Convocan a una marcha contra el proyecto de ley del aborto

195
La marcha contra el aborto convocada para el sábado 28 de noviembre también se replicará en Paraná.

La organizan la Iglesia Católica y las confesiones evangélicas. En Paraná, se concentrarán en el Monumento a Urquiza y de ahí se dirigirán a Casa de Gobierno. Desde la organización confían que los senadores entrerrianos Olalla y Kueider voten a favor “de las dos vidas”.

Los grupos y sectores vinculados a los movimientos contrarios a la sanción de una ley de interrupción voluntaria del embarazo, conocidos como “celestes”, realizarán un acto y movilización a nivel nacional el sábado 28 a las 17. Convocada por la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica, las iglesias evangélicas y grupos de independientes, la marcha pretende visualizar el rechazo a la ley del aborto con una acción que exprese la oposición al proyecto de legalización del aborto que fue enviado por el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) a la Cámara de Diputados con la pretensión de que tenga un rápido tratamiento en ambas cámaras y pueda ser aprobada antes de fin de año. En Paraná, la concentración se realizará en el Monumento a Urquiza y desde allí los asistentes marcharán hasta Casa de Gobierno.

La situación en Entre Ríos es de particular importancia a nivel nacional. De acuerdo a relevamientos que ha realizado a nivel nacional, en la Cámara alta hay solo cuatro senadores que no han definido su postura y dos de ellos son entrerrianos. Es que los senadores Estela Olalla y Eduardo Kueider no han tenido definición hasta el momento sobre cómo votarán cuando la iniciativa pase al Senado, si es que se aprueba en Diputados.

 

ORGANIZACIÓN. En diálogo con EL DIARIO, el pastor Ricardo Diaz, del equipo de organización de la marcha en Paraná, brindó precisiones sobre cómo se desarrollará la movilización del 28.

“A la Marcha Federal la convoca la Alianza Cristiana de las Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) junto con la Comisión Episcopal y a un universo de organizaciones  de todo el país que están a favor de las dos vidas. En Paraná, la organizan el Consejo de Pastores Evangélicos, la Red de Familias Entrerrianas junto a otras organizaciones de la sociedad civil”, remarcó Díaz.

—¿Por qué se oponen a la sanción de una ley de interrupción voluntaria del embarazo?

—Porque hablar de interrumpir el embarazo es una falacia. Interrumpir da la posibilidad de continuar. En el caso del embarazo una vez realizado el aborto ya no hay posibilidad de seguir con el mismo. Se ha matado un ser humano con ADN diferente al de la madre. Además, se violenta nuestra Constitución Nacional y a los tratados internacionales aceptados por nuestro país.

—El proyecto actual, a diferencia del que se votó durante la gestión anterior y que fue rechazado, contempla la objeción de conciencia de parte de los médicos. ¿Considera que es un avance?

—El proyecto actual ha sido remozado con intencionalidad política de captar a legisladores que votaron en contra en el 2018. En esencia es lo mismo. Hay un proyecto de ley del objetante de conciencia en el Senado. Basta con aprobar ésta.

—El presidente Fernández había dicho en su campaña que enviaría el proyecto al Congreso y luego ganó las elecciones. ¿No cree que eso le da otra legitimidad a la iniciativa?

—No cuestionamos su plataforma, sí el momento de la más dura pandemia a nivel global. El que haya ganado las elecciones no le da derecho a ir en contra de nuestra ley madre, que es nuestra Constitución Nacional. Él debe ser el presidente de todos y debiera escuchar a la mayoría de su pueblo. Un gran número de sus votantes están a favor de las dos vidas. Somos la mayoría celeste.

—Entre los senadores nacionales, hay dos entrerrianos (Olalla, Kueider) que todavía están indecisos en cuanto a de qué manera votarán. ¿Qué les diría?

—Por publicaciones en medios y redes entiendo que el senador Kueider ya se definió a favor de las dos vidas, por lo cual lo felicitamos y tiene nuestro total apoyo. Resuena todavía la campaña que hemos realizado “Con aborto no te voto” y así procedimos y procederemos. En cuanto a Olalla, esperamos que deje de estar indecisa porque ella en su campaña se mostró a favor de la vida en este tema.

—¿Cómo se va a concretar la marcha en Paraná?

—La marcha en Paraná tiene su origen en la concentración de Iglesias y parroquias a las 16 horas del 28. A las 16.30 salen de esos lugares con autos y motos. Se invita a los participantes a portar banderas, globos y cartelería de Salvemos las dos vidas. También se suman cuatro caravanas más de diferentes pueblos cercanos. Todos confluyen en el monumento a Urquiza. A las 17 horas se sale caminando por Alameda de la Federación con destino al playón de la casa de gobierno. La marcha se realizará cumpliendo con los protocolos existentes en la condición de DISPO. El acto final consiste en la lectura de un documento, suelta de globos, etcétera.

“Dificulta la amistad social”

La Comisión Episcopal para la Vida, los Laicos y la Familia (Cevilaf) lamentó que el nuevo proyecto de ley de aborto enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso para su debate, contemple “por primera vez en nuestra Nación Argentina, en democracia, una ley que contenga la muerte de una persona para salvar a otra”.

“Legalizar el aborto y dar por válidas las supuestas razones que se escuchan, profundizan y dificultan la necesaria amistad social”, advierte en un comunicado difundido por la agencia católica de noticias AICA.

“Creemos que éste no es el camino, sino la inclaudicable convicción de que, salvando las dos vidas, nos salvamos todos”, sostienen los obispos de la comisión.

La Cevilaf señala que el próximo sábado 28 de noviembre se realizarán en el país manifestaciones para expresar el valor y el respeto por la vida humana desde su concepción hasta su muerte natural, por lo que los obispos miembros “alientan fervientemente a participar de dichas expresiones públicas en favor del derecho humano a la vida de toda persona garantizado en la misma Constitución Nacional”.

«Creo que estamos en condiciones de que esta vez el aborto se convierta en ley»

Aborto: «La objeción de conciencia será respetada pero no se podrá impedir la práctica»