien Mendoza señaló que en su casa de San Benito se advirtieron movimientos característicos de la venta de droga. También dijo que Leiva conocía a Caudana pero no a otras personas de la organización.

 

Cuándo continúa

El juicio a 22 personas que comercializaban drogas en varias ciudades de Entre Ríos se reanudará el lunes 3 de diciembre.