«Sin vacuna, también habrá Juegos Olímpicos»

72

Juan Antonio Samaranch, hasta hace poco vicepresidente del COI, desvela nuevas intenciones para Tokio, como que poca o nula presencia de público internacional.

Con el Comité Olímpico Internacional (COI) preparando a toda máquina en Tokio la celebración de los Juegos Olímpicos, a darse el próximo julio después del aplazamiento debido a la pandemia, Juan Antonio Samaranch, hasta hace poco vicepresidente de este organismo, valoró algunas de las novedades que se están tratando estos días y otras dudas que se deberán resolver en los próximos meses. «Con las condiciones actuales habrá Juegos. Puedo decir que con restricciones, reservas y cautela, pero los Juegos se celebrarán en las fechas previstas», dijo el catalán.

Incluso, Samaranch explicó que la llegada de una vacuna no afectará la decisión que se ha tomado ya sobre la celebración de los Juegos. «No podemos depender de si la vacuna llega antes o un mes después. Tenemos los protocolos en orden y sabemos qué hacer en cada situación. Sin vacuna creemos que también habrá Juegos», comentó.

Una vez desvelado al acertijo, con la tranquilidad de los atletas de que, si no hay variaciones drásticas por la COVID-19, habrá cita olímpica, Samaranch dejó claro algunos de los retos que afronta el COI: «No hay plan B, estamos seguro de hacer los Juegos. Los intentaremos hacer de la manera más nornalizada posible, pero se harán». Una de esas incógnitas es el público. «La duda es cuanto público puede haber. Si fuera mañana, habría estadios con poca gente, pero no llenos. Habría muchos japoneses y con poco o sin público internacional. Esperemos que finalmente haya mucho».

Solo la logística con los espectadores es la gran incógnita que deberá esperar al desarrollo de la pandemia y de las vacunas, porque el resto está todo programado. «Tenemos los protocolos y las infraestucturas para que todos los atletas puedan estar y competir. La pregunta es qué pasará con el público», sentenció.

LOS ATLETAS SERÁN «INVITADOS» A VACUNARSE

Los atletas que participen en los Juegos Olímpicos que se celebrarán el año próximo en Tokio no estarán obligados a vacunarse para prevenir la Covid-19, pero sí serán «invitados» a hacerlo, informó el Comité Olímpico Internacional (COI).

El presidente de la entidad, el alemán Thomas Bach, hizo esa aclaración ayer durante una visita a Japón y destacó que los deportistas, entrenadores y quienes participen de la cita serán «invitados» a vacunarse en «señal de respeto» hacia sus colegas y hacia la población anfitriona.

Bach viajó a Tokio para intentar convencer a los organizadores y a los patrocinadores de la justa para que los Juegos se desarrollen con público en los estadios a pesar del actual incremento de los contagios en ese y en otros países.

Durante su visita a la Villa Olímpica, el dirigente alemán reiteró el compromiso del COI para que los Juegos sean seguros y le garantizó al Comité Organizador que serán adoptadas todas las «precauciones necesarias para que los atletas puedan relajarse».

Las autoridades están evaluando una amplia gama de medidas para combatir al virus y permitir que los Juegos, suspendidos este año debido a la pandemia, se desarrollen normalmente en julio aún si para entonces aún no existe una vacuna.

De haberla, el COI se comprometió a que sea accesible para todos los atletas, entrenadores y funcionarios de cada nación antes de ponerse en marcha la cita, cuya ceremonia inaugural está prevista para el 23 de julio y la de clausura para el 8 de agosto.