33.5 C
Paraná
domingo, enero 24, 2021
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    El cura Escobar Gaviria sumó otra condena, esta vez de once años

    El sacerdote fue condenado a 11 años de prisión efectiva por los delitos de promoción de la corrupción de menores agravada por la condición de guardador.

    Así, suma una nueva condena puesto que está cumpliendo otra por los delitos de Promoción de la corrupción de menores reiterada agravada por la condición de guardador y Abuso sexual simple agravado por ser cometido por ministro de culto (cuatro hechos), que aún no está firme.

    El Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguay declaró  al sacerdote Juan Diego Escobar Gaviria como autor material y penalmente responsable del delito de Promoción de la corrupción de menores agravada por la condición de guardador, y resolvió condenarlo a la pena de 11 años de prisión de cumplimiento efectivo.

    La condena ordena que el sacerdote cumplirá la condena en la Unidad Penal N° 5 de Victoria, donde está alojado actualmente, o en la que oportunamente se determine perteneciente al Servicio Penitenciario Provincial.

    El sacerdote llegó a este juicio con una condena de 25 años de prisión dictada el 6 de septiembre de 2017 por los delitos de Promoción de la corrupción de menores reiterada agravada por la condición de guardador y Abuso sexual simple agravado por ser cometido por ministro de culto (cuatro hechos). Esta sentencia fue confirmada por la Cámara de Casación de Paraná y está en impugnación extraordinaria ante el STJ.

    Hoy lunes 30 de noviembre a las 8.30, el Tribunal, integrado por Alejandro Calleja, Alejandra Gómez y Mauricio Derudi, dio a conocer su resolución. En los alegatos, el fiscal Rodrigo Molina y la querella, representada por Mariano Navarro, coincidieron y solicitaron una pena de 12 años de prisión para el sacerdote mientras que la defensa, que ejercieron Milton Urrutia y Alejandra Pérez, pidió su absolución.

    La sentencia ordenó “declarar a Juan Diego Escobar Gaviria, autor material y penalmente responsable del delito de Promoción de la corrupción de menores agravada por la condición de guardador, en perjuicio de XXXX (sic), y en consecuencia condenarlo a la pena de once años de prisión de cumplimiento efectivo y accesorias legales; debiendo cumplir la condena en la Unidad Penal N° 5 de la ciudad de Victoria o en la que oportunamente se determine perteneciente al Servicio Penitenciario Provincial.

    Fuentes judiciales deslizaron que la defensa del sacerdote está en espera de la resolución del recurso extraordinario que presentó ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) por la prisión preventiva que se le dictó, en la primera condena, ante el riesgo procesal de peligro de fuga. Los defensores sostienen que el sacerdote debe estar en libertad mientras la sentencia no se encuentre firme. En este sentido, se señalaron los antecedentes de los sacerdotes Justo José Ilarraz y Marcelino Moya, y el del exjefe scout, Juan Alberto Forcher, entre otros, que están con el beneficio de la prisión preventiva en la modalidad de arresto domiciliario mientras esperan la definición final de sus causas.

    Finalmente las fuentes recordaron que en octubre de este año, el Superior Tribunal de Justicia de la provincia revocó parcialmente el fallo que condenó en la primera causa a Escobar Gaviría, por lo que la pena de 25 años de prisión aún no está firme. Fue por uno de los cinco hechos por los que fue condenado en la primera causa que se le sustanció y derivó en la primera en que un sacerdote fue condenado en Entre Ríos. Así, el legajo volvió al Tribunal de Juicio de Gualeguay que deberá emitir una nueva sentencia.

     

    👉SENTENCIA

     

    Señalaron “graves omisiones” de la Fiscalía en el juicio a Escobar Gaviria

    Lo más leído