Voces a favor y en contra de la reasignación de fondos a CABA

154

El proyecto que quita el punto extra de coparticipación que el expresidente Macri había otorgado al gobierno porteño por el traspaso de la policía sumó ayer nuevas voces a favor y en contra de parte de oficialistas y opositores, luego del respaldo en Diputados y en vísperas de la discusión en el Senado, hoy.

 

El punto de discordia está centrado en la reasignación de recursos para la Ciudad, que, de acuerdo con el proyecto aprobado por la Cámara baja y girado en segunda revisión al Senado, será convenida entre la Nación y el distrito porteño, con una suma que deberá ser consensuada entre ambas administraciones.

De esta forma, Diputados respaldó la decisión del Estado nacional de reducir de 3,5% a 2,32 % la coparticipación de la ciudad de Buenos Aires, a partir de la iniciativa que establece que Nación y Ciudad deberán acordar los mecanismos de giro de los fondos y actualizar en forma trimestral el monto anual de 24.500 millones de pesos, con el que el Ejecutivo compensará el traspaso de la Federal.

El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, aseguró que «están garantizados los fondos para la Policía de la Ciudad» y celebró que las diferencias se hayan resuelto «donde se tenía que ordenar, que es el ámbito del Congreso».

Katopodis argumentó que el Gobierno buscó «corregir una situación injusta y arbitraria generada por el macrismo», en referencia a la decisión de Macri del 2016 de aumentar por decreto de 1,4% a 3,5% la coparticipación porteña, sin debate parlamentario.

En tanto, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, señaló que a partir del proyecto de ley que aprobado en la Cámara de Diputados y girado al Senado se «agregaron otros $12 mil millones de pesos al recorte” a la Ciudad, y que en total representa la suma de $65 mil millones.

En declaraciones a radio Mitre, Santilli consideró esa iniciativa como un «ataque a la Ciudad de Buenos Aires como nunca se vio”.

Además, consignó que la Capital Federal “genera el 22% de los ingresos del país” y que “recibe el 3,5%, incluyendo el traspaso de la Policía Federal en 2016, que incluye 1,4%”.

La Cámara de Diputados modificó ayer y giró en segunda revisión al Senado el proyecto que aprueba un convenio entre la Ciudad de Buenos Aires y el Gobierno nacional por el traspaso de la policía y fija ese monto en unos 24.500 millones de pesos anuales, con una actualización trimestral conformada en un 80 por ciento por el índice del salario promedio de la Policía Federal y en un 20 por ciento por inflación.

La ministra de Justicia, Marcela Losardo, opinó que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, parece «ejercer una inapropiada presión» sobre la Corte Suprema, luego de que reclamara al máximo tribunal que se expida «cuanto antes» sobre la reasignación de recursos a la ciudad.

«Rodríguez Larreta ha dicho que no acepta lo resuelto en el Congreso, ni la opinión mayoritaria de las provincias. Insiste en judicializar cuestiones políticas como lo han hecho en los últimos años. Ayer, por momentos, pareció ejercer una inapropiada presión a la Corte Suprema», escribió Losardo en su cuenta de Twitter.

En una conferencia que brindó, Rodríguez Larreta consideró que se trata de un «nuevo ataque» contra la Ciudad y expresó: «Ya presentamos una demanda ante la Corte Suprema por el primer decreto y, ahora, frente a este nuevo ataque, vamos a ampliar esta demanda para seguir defendiendo por los medios institucionales lo que le corresponde a la Ciudad».

En declaraciones a radio La Red, la presidenta de PRO, Patricia Bullrich, consideró que fue «intempestiva» y sin «ningún aval constitucional» la decisión de reducir ese punto extra de coparticipación y rechazó el tratamiento parlamentario.

Por el contrario, Macri señaló desde Twitter que la propuesta «saquea el presupuesto de la Ciudad y pone en riesgo la seguridad, la salud y el bienestar de millones de personas».