En Paraná, se registra una leve mejora en el sector inmobiliario, dice Armándola

329
Entrevista con el vicepresidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Entre Ríos.

Luego de un 2020 muy difícil, donde la actividad económica se vio muy resentida, los negocios inmobiliarios no estuvieron ajenos a esta situación y marcaron un importante descenso. Sin embargo, en el inicio de este año parece ser que el sector marca otra tendencia y las expectativas para su recuperación empiezan a crecer.

SANTIAGO DALZOTTO / [email protected]

EL DIARIO habló con el vicepresidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Entre Ríos y director del Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios, José María Armandola, quien comentó cual es la situación actual del sector y cuáles son las expectativas para este 2021.

En principio, el entrevistado habló sobre el presente que atraviesa el sector a nivel urbano con respecto a la compra y venta. “Estamos en un muy buen momento para comprar inmuebles ya que los precios no subieron demasiado. Es decir, subieron pero no como deberían acompañando a la inflación, entonces pensamos que es un muy buen momento para comprar. Por otro lado es un muy buen momento participar de los fidecomisos al costo, porque a valor dólar la construcción hoy está barata. Entonces, como los proyectos llevan entre un año y dos, hacer una inversión a bajo costo y después vender a valor de mercado en ese lapso de uno o dos años resulta ser un muy buen negocio para el inversor”, señaló Armándola, y agregó que “debería el inversor estar viendo hoy el buen momento para comprar, generalmente no es así, pero cuando se trasmite el mensaje que el precio está bajo muchas veces viene alguien a comprar y pretende que el precio se encuentre más bajo y en realidad lo que está pasando es que todos los precios están bajos. Es un buen momento de compras para después vender en otro momento cuanto los precios mejoren en general”, remarcó el entrevistado.

En ese mismo sentido, habló sobre el movimiento que hubo en los últimos meses y cuáles son las expectativas para el año. “Lo que se movió mucho dentro de esta compra-venta urbana es la venta de terrenos, porque es obviamente lo más barato dentro de los que son los inmuebles, y siempre estos son el refugio de la inversión sea ladrillo o tierra. Cuando no alcanzas a comprarte un departamento, una casa o el inmueble que quieras, optas por invertir en un terreno que a la larga no te traiciona nunca. Está demostrado que la inversión inmobiliaria a superado toda la crisis y ha dado mejor rendimiento, si el inversor tiene la paciencia de salir en el momento justo seguramente siempre gana”, expresó José María Armandola en dialogo con EL DIARIO.

LOCACIONES. “Hemos optado por hacer, a través del colegio y del centro de estudios del colegio, encuestas porque hemos visto que se dan cifras que no son reales a nuestro entender y el resultado de las encuestas que se hicieron en todo el país dirigida desde el Colegio de Corredores Inmobiliarios nos dieron resultados muy diferentes a los que se dicen desde algunas entidades que no representan a nadie”, remarcó Armándola. Y detalló: “En cuanto a la vivienda se puede decir que hay una ocupación arriba del 90 por ciento y que prácticamente no hay situaciones complicadas, como así tampoco ni una situación judicial. Con respecto al alquiler comercial, pasó por un momento muy malo a mediados del año pasado y hoy se está recuperando. La desocupación llego a ser del 25 por ciento en algún momento y hoy está promediando la mitad de esa cifra”, informó.

“Esto significa que se están alquilando locales nuevos, es decir que hay gente que está apostando a alguna reactivación económica  que lo dirán los economistas y veremos si es una reactivación real o es una reactivación por una gran caída que hemos tenido. Lo que se está reflejando es que la gente esta alquilando y está apostando a que este año haya más movimiento con la esperanza de salir de la pandemia. Estamos en un camino de mejora, leve pero mejora al fin”, expresó el vicepresidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Entre Ríos.

Para cerrar con respecto al interés y la ocupación agregó que “hay mucho interés por los locales, sobre todo lo que están bien ubicados, y tenemos más desocupación en locales de barrio”.

VALORES. Consultado sobre el incremento que tuvieron los diferentes negocios inmobiliarios en estos últimos meses y la diferencia entre las distintas zonas de la ciudad, Armándola señaló que “los costos tratan de acompañar a la inversión, pero indudablemente los ingresos de todos decayeron, tanto de los inquilinos como de los propietarios. En este sentido es importante remarcar que, en cuanto a la renta de los propietarios, están pasando por uno de los momentos más difíciles de la historia. Lo bueno es que el inmueble siempre te da un resguardo de valor y en algún momento va a recuperar el valor del inmueble y el valor de la renta”.

El mercado inmobiliario de Paraná experimenta una leve mejora desde comienzos del nuevo año.

DEPARTAMENTOS. Esta época es una de las más codiciadas para los inquilinos que buscan un departamento por primera vez o un espacio para renovar su vivienda. En una ciudad como Paraná esta es una de las épocas en donde mayor cantidad de departamentos se buscan para alquilar teniendo en cuenta la gran afluencia de estudiantes del interior que tiene la capital provincial.

“Hasta ahora no se ha reflejado una gran demanda, suponemos que eso va a pasar a fines de enero o principios de febrero. Todos están esperando gastar menos, es decir tratar de ahorrar este mes todavía. Esta es la época en que se dan los alquileres de estudiantes principalmente, el mercado locativo se mantuvo con movimiento, por suerte no cayó”, indicó el entrevistado.

QUINTAS. Siempre a esta altura del año aparecen diferentes casas quintas que se ofrecen para su alquiler de manera privada. En ese sentido, y sabiendo que en las afueras de Paraná y localidades aledañas hay un importante número de este tipo de viviendas, Armandola comentó que “se trabaja muy poco porque es un producto que escasea y no todos están dispuestos a pagar lo que los propietarios piden. Se alquilan a valores muy similares a otros lugares más turísticos, pero es un mercado muy chico. No está formado ese mercado en Paraná, el propietario de la quinta no la construyó para alquilarla, sino que la fue haciendo para uso propio. El paranaense lo toma como que si esta alquilando su casa propia, entonces es un poco más complicado. Hay muy lindas casa quintas en nuestra zona pero se alquilaron muy pocas, es un mercado muy pequeño”, indicó respecto a lo que son los alquileres de casas quintas en la zona.

 

ESPERANZA. “Esperemos que el DNU nacional que congeló todo hasta el 31 de enero no se prorrogue porque eso provoca grandes problemas en donde no hay problemas. La gente se ha arreglado y llegó a acuerdos y no hemos llegado a juicios en ningún caso. Entonces, volver a cambiar las reglas del juego sería una intromisión en los contratos privados que genera muchísimos perjuicios en la confiabilidad de los contratos que se basan en la confianza”, remarcó José María Armándola en torno a las medidas del gobierno nacional.

Para cerrar recordó que todos los contratos nuevos se deben hacer de acuerdo a lo establecido por la ley, es decir por un periodo de tres años tanto los habitacionales como así también los comerciales.