30.7 C
Paraná
jueves, diciembre 3, 2020
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    Piden pena de cárcel para acusado de raptar y violar a una menor

    Fiscalía pidió una pena de 15 años de prisión por los delitos de Rapto y Abuso sexual. La defensa instó la absolución entendiendo que los delitos no fueron probados. El grave hecho habría ocurrido en una localidad de Paraná Campaña en 2016. Al momento de los hechos, el acusado tenía 39 años y la supuesta víctima, 13 años.

     

    En la etapa de alegatos que se realizaron este viernes, el fiscal Mariano Budasoff pidió que el imputado Marcelo Alvarado, de 39 años al momento de los hechos, sea condenado a la pena de 15 años de prisión como autor de los delitos de Rapto y Abuso sexual con acceso carnal.

    Por su parte, la defensa pública, a cargo de Fernando Callejo, pidió la absolución. Alvarado compareció en juicio oral a puertas cerradas imputado del delito de Rapto y Abuso sexual con acceso carnal, en concurso real, por un hecho ocurrido en una localidad del distrito Antonio Tomás, en el Departamento Paraná, en agosto de 2016.

    El juicio comenzó el martes con la declaración de la madre de la víctima, de psicólogos que abordaron a la niña, del médico que la revisó cuando fue hallada y de los policías que la hallaron. Ayer se escuchó el testimonio de un testigo de la defensa. El Tribunal de Juicio, integrado por Alejandro Grippo, José María Chemez y Elvio Garzón, dará a conocer el veredicto el martes 1 de diciembre a las 8.45. Fiscalía solicitó que se dicte la prisión preventiva del imputado.

    El juicio comenzó el martes 17. Se trata de determinar la responsabilidad del imputado en el rapto y posterior violación de una nena que tenía 13 años al momento del hecho. El hecho ocurrió en una localidad de Paraná Campaña en 2016.

    Aquel día declaró la madre de la víctima, los psicólogos que abordaron a la niña, el médico que la revisó cuando fue hallada después de una intensa búsqueda y los policías que la hallaron. También se escuchó el testimonio que la niña brindó mediante el dispositivo de Cámara Gesell.

     

    Testimonios

    Fuentes judiciales precisaron a El Diario que Fiscalía sostuvo ambos delitos entendiendo que el rapto se configuró no sólo porque no captó sino porque la mantuvo cautiva.

    Asimismo, se indicó que el fiscal destacó que de los testimonios quedó claro que el imputado tenía una relación con la niña y que la intimidaba, insistiendo en que aquella le tenía miedo.

    Las fuentes señalaron que Fiscalía basó su alegato en el relato que la supuesta víctima realizó en Cámara Gesell. Así, se consideró que se trató de una testimonial válida en la que las partes, en su momento, estuvieron presentes y pudieron escuchar el claro relato de la niña; relato que posteriormente fue convalidado por las psicólogas y asistentes pedagógicas del área de Niñez y Adolescencia de la localidad en la que habría ocurrido el hecho, cuando declararon en el juicio.

    En el mismo sentido, se indicó que Fiscalía consideró muy importantes el testimonio del juez de Paz local, que le dio un contexto a todo el hecho, y el del personal policial que labró las actuaciones, de las que surgiría que las cosas sucedieron como lo sostiene la acusación.

     

    El hecho

    Fuentes judiciales precisaron a El Diario que al imputado se lo acusa de que el 24 de agosto de 2016, siendo aproximadamente las 19, interceptó a la niña -de 13 años de edad- en momentos en que ella se dirigía a un kiosco ubicado a media cuadra de su domicilio, y la obligó a subir a bordo de una moto para luego llevarla hasta su lugar de trabajo en un establecimiento; y una vez allí, en la habitación del establecimiento, accederla carnalmente contra su voluntad y bajo intimidación; reteniéndola aproximadamente hasta las 9.45 del día siguiente, momentos en que la niña fue hallada por el personal policial».

     

    Lo más leído