19.6 C
Paraná
viernes, diciembre 4, 2020
  • Nosotros
Más

    Retroproyección, arte visual entre performances y experimentación 

    En esta nota conocemos de qué se trata y cómo llegó la retroproyección como técnica de arte visual a Entre Ríos. Dialogamos con Desirée y María Jesús, dos de las artistas que actualmente introducen la retroproyección a la escena artística y cultural regional.

     

    Textos: Guillermina Ferraris

     

     

    También conocida como “cine a mano”, la retroproyección se trata de una técnica analógica en la que se conjugan y complementan la experimentación visual a través de diferentes materiales, con otras expresiones del arte. “Se utiliza un aparato que es el antecesor del cañón, utilizado anteriormente para proyectar filminas en conferencias. La diferencia con un cañón proyector, es básicamente que la tecnología utilizada es analógica, y por ende las imágenes que se proyectan se van creando en el momento”, aseguró en diálogo con NOSOTROS María Jesus Álvarez, la artista visual concordiense que introdujo esta técnica en la escena cultural local. Hace 10 años se mudó a Paraná para continuar sus estudios en Arte y actualmente comparte su vida entre la docencia y la producción visual.

    Consultada sobre la técnica, Maje explicó que “Con diferentes materiales, se van creando diversas imágenes sobre la superficie del retroproyector, que suelen estar acompañadas en simultáneo de otras expresiones artísticas como música, narraciones, teatro aéreo, danza, etc. Una de las cosas que tiene la técnica, es que si bien se realiza de forma espontánea, requiere de mucho ensayo y sincronización para trabajar junto a las otras expresiones artísticas”.

    En relación a la realización de imágenes visuales de forma digital, un fenómeno que crece cada vez más, la artista explica que “lo analógico todavía tiene la magia de que se va produciendo en el momento y a su vez de las sorpresas y de ciertos efectos que se van logrando a mano. Algunas veces las imágenes que se proyectan tienen que ver con la creación de ambientes, atmósferas, con colores y formas. Otras veces, con una secuencia de imágenes más figurativas, que es lo que se suele conocer como ´cine a mano´”.

     

    La semillera local

     

    “En el año 2010 realicé un taller en Santa Fe con Julieta Tabbush, que es referente de la retroproyección en nuestro país, oriunda de Neuquén. De alguna manera ella fue la semillera de esta técnica en la zona litoraleña” cuenta Maje sobre la primera vez que se topó con este fenómeno. Tabbush enseña la técnica a lo largo y ancho del país, además de proponer eventos de los que participan grupos de trabajo interdisciplinario.

    En 2012 Maje se unió a Desirée Derrichón, una compañera que conoció en la Facultad de Artes, quien de la misma forma estaba experimentando con un retroproyector que había conseguido y así nació el proyecto Amniótica.

    “De alguna manera, para mi la retroproyección es un juego con la luz, es decir trabajamos con espacios en positivo, negativo y también traslucidos. Lo vamos generando con diferentes cuerpos, objetos, tintas, formas, colores. Jugamos con de qué manera la luz afecta en esos objetos”, aseguró Desirée

    Y amplió: “Es una experiencia más bien performática, es efímera, se van recreando diferentes situaciones, de diferentes maneras y con diversas técnicas. Es una técnica que te permite crear con múltiples posibilidades, hay algunas técnicas más indagadas que pueden ir desde el dibujo con la tinta logrando trabajar de manera real, mostrando cómo se va resolviendo la composición, borrando, sacando, agregando, superponiendo capas. Otra de las técnicas muy exploradas en la retroproyección es teatro de sombras con bicarbonato o arena, con un cuerpo que tapa de forma bastante fuerte la luz, cuando la luz pasa, se van armando figuras, situaciones, tramas, trabajando con mucho contraste”.

    “Algo que me engancha muchísimo y me habilita a sentir o hacer la retroproyección como herramienta, es que podemos tener ciertos bocetos o ideas de lo que queremos generar pero lo más importante es que es una performance visual, a la que le inciden un montón de elementos, como por ejemplo la humedad ambiente o nivel de nerviosismo que manejamos cuando estamos en la puesta en escena”, comentó Desi acerca de las cualidades que influyen en cada oportunidad en la que llevan a cabo la técnica.

    En relación a la realización de visuales digitales, la artista aseguró: “Siento que una técnica no está en oposición radical de la otra. En mi caso al menos, según lo que quiera contar y cómo, hoy en día puedo elegir y conectarme con una técnica o con la otra”.

     

    Próxima fecha:

     

    María Jesús y Desirée, integrantes del proyecto Amniótica, formaron parte de la producción de una de las presentaciones del ciclo La Noche de los Museos, que se estará transmitiendo vía streaming el 27 de noviembre.

    Lo más leído